jueves. 17.10.2019

CURSOS DE VERANO UCM SOBRE EMPRENDIMIENTO

Cesce pondrá en marcha una 'unidad de pymes' para impulsar la internacionalización

Mesa de Internacionalización en el Curso de Verano de la UCM.
Mesa de Internacionalización en el Curso de Verano de la UCM.

Además de rebajar las exigencias de acceso en operaciones inferiores a tres millones de euros, la compañía pública estudia poner en marcha una herramienta de "preautorización”.

Cesce pondrá en marcha una 'unidad de pymes' para impulsar la internacionalización

La crisis económica, junto con globalización y las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, han sido el espaldarazo para que la internacionalización se haya convertido en algo estructural en la economía española. El número de empresas exportadoras en abril superó los 148.000, y de ellas cerca de 49.000 llevan haciéndolo desde hace más de cuatro años.

Este interés por salir al exterior se percibe también a la hora de solicitar financiación. “Tenemos numerosísimas pólizas firmadas con pymes y cada vez recibimos más solicitudes”, ha afirmado Inés Menéndez de Luarca, directora riesgo país de Cesce (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación), durante su participación en el Curso de Verano de El Escorial 'Nuevos impulsos para autónomos y emprendedores', organizado por ATA y Gestores Administrativos.

Bajo el marco del Plan Estratégico 2017–2020, que se presentará el próximo mes de septiembre y que tiene como prioridad “aumentar significativamente la base de clientes pyme”, la compañía que preside el exsecretario de Estado de Comercio Exterior Jaime García Legaz, pondrá en marcha una “unidad de pymes”, ha avanzado Menéndez de Luarca. La iniciativa tiene como objetivo “definir las condiciones para mejorar los sevicios de CESCE a las pymes”. Es decir, se identificarán las necesidades de pymes, se flexibilizarán las exigencias en operaciones inferiores a tres millones de euros y se reducirán los plazos de respuesta en la concesión de operaciones. Además, se estudia la puesta en marcha de un sistema de "preautorización" de operaciones. 

Este no es el primer paso de Cesce en su aproximación a la Economía Real, donde “somos bastante desconocidos”. Desde 2010, la compañía realiza un esfuerzo para adaptarse a la realidad del nuevo modelo económico. Así, a principios de año puso en marcha el Fondo de Apoyo a Empresas, una línea no bancaria de anticipo de facturas “de forma ágil” con tipos de interés de entre el 1,95% y el 2,75% y que, según fuentes próximas de la compañía, “está resultando de gran interés”. 

El gran desconocido

A la hora de buscar financiación para internacionalizarse en España, “la financiación no bancaria es el gran desconocido de toda empresa”, ha explicado Felipe Luengo, director de productos financieros de Cesce.  De hecho, sólo el 20% se contratan dentro de este tipo de mercado smart o mercados regulados, es decir fuera de las entidades comerciales.

Luengo ha puesto en valor que muchas empresas que salen al exterior mueren por la falta de liquidez, ya que los proveedores internacionales exigen pagar en plazos de 90 días o superiores operaciones que “por lógica” se deben cobrar al contado. “No tiene sentido pagar a 180 días productos como las naranjas”, ha apostillado.

Aguantar el tirón de las fases iniciales de la internacionalización depende de productos como la venta de crédito, en palabras de Luengo “vendo la factura al banco y me olvido”. A este respecto el seguro de crédito es determinante, ya que da acceso a información que “aporta tranquilidad a la entidad financiera”.

Además, de la pata financiera y al igual que la teoría de la selección natural de Darwin, en la internacionalización sólo sobreviven los que mejor se adaptan. Pese a que los autónomos y las pymes lo tienen más complicado que las grandes, todo parte de concebir la internacionalización como “una actitud”. Así lo ha concretado Miguel Ángel Martín, presidente fundador de Infebex (Federación española para la promoción y desarrollo de negocios del comercio exterior), quien se lamentaba de que “nos hemos incorporado a la formación demasiado tarde”.

Adaptarse a los cambios, reducir fronteras, reflexionar sobre las las oportunidades que surgen y conocer el entorno, tanto en el de los mercados interiores como el de los países destino, son claves para el éxito de las empresas que quieren llevar la Marca España a cualquier rincón del mundo. A este respecto el director financieros de Cesce ha añadido “que para internacionalizarse hay que tener información y convertirla en valor para que tenga futuro”.

Asimismo, es imprescindible diseñar programas específicos de formación. “¿Dónde se estudia el comercio exterior?”, ha preguntado al auditorio el presidente fundador de Infebex, quien ha lanzado la propuesta de extender este tipo de formación a todas las fases y grados formativos, “desde los universitarios hasta la formación profesional”.

Tendencias

Aunque el 65% de las exportaciones tienen como destino Europa, poco a poco se aprovechan las oportunidades que ofrecen los mercados de países cada vez más lejanos.

A este largo recorrido se añaden otras tendencias como el tratamiento de la internacionalización desde una perspectiva global. “Hay que tratarlo como una empresa, donde “el tablero de juego se divide en cinco áreas: marketing, gestión financiera, gestión logística, gestión jurídica y gestión aduanera”, ha descrito Martín.

Además, “la responsabilidad de la internacionalización ha de depender del 'controller' (director financiero), y pasa por el análisis aduanero, el diseño de estrategia, el control de los gastos, el calculo productividad o la determinación de responsabilidades”, ha concluido.

Hospital de empresas

Un “hospital de empresas”, así ha definido Celia Ferrero, vicepresidenta de ATA, que ha moderado la mesa, al proyecto Early Warning, que impulsará la Federación el próximo mes de septiembre. Este programa, iniciativa del Gobierno danés y enmarcado en las políticas de apoyo a la segunda oportunidad de la Unión Europea, tiene como objetivo prioritario evitar la quiebra de proyectos viables de emprendedores, autónomos y pymes. 

El programa cuenta con tres fases: de análisis, diagnóstico y asesoramiento. En el caso de España, cuenta además con el impulso de la Comunidad de Madrid -región en la que se pondrá en marcha con carácter piloto- y de ATA. Early Warning, contará también con el apoyo de empresas como Garrigues, KPMG, Heineken y Roca Junyent. "Lo que necesitamos ahora son “políticas para la consolidación. Se trata de poner todos los medios posibles para que los emprendedores puedan  solventar todas las dificultades a las que se enfrentan y que puedan ser sostenibles en el tiempo”, ha afirmado Ferrero.

Cesce pondrá en marcha una 'unidad de pymes' para impulsar la internacionalización