Miércoles. 19.06.2019

SEGÚN UN INFORME DEL SECTOR

La cerveza supone hasta el 40% de la facturación de los pequeños bares

Cerveza_Camarero_Caña_Bar
Cerveza_Camarero_Caña_Bar

Los cerveceros cifran en 344.000 los empleos que genera esta bebida tan popular en España, principalmente en el sector hostelero. En 2017 se consumieron más de 35 millones de hectolitros.

La cerveza supone hasta el 40% de la facturación de los pequeños bares

Verano en España. Son las 14:00. El termómetro marca 38 grados. El oasis se encuentra en el centro de la barra de cualquier bar. Cada segundo se repite la misma letanía puesta en boca de todos: “¡una caña, por favor!”. Apenas 20 centilítros de oro líquido que forman parte de los 35.698.223 hectolitros que se bebieron en España el pasado año 2017. De éstos, algo más del 60% (19,84 millones de hectolitros) se consumieron en el canal hostelería.

No es de extrañar, tal y como resalta el último informe de Cerveceros de España, que la cerveza suponga la cuarta parte de la facturación de bares y restaurantes, alcanzando hasta el 40% en aquellos establecimientos pequeños, con menos de diez empleados. Cifras que corroboran Rodolfo Aragón, propietario del Restaurante Los Tres Califas, en Córdoba, y Luis Sosa, dueño del restaurante La Chans, en San Sebastián de los Reyes (Madrid). Aragón, destaca que “en nuestro caso somos restaurante y el peso de la comida es mucho mayor que el de la cerveza o el vino”. Sosa, sin embargo afirma que, “para nosotros la cerveza puede suponer entre el 30% y el 40% de la caja al mes”. De hecho, aclara que venden unos siete barriles de 30 litros a la semana, volumen que en verano se puede elevar hasta los 12.  

A tenor de lo anterior, la cerveza es clave para la economía y el empleo. España, además de ser el cuarto país productor en la Unión Europea, es el segundo de los 27 en el que el sector cervecero genera más empleo, sólo por detrás de Alemania. Concretamente, contribuyó a la creación de más de 334.000 puestos de trabajo en el 2016, el 90% de ellos en bares y restaurantes, tal y como explican desde Cerveceros de España. A este respecto, cabe destacar que, entre enero de 2017 y enero de 2018, la hostelería sumó un total de 48.978 altas en Seguridad Social -entre régimen general y RETA-, hasta alcanzar los 1.447.647 afiliados. De ellos, más del 28% son autónomos (317.401).

No obstante, y pese a lo que pueda parecer, en la comparativa con la Unión Europea se da una paradoja. España es uno de los países de los 27 con uno de los consumos más moderados de cerveza, 46,4 litros anuales per cápita en 2016 (últimos datos de Cerveceros), casi 25 por debajo de la media europea de 70 litros.

Cultura, turismo y tapas

La reciente cultura de la cerveza es uno de los factores que inciden en el aumento del consumo. Entre 2016 y 2017 creció el 3,76%, lo que traducido a hectolitros representa casi 1,3 millones más. El mayor incremento se produjo en el canal de la hostelería, donde se bebieron 823.610 hectolitros más (+ 4,3%). En relación a este dato, el dueño de La Chans comenta que “calculamos que, desde que abrimos hace dos años, el consumo de cerveza se ha incrementado un 20%”.

El turismo es otra de las simientes que ha colocado al sector cervecero español entre los motores de crecimiento económico. “La práctica totalidad de los turistas (más del 99%) que nos visitan consume cerveza durante sus vacaciones en España. Siendo uno de los nueve productos españoles más reconocidos por los extranjeros”, constatan desde Cerveceros de España.

Maridar la caña y la tapa ha sido el tercero de los revulsivos. Ocho de cada diez consumidores bebe el líquido elemento con algo de comer, eligiendo para ello la tarde, la hora del aperitivo y la comida. En cuanto al envase, el botellín es el preferido por cuatro de cada diez bebedores de cerveza, le siguen la lata y caña de barril, que entre 2016 y 2017 sirvió 1,33 millones de hectolitros más (+15,5%).  A este respecto el gerente de La Chans indica, “es cierto que, desde hace unos años para acá, la gente se anima a probar otros tipos de cerveza pero, entre los españoles, está muy arraigada la cultura del botellín”.

Ahora bien, los gustos van por barrios y en el Manhattan -un bar de siempre ubicado en las proximidades del madrileño barrio de Arturo Soria y donde que la cerveza supone entre el 20% y 30% de la facturación-, "las cañas representan el 60% del total de las ventas, mientras que el otro 40% se reparte entre botellines y tercios", explica Jacinto, su dueño.   

Por zonas, son los andaluces los que más cerveza consumen (23,4% de cuota de mercado), seguidos de la zona centro (21,8%), Noreste e Islas Baleares (19,9%), Levante, Albacete y Murcia (16,3%), Norte de España (7,2%), Noroeste (6,6%) e Islas Canarias (4,7%).

Filón para Hacienda y el sector exterior

La cerveza está gravada por un impuesto especial que hasta noviembre del año pasado aportó a las arcas del Hacienda 285,14 millones de euros, casi cinco más que en el mismo periodo de 2016 (280,89 millones de euros). Pendientes del informe de cierre del ejercicio de 2017, el Gobierno estima que la recaudación procedente de la tasa a la cerveza se incrementará en el entorno del 4%.

Por otra parte, la cerveza es embajadora de la Marca España. Los últimos datos hechos públicos por Cerveceros de España, muestran que en 2016 se exportaron 2,4 millones de hectolitros. En la última década las ventas de cerveza española en los mercados internacionales han crecido un 261%, impulsadas por el turismo que “contribuyen al conocimiento de las cervezas españolas en sus países de origen”. A este respecto, Elton Paul Andres Knight, director del departamento internacional de Mahou insiste en que “nuestras cervezas son muy apreciadas fuera de España, no sólo por su excelente calidad, sino por los valores que transmiten. Es el momento de invertir en la internacionalización del sector cervecero nacional”. 

La cerveza supone hasta el 40% de la facturación de los pequeños bares