lunes. 01.06.2020

SINO, SE PODRÍAN PERDER 80.000 NEGOCIOS Y 240.000 EMPLEOS

Los comerciantes solicitan al Gobierno 12 medidas para salvar al sector

Los comerciantes solicitan al Gobierno 12 medidas para salvar al sector

La Confederación Española del Comercio ha enviado una carta al Gobierno en la que solicita que se pongan en marcha un total de doce medidas para salvar al sector. De lo contrario, peligraría la actividad de más de 80.000 negocios y podrían perderse 240.000 puestos de trabajo.

Los comerciantes solicitan al Gobierno 12 medidas para salvar al sector

El parón económico provocado por el coronavirus ha puesto en peligro a más de 500.000 autónomos de varios sectores, tal y como informó este medio. Uno de los más afectados ha sido el del comercio, donde está en juego la actividad de unos 80.000 autónomos y el puesto de trabajo de 240.000 empleados.

Por este motivo, la Confederación Española de Comercio (CEC) ha mostrado su desacuerdo con las últimas medidas económicas y laborales aprobadas por el Ejecutivo ya que, a su parecer, dejan totalmente desprotegido al pequeño comercio, “el gran olvidado de esta crisis”, pese a dar empleo a 1,3 millones de personas. 

En una carta remitida al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la CEC ha trasladado la necesidad de que se pongan en marcha ayudas directas y más específicas para el sector. Pedro Campo, presidente de la Confederación, aseguró a este periódico que el Gobierno todavía no ha respondido a la misiva. “Hemos trasladado al Ejecutivo 12 recomendaciones para salvar a miles de autónomos. Somos conscientes de que es complicado llevar a cabo algunas de estas medidas pero hay que recordar que la actividad comercial del país está en juego”, explicó.

12 medidas para salvar el comercio

Ante la situación económica en la que está inmersa España, desde la Confederación Española de Comercio han trasladado al Gobierno su preocupación por el grave impacto que esta crisis sanitaria está teniendo sobre el pequeño comercio en particular. Por ello, han remitido al Ejecutivo la necesidad de adoptar, de forma urgente, las siguientes medidas:

1. Medidas que inyecten liquidez

La CEC pide ayudas directas y urgentes para los autónomos del sector, que se enfrentan a un escenario de emergencia económica por la falta de liquidez. Al menos un 65% del pequeño comercio permanece cerrado desde el inicio del Estado de Alarma, teniendo que asumir costes y sin percibir ingresos, lo que les coloca en una situación de máxima vulnerabilidad. “Muchos subsectores ya venían muy debilitados y estaban viviendo prácticamente con la caja diaria o mensual, por lo que no contar ahora con ningún ingreso les terminará condenando al cierre”, señalan.

2. Suspensión de las rebajas de verano

La Confederación solicita que, con carácter excepcional, este año se suspenda la campaña de rebajas de verano, para no debilitar más al pequeño comercio. Estos autónomos no tienen la capacidad de competir con la "enorme" reducción de márgenes de beneficio que aplican las grandes superficies. “En cuanto se retome la actividad, las grandes empresas van a hacer una feroz campaña de descuentos. No estamos diciendo a qué precio puede vender cada uno, lo que queremos es que retiren esas nomenclaturas y eslóganes que puedan llevar al consumidor a hacer compras impulsivas”, explicó Pedro Campo.

El presidente de la CEC también recuerda que en Francia se ha prohibido a las grandes empresas de ecommerce vender productos que no sean de primera necesidad.

3. Tiquet especial de compra en establecimientos del pequeño comercio

Además, desde la confederación piden que se ponga en marcha bonos de descuentos destinados a la compra en pequeños comercios, con el objetivo de favorecer la recuperación de la demanda en el sector, paliar los posibles cambios de hábitos de consumo que se puedan producir tras el reinicio de la actividad y promover la importancia de la tienda física, “reforzando la estructura comercial básica que representan los establecimientos comerciales de los pueblos y ciudades de España”.

Campo explicó que es una medida que ya ha demostrado ser muy eficaz. Funcionó bien en el País Vasco durante la anterior crisis económica. Por ese entonces, las entidades financieras emitían estos bonos subvencionados por el Gobierno y el consumidor obtenía 20 euros gratis con la única condición de gastarlos en pequeños comercios en compras superiores a 50 euros.

4. Suspensión del recargo de equivalencia

También piden la suspensión del recargo de equivalencia, “un coste fijo que en este contexto resulta injustificado, al no estar realizándose ningún tipo de aprovisionamiento”, señaló el presidente de la CEC. Quién añadió que esta suspensión temporal debería servir como paso previo a la supresión definitiva de este recargo. El problema, según Campo, es que esta comisión no se da en las grandes empresas y supone la pérdida del 3% de cada venta.

5. No aplicar el IRPF

En la carta remitida al Ejecutivo de Pedro Sánchez, la CEC reclama que no se apliquen los recargos por IRPF en los tramos autonómicos del impuesto durante el ejercicio 2020.

6. Equiparación de ayudas entre subsectores

La Confederación pide también al Gobierno una mayor protección a los comercios que se mantienen abiertos, por considerarse actividades esenciales, y que están viendo reducida drásticamente su facturación por la caída de la demanda.

7. Fondo de ayudas directas a los pequeños negocios de comercio y servicios

Desde la CEC reclaman que los Ayuntamientos que cuenten con superávit, liberen las partidas presupuestarias de las obras o servicios no ejecutados, o que no se vayan a ejecutar, para crear un fondo para ayudas directas destinado a paliar el impacto negativo de esta pandemia en el comercio de proximidad.

8. Pago de deudas de las administraciones

Por otro lado, la Confederación solicita que, por parte de las diferentes administraciones públicas, se proceda al pago inmediato de las cantidades que se adeudan a los pequeños negocios de comercio y servicios.

9. No inclusión en el RAI

Ante estos momentos de extraordinaria dificultad para el sector, la CEC pide máxima comprensión y flexibilidad con los comercios que puedan caer en impago, como consecuencia de la declaración del Estado de Alarma. Solicita que no sean incluidos en el Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI), con el propósito de que puedan seguir optando a líneas de financiación.  La RAI es una lista de morosos a la que acceden los proveedores y las entidades financieras antes de realizar cualquier acción con un autónomo. Estar en este tipo de directorios implica grandes perjuicios para el dueño de un negocio.

10. Plan Renove de electrodomésticos

La organización de comerciantes pide que se ponga en marcha un Plan Renove para la ayuda a la compra de electrodomésticos de clasificación A+++ de bajo consumo. “Esta medida ayudará a reactivar un sector que puede perder en torno a 500 millones de euros a causa del impacto del coronavirus”, señalaron. Con una aportación del Estado de 50 millones de euros, más otros tantos que aportaría el sector, se podrían sustituir un millón de aparatos antes de final de año, según la CEC.

“El Estado recuperaría inmediatamente esta inversión vía impuestos, consiguiendo además lanzar un mensaje a la sociedad sobre la importancia de la sostenibilidad y de la eficiencia energética en el consumo doméstico. Asimismo, con esta medida, se ahorrarían más de 80 millones de euros al año en el recibo de electricidad de los hogares”, explicaron.

11 . Abastecimiento de la “España vaciada”

La CEC solicita que se asegure el abastecimiento de productos a los establecimientos comerciales de la “España vaciada”, garantizando que puedan ejercer su actividad, así como facilitar la entrega a los consumidores por parte del comercio en los pequeños núcleos de población.

12. Campaña de apoyo al pequeño comercio

Por último, la CEC reclama al Gobierno unas fuertes campañas nacionales de apoyo al pequeño comercio. Esta medida tiene un doble objetivo: por un lado, de sensibilización y concienciación del impacto positivo que tiene el comercio en lo económico y laboral , “así como de su aportación al paisaje y dinamismo urbano”; y por otro, que se ponga en marcha al día siguiente del levantamiento de estado de alarma, iniciativas enfocadas a dinamizar las compras en el comercio de proximidad para que recupere lo más rápido posible la dinamización de las ventas.

Los comerciantes solicitan al Gobierno 12 medidas para salvar al sector