miércoles. 30.09.2020

ENDURECER LA ANTICIPADA, FAVORECER LA DEMORADA

¿Cómo afectarían los planes que anunció Escrivá a la jubilación del autónomo?

¿Cómo afectarían los planes que anunció Escrivá a la jubilación del autónomo?
El ministro de Inclusión Seguridad Social y Migraciones anunció durante su comparecencia en la comisión del Pacto de Toledo varias reformas que podrían ponerse en marcha muy pronto y que afectarán a la jubilación del autónomo.
¿Cómo afectarían los planes que anunció Escrivá a la jubilación del autónomo?

La futura reforma del sistema de pensiones podría estar más cerca de lo que se esperaba. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ya avanzó a principios del mes de marzo que el Gobierno estaba planeando penalizar más a aquellos que se retiren antes de tiempo y aumentar los beneficios de los trabajadores que retrasen su jubilación más allá de la edad legal. Todo ello con el objetivo de garantizar la solvencia del sistema público de pensiones.

Sin embargo, el impacto que ha tenido la crisis del COVID-19 en la economía española y en las arcas públicas podría haber acelerado los planes del Gobierno. En su última comparecencia del pasados miércoles en la comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados, el ministro de Migraciones, Inclusión y Seguridad Social, Jose Luís Escrivá, adelantó que lleva tiempo trabajando con la Agencia Tributaria en varios instrumentos.

Los más importantes serían el previsible cambio en los coeficiente reductores que se están aplicando cuando un autónomo pretende jubilarse anticipadamente endureciéndolos para desencitavar el retiro antes de la edad marcada por la ley (ahora poco más de 65 años). También el ministro ha hablado de mejorar los incentivos a la modalidad de jubilación demorada, es decir, la de aquellos que siguen trabajando más allá de la edad legal de retiro. Y, también avanzó la creación de un sistema de cotización por ingresos reales para los autónomos. Y aseguró que "es algo a lo que podemos dar respuesta de forma inmediata".

Para el ministro Escrivá, la clave del problema está en el trecho que existe actualmente entre la edad efectiva de jubilación en España (64,6 años en la actualidad) y la edad legal (65,8 años en el 2020), que alcanzará los 67 años en el 2027.

Según los cálculos de la Autoridad Fiscal (Airef) por cada año que se alarga la edad efectiva de jubilación, el sistema de pensiones obtendría un ahorro del 1,2 % del  PIB y éste sería el principal caballo de batalla del Gobierno para sanear el sistema. No es nuevo el problema de déficit que padece la Seguridad Social desde hace años.

Mayores desincentivos a la jubilación anticipada

Actualmente, tanto los autónomos como los asalariados tienen a su disposición una modalidad de jubilación que les permite retirarse del mercado laboral de forma anticipada y pasando a cobrar su pensión antes de tiempo, asumiendo una penalización sobre la prestación que les correspondería de entre un 6,5% y un 8% por año adelantado. Penalización que, para el Ministerio, es insuficiente. Según Escrivá, en la práctica, este desincentivo suele ser muy inferior al 8%, por lo que hay margen de sobra para desincentivar todavía más el retiro anticipado.

Sin embargo, lo cierto es que con el sistema actual, según denuncian desde UGT, habría cerca de medio millón de trabajadores que habrían perdido hasta un 40% de su pensión por jubilarse antes de tiempo.

Desde el 2013, la Seguridad Social prevé la posibilidad de que un autónomo se jubile anticipadamente. Si ese año, tiene dos años menos de la edad legal para jubilarse, es decir, 63 años y 10 meses; si ha cotizado un mínimo de 35 años, de los cuales dos fueron durante los últimos 15 años y si el importe de su pensión a percibir resulta superior a la cuantía de la pensión mínima que le correspondería al cumplimiento de los 65 años de edad,  podría solicitar la jubilación anticipada.  

Existen cuatro tramos de ‘penalización’ que se calculan siempre en función de los años que haya cotizado el solicitante.  

  • El primer tramo corresponde a aquellos que tengan entre 35 y 38 años y seis meses cotizados, en el momento de la solicitud. A éstos, se les aplicará una reducción del 8% por año de adelanto en su jubilación o un 2 % por cada trimestre que soliciten la pensión antes de tiempo. 

  • El segundo tramo corresponde a aquellos que tengan una cotización de entre 38 años y seis meses y 41 años y seis meses en el momento de la solicitud. A estos, se les aplicará un  coeficiente reductor de 7.5%  por año anticipado y 1,87% por cada trimestre.   

  • El tercer tramo corresponde a aquellos autónomos cuya cotización supera los 41 años y seis meses y es inferior a los 44 años y seis meses en el momento de la solicitud. En este caso, se les aplicará un coeficiente reductor del 7% a su pensión por cada año anticipado (y 1.75% por cada trimestre).  

  • El cuarto tramo corresponde a los autónomos que hayan cotizado 44 años y seis meses o más. Para ellos, el coeficiente reductor será de un 6.5% sobre su prestación por cada año anticipado (1.675% por cada trimestre). 

Para que un autónomo sepa cuanto le quedará de pensión, el cálculo es sencillo. Deberá aplicar a la base de cotización el porcentaje que le corresponda en función de los años cotizados para aplicar el coeficiente reductor a su caso particular.  

El problema de todo esto, "es que no todas las circunstancias son iguales, y hay trabajadores que se han visto expulsados del mercado laboral y que han visto muy disminuida su pensión por estas penalizaciones. Estamos de acuerdo en eliminar las situaciones inequitativas que se puedan producir, como la que se refirió el ministro acerca de las rentas altas, que en la práctica se ven menos desfavorecidas que las más bajas en la jubilación anticipada. Pero, en todo caso, lo que no puede suceder es que los coeficientes se endurezcan tanto que acabe desapareciendo la opción de jubilarse antes de tiempo para autónomos y asalariados. Por que muchos sí necesitan de esta modalidad", explicó Mari Carmen Barrera, Secretaria empleo, Políticas Sociales y Seguridad Social del sindicato UGT.

Desde hace tiempo, los sindicatos vienen reclamando un tratamiento especial, o al menos que no se penalice su jubilación anticipada, para ciertas actividades penosas, muchas de ellas ejercidas por autónomos. Es el caso de la construcción, del transporte de mercancías y de viajeros, de muchas labores en el campo. Por el riesgo personal y para otros de estos trabajadores autónomos que siguen en la brecha a pesar de que han entrado en una edad avanzada.  

Los desincentivos podrían endurecerse más para los que más ingresan

Una de las cuestiones a las que se refirió el ministro Escrivá en su comparecencia en el Congreso, es que, en la práctica, el efecto del recorte de la pensión por jubilación anticipada es mucho menor en aquellos trabajadores por cuenta propia o ajena que más cotizan.

La clave de esto está en los topes de las pensiones. En el caso de los autónomos, los que cotizan por la base máxima, de 4.070,10 euros mensuales, tienen topada su pensión en 2.580,01 €/mes. Esto significa que, a partir de esa base, todo lo que cotiza de más el autónomo no lo recibe en forma de pensión. 

Pero también significa que, como la base máxima sobre la que están cotizando es mayor que la pensión máxima que ofrece sistema, un recorte del 8% por cada año de antelación sobre la la base por la que cotizan se traduce en apenas una bajada del 2% en la pensión que reciben, según cálculos de la Seguridad Social. Sin embargo, para aquellos que cotizan poco este efecto es mayor. Un recorte del 8% por cada año de adelanto en la jubilación en la base mínima -por la que cotizan la gran mayoría de los autónomos- se traduciría en una bajada similar de la pensión. Si el autónomo se retira cuatro años antes de la edad legal le correspondería un 32% menos de pensión.

Al parecer, el deseo de Escrivá  es en corregir esta situación. Según pudo saber este digital, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones estaría planteando diseñar un coeficiente reductor distinto para los salarios - e ingresos- más altos que, además, se aplicaría sobre la cuantía de la pensiódirectamente  y no sobre la base reguladora.

Eliminar coeficientes reductores para los que cotizaron 40 años 

A finales del mes de julio, el sindicato UGT y la Asociación Jubilación Anticipada sin penalizar con 40 años o más cotizados (ASJUB40) se reunieron con Magdalena Valerio,  presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo y secretaria de Seguridad Social del PSOE, con el fin de que se incluya en el borrador "una revisión del concepto de contributividad en las largas carreras de cotización con el fin de que aquellos que hayan cotizado 40 años o más generen una pensión digna y sin recortes"

En definitiva, "que aquellas personas que hayan cotizado durante tantos años se puedan jubilar antes de la edad legal sin penalizaciones. Es una cuestión de justicia y durante la pasada reunión hubo consenso a este respecto. También  lo hubo en el reciente encuentro que mantuvimos con el ministro Escrivá para plantearle este mismo asunto", explicó Mari Carmen Barrera, Secretaria de Empleo, Políticas Sociales y Seguridad Social del sindicato UGT, que estuvo presente en ambas negociaciones. 

De hecho, según Barrera, "hemos estado trabajando en este tema con todos los grupos políticos y ha habido una respuesta casi unanime, sobre la necesidad de incluir esta medida en el Pacto de Toledo. Hay consenso en la necesidad de resolver esta problemática que afecta a miles de trabajadores y a muchos autónomos, que suelen tener carreras de cotización muy largas, que han aportado  durante muchos años al sistema y que al final pueden llegar a retirarse con pensiones hasta un 40% más bajas". 

Al parecer, según Barrera, hay muchas probabilidades de que "esta propuesta salga pronto adelante Eso sí, habrá que ver cómo se plantea. Creo que va a haber una dura negociación con Hacienda para decidir en qué punto se ponen los topes a esta medida", dijo la Secretaria de Empleo, Políticas Sociales y Seguridad Social de UGT.

Incentivar la jubilación demorada

Con la entrada en vigor del Real Decreto-ley 5/2013, de 15 de marzo de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo, entraron en juego dos nuevas posibilidades. La primera es la jubilación activa, que ya es bien conocida por permitir al autónomo disfrutar de su pensión sin tener que dejar su actividad y que también pretende incentivar el Gobierno. La segunda no lo es tanto aunque, en algunos casos, puede llegar a ser incluso más beneficiosa.

Se llama complemento por jubilación demorada. Se trata de una bonificación en la base de cotización, para los que decidan prolongar su vida laboral más allá de la edad legal de jubilación

Cada vez se viven más años y, frente a esto, la Seguridad Social tuvo que adaptarse. En nuestro país, salvo para algunos colectivos como los funcionarios - donde existe una edad de retiro forzoso-, la jubilación no es obligatoria. tanto los autónomos como los asalariados pueden continuar trabajando, más allá de la edad en la que les correspondería jubilarse. Es el caso de muchos autónomos que optan por continuar al frente de sus negocio más allá de la edad de jubilación. 

Sin embargo, nuestro país está a la cola de la mayoría de países europeos en incentivos a la jubilación más allá de la edad legal. "España es un país que bonifica muy poco la demora de la jubilación", reconoció el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en su comparecencia. 

Efectivamente, otros países como Reino Unido bonifican más del doble a sus pensionistas por jubilarse tarde y en Portugal casi el triple. En España, el aumento del porcentaje que se aplica sobre la base reguladora para calcular la pensión con la jubilación demorada es de una media del 3,2% por cada año que el trabajador siga en activo a partir de la edad legal. 

No obstante, los incentivos son de hasta el 12% anual en Portugal; el 10,4% al año en el Reino Unido; el 6% en Alemania o el 5% en Francia. En España, día de hoy, los autónomos -y asalariados- que decidan dejar su actividad más tarde de la edad mínima establecida, verán bonificada su pensión con aumentos de entre el 2% y el 4% en su base de cotización, por cada año completo que retrasen la retirada. Los incentivos, en este caso, variarán en función de los años que tenga cotizados el contribuyente a partir del momento en el que empiece la demora. 

  • El 2% por cada año completo cotizado, desde la fecha en que se cumplió la edad ordinaria de jubilación vigente en cada momento. Este incremento se aplica a aquellos contribuyentes que hayan acreditado una cotización de entre 15 y 25 años, al cumplir los 65 años y diez meses -en 2020-.
  • El porcentaje ascenderá hasta el 2,75 % por cada año completo,  a partir de la edad mínima, cuando el interesado tuviera entre 25 y 37 años cotizados, al cumplir los 65 años y diez meses.
  • Aquellos que acrediten más de 37 años cotizados al cumplir la edad mínima, verán incrementada su pensión en un 4 %, por cada año completo que prolonguen la retirada.

Varios expertos y diferentes asociaciones de trabajadores autónomos y sindicatos consideran que estas bonificaciones son poco atractivas y deberían ampliarse. Para Escrivá, hay márgenes "muy amplios" de mejora en los incentivos de demora de la jubilación. "Ya existen beneficios para  alargar la edad pero, la realidad es que tienen muy poca aplicación práctica y, en algunos casos, no generan los beneficios esperados" reconoció el ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, en su comparecencia a principios del mes de marzo.

De hecho, sólo unos 60.000 trabajadores se estarían beneficiando de esta modalidad de jubilación. De ellos, entorno a 50.000 son autónomos. "Por eso, debemos centrarnos en evaluar estos mecanismos positivos y en cómo cambiarlos para que generen los resultados esperados. Durante estos próximos años va a crecer el porcentaje de personas en edad de jubilación que, por la profesión que desempeñan o por su estado de salud, van a querer seguir activos en el mercado. A ellos hay que ofrecerles esquemas mejor diseñados que les generen incentivos reales para alargar su edad de jubilación" comentó Escrivá. 

Aunque aún está por ver en cuánto aumentarían estos incentivos, lo que sí adelantó el ministro es que por cada año que se retrase la edad efectiva de jubilación, "eliminaremos un 25% del problema entre el gasto en pensiones actual y el gasto futuro".

Cotización por ingresos reales para los autónomos

 Por otro lado, según anunció Escrivá, su departamento lleva tiempo trabajando con la Agencia Tributaria en la creación de un sistema de cotización por ingresos reales para los autónomos. Y aseguró durante su comparecencia en el Congreso que "es algo a lo que podemos dar respuesta, digamos, de forma inmediata".

En concreto, afirmó que, “todavía sin poder dar detalles y obviamente a la espera del Pacto de Toledo, vemos  que es posible transitar a esta situación donde los autónomos coticen por ingresos reales de una forma gradual, pero que sea un modelo sostenible en el tiempo”. Escrivá insistió en su intervención sobre la necesidad de que el futuro sistema sea "fijo" y perdurable en el tiempo.

Otro de los aspectos que adelantó el ministro sobre el futuro sistema de cotización  es que deberían establecerse las cotizaciones de los autónomos "por tramos" de ingresos. De esta manera, el titular del Migraciones, Inclusión y Seguridad Social explicó que muchos de los trabajadores por cuenta propia que en estos momento cotizan por la base mínima y tienen bajos ingresos pagarían menos cuota. Al igual que "a otros les subiría”.

Las organizaciones de autónomos y, en especial la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), siempre han pedido al Gobierno que aquellos autónomos que no llegan al Salario Mínimo Interprofesional paguen una cuota reducida. Y que también se atienda la especial situación de aquellos profesionals por cuenta propia cuyos ingresos son bajos. También avisaron de que, dependiendo de cómo se haga esta reforma, el 20% de los autónomos tendría que pagar más.  

Sin embargo, para la Secretaria empleo, Políticas Sociales y Seguridad Social del sindicato UGT, "la creación de este sistema no sólo es positiva para los autónomos sino que además redundará en una mayor 'normalización' de su Régimen respecto al general. A la larga, acabar con las desigualdades en cotización; hacer que los autónomos que menos ingresos perciben tengan una cuota a su medida y,además, tengan aseguradas unas prestaciones y que los que más ingresan aporten más y, además, tengan mejores prestaciones va a ser positivo para todo el colectivo. Habrá que ver cómo se articula pero es una cuestión de justicia muy necesaria para los trabajadores por cuenta propia".

¿Cómo afectarían los planes que anunció Escrivá a la jubilación del autónomo?