Lunes. 22.10.2018

EL MARKETPLACE SE HACE IMPRESCINDIBLE

Las compras online crecen un 33% y rozan los 9.000 millones de euros

Las compras online crecen un 33% y rozan los 9.000 millones de euros

Los datos de la CNMC no dejan lugar a dudas. Durante el primer trimestre del año la facturación del comercio electrónico alcanzó los 8.974 millones de euros. Un 32,8% más que en el mismo periodo de 2017.  Este cambio en los hábitos de consumo obliga a una transformación en los negocios de los autónomos, especialmente en el pequeño comercio que tiene en los marketplace una oportunidad de llevar sus productos y servicios a miles de kilómetros.

Las compras online crecen un 33% y rozan los 9.000 millones de euros

Los hábitos de los consumidores han cambiado y el futuro de los autónomos y pequeños negocios pasa por la digitalización. Los últimos datos hechos públicos por la CNMC (Comisión Nacional del Mercado de Valores) no dejan lugar a dudas. El comercio electrónico facturó durante el primer trimestre del año 8.974 millones de euros, lo que supone un crecimiento internanual del 32,8%. Este dato es, además, más de cuatro puntos y medio superior al que se registró el pasado año cuando el ritmo fue del 28,1%.   

De los 156 millones de transacciones (+35,9%) la mayor parte fueron a parar al sector turístico. Concretamente a las agencias de viaje y transporte aéreo, lo que pone de manifiesto que cada vez más los españoles optamos por contratar nuestras vacaciones a través de plataformas digitales como Booking, Airbnb, TopRural o Wimdu. La tercera posición la ocupan las prendas de vestir, algo que no es de extrañar si tomamos como referencia casos como el de Mango o Zara, en los que el 15% y el 10% de las ventas respectivamente, llegaron a través del canal online.

Por otra parte, los informes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo,  apuntan que el 40% de los españoles realiza compras por internet de forma habitual (una vez al mes, como mínimo). Otro 25% lo hace con una frecuencia de entre treinta y noventa días. En definitiva, casi siete de cada diez, consumidores emplean los mercados virtuales para adquirir algún producto o servicio trimestralmente.

Las cifras obligan a reflexionar sobre la necesidad de que el pequeño comercio se digitalice para dar respuesta a los nuevos hábitos de consumo. “El modelo de negocio está cambiando y hay que moverse al marketplace”, explicó Evaristo Doria, máster en Negocios Internacionales y profesor de la Universidad de Georgia. Este es el reto que han de afrontar los autónomos, pymes y microempresas que quieran ser sostenibles en un futuro más que inmediato. Doria que participó el IX Congreso Acocex (Asociación Española de Profesionales del Comercio Exterior), insistió en que “la gran revolución actual ya no es internet, sino los marketplaces. Quien controla los marketplaces controla el mercado”.

Cabe destacar que, según datos del Banco Santander, en España sólo un 19% de las pymes vende online -cifra muy por debajo de la de nuestros principales competidores europeos-. Asimismo, la brecha digital supone una pérdida del 40% de competitividad en el comercio minorista.

A este respecto Victoria Vera, directora adjunta de Comercio Electrónico y Oportunidades de Negocio y directora de desarrollo digital de ICEX España Exportaciones, -que también participó en el Congreso que se celebró en Cartagena- fue tajante, “o cambia o morirá (el pequeño comercio). Hay que tener claro dónde están y dónde compran los clientes”. Tal es así que el organismo que preside Xiana Margarida Méndez y Marca España participan en marketplaces con pabellones virtuales integrados por pequeños negocios.

Españoles sin fronteras

Entre las principales ventajas de los marketplaces está la de la internacionalización. Tanto autónomos como emprendedores -que, en palabras del experto en negocios internacionales es “de quien dependerá el trabajo del futuro”- tendrán asimismo que asumir, en el corto plazo, la internacionalización como parte del ADN del negocio, “se acaban las barreras de las distancias”.

De hecho, la CNMC destaca que las webs de comercio electrónico en España obtuvieron el 52,7% de los ingresos durante los tres primeros meses de 2018, correspondiéndose el 47,3% restante se corresponde con compras con origen en España hechas a webs de comercio electrónico en el exterior.

Lo cierto es que Plataformas como Amazon, Ebay o Alibabá, han permitido que cada vez sean más los autónomos y microempresas exporten sus productos a lugares tan lejanos como Moldavia, Shenzhen o Kazajistan. Los datos del último informe de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior, que arrojan que entre enero y julio de este año fueron un total de 149.268 empresas las que vendieron sus productos fuera de las fronteras españolas. Un 33% más que en el mismo periodo del año anterior.  Es más, se espera que el año cierre con un nuevo récord de exportadores, muy por encima de los 169.000.

Los autónomos tampoco son ajenos al virus de la internacionalización. Seis de cada cien autónomos exportan. Lorenzo Amor, presidende de la Federación Española de Asociaciones de Autónomos (ATA), afirmó bajo el mismo foro que “cuando un autónomo se internacionaliza tiene más posibilidades de ganar tamaño, consolidar su negocio y ganar competitividad”.

Las compras online crecen un 33% y rozan los 9.000 millones de euros