Lunes. 15.10.2018

UN ABOGADO EN SU BLOG EXPLICA POR QUÉ ES ASALARIADO

Condenada Deliveroo por contratar un falso autónomo

Condenada Deliveroo por contratar un falso autónomo

Este lunes un juzgado de Valencia ha fallado a favor de un antiguo rider de Deliveroo y le da la razón porque, según la sentencia, había sido contratado como falso autónomo cuando debería haber sido asalariado. Se trata de la primera sentencia en España que condena las malas prácticas de las plataformas de la economía digital, utilizando la figura del falso autónomo para ahorrar costes. Alberto Toldi, abogado, explica por qué es un trabajador por cuenta ajena mientras que Deliveroo afirma que se trata de un caso antiguo y que, ahora, sus trabajadores son verdaderos autónomos. 

Condenada Deliveroo por contratar un falso autónomo

Los riders se han adaptado rápidamente a la fisionomía de grandes capitales como Madrid, Barcelona, Valencia. Repartidores que, armados con una bicicleta y una caja, recorren las ciudades, recogiendo y llevando las órdenes de comida a la dirección que les dice su propio teléfono móvil. Un modelo de negocio que, si bien es muy beneficioso para el consumidor, no lo es para el trabajador, ya que, supuestamente, la mayoría de estos riders podrían trabajar de forma fraudulenta, bajo la figura del falso autónomo.

Al menos, así lo ha confirmado la primera sentencia que emite un juzgado español al fallar a favor de un antiguo rider de Deliveroo. Se trata de la sentencia del juzgado nº6 de Valencia, nº 244/2018 de 1 de junio y que, tal y como ha señalado el profesor de Derecho Laboral, Adrián Todolí, en su blog, confirma que la empresa no cumplía con la legalidad vigente al tener al trabajador contratado como un autónomo y no como un asalariado. Asimismo, la sentencia a la que ha tenido acceso Todoli obliga a la plataforma a pagarle una indemnización por despido improcedente.

La sentencia que ha emitido en juzgado de Valencia -y que puede ser recurrida por parte de la propia empresa- coincide en muchos aspectos con el acta de inspección que levantó la Inspección de Trabajo de Valencia, y establecía la razones por las que éste rider era un falso autónomo. Según ha detallado Todoli son cinco los argumentos que explican porqué este repartidor es un asalariado y no un trabajador por cuenta propia:

1.- El uso del GPS: el repartido está controlado por la empresa en todo momento, llegando a medir sus tiempos de reparto.

2.- Tanto la web como la plataforma pertenecen a deliveroo, por lo que el rider carece de estructura empresarial.

3.- El coste del reparto es fijado por la propia compañía.

4.- El repartidor desconoce los restaurantes que están en la app y la cantidad de pedidos que se producen en cada local.

5.- No son ajenos a la marca, estos repartidores son “la cara de deliveroo”

Además, este profesor de derecho laboral se cuestiona en su blog si esta sentencia servirá de precedente para futuros casos: “Lo que no parece que tenga sentido es, tras esta sentencia, seguir permitiendo esta bolsa de fraude en la economía de plataformas ya que, solamente con Deliveroo, estamos hablando de más de 1.000 trabajadores que actualmente no están cotizando en el Régimen General de la Seguridad Social con las pérdidas de ingresos para el Estado que ello implica y la competencia desleal hacia aquellas otras empresas que realizan la misma actividad cumpliendo con sus obligaciones”.

“Es un contrato anterior”

Por su parte la compañía se ha defendido en un comunicado diciendo que la Justicia les ha obligado a indemnizar a un rider por un “contrato anterior” y que “no refleja la forma en la que los riders colaboran actualmente con la empresa”. Además ha validado la utilización del contratos mencantiles porque “este es el modelo que les proporciona la libertad de elegir cuándo y dónde trabajar, que es lo que los propios riders confirman que quieren".

Finalmente Deliveroo ha señalado que cuando los tribunales han examinado los contratos en el retos de países donde opera, “la Justicia ha confirmado que se tratan de verdaderos autónomos”.

Condenada Deliveroo por contratar un falso autónomo