viernes. 15.11.2019

“MIEDO” ENTRE LOS COMERCIANTES

El conflicto en Cataluña cuesta 450 euros diarios a los transportistas autónomos

Imágenes obtenidas de twitter
Imágenes obtenidas de twitter

La violencia en la calles catalanas y los cortes de carretera están suponiendo graves pérdidas en transporte, turismo y comercio, tres de los sectores claves para la economía española. Desde el lunes y sólo en el transporte, las pérdidas por el bloqueo de carreteras ya han superado los 2.000 euros por vehículo paralizado.

El conflicto en Cataluña cuesta 450 euros diarios a los transportistas autónomos

“Miedo”. Así es como resumen la situación que están viviendo los autónomos y pequeños negocios en Cataluña a raíz de que el pasado lunes se hiciera pública la sentencia del procés. Tras las emociones, se encuentran, además las pérdidas económicas. “Siempre pagamos el pato los mismos”, lamentó José Carlos López Jato, vicepresidente de Fetransa (Federación Nacional de Transportistas Autónomos).

El sector del transporte, cuyo peso sobre el PIB es del 2,9% y emplea a más de 600.000 personas, es uno de los más afectados por los cortes ocasionados  en la AP-7 y el resto de carreteras catalanas. El coste por vehículo paralizado y día es de 450 euros. Y eso, “como mínimo”, añadió López Jato. Es decir, en los días que llevan de conflicto, los transportistas han perdido una media que supera los 2.000 euros, a lo que habría que sumar las posibles sanciones por no iniciar los descansos en las horas establecidas por Ley, así como la cantidad que dejan de ganar por aquellos servicios contratados y que no podrán realizar debido a los retrasos provocados por el bloqueo. “La verdadera pérdida está en lo que se ha dejado de hacer. Eso, por el momento y hasta que no se resuelva el conflicto, es incuantificable”, explicó el vicepresidente de Fetransa. 

Según las estimaciones de la federación de transportistas, entre 4.000 y 6.000 vehículos de largo recorrido estarían afectados por el bloqueo. De ellos, entre 3.000 y 4.000 camiones cruzan cada día la autopista de La Junquera para transportar mercancías a Europa. De hecho, tal y como advirtió Fenadismer (Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España), el 60% de las exportaciones por carretera de, entre otros, productos agroalimentarios, hidrocarburos o material siderúrgico y de construcción, emplean esta vía de salida. A esto, se podría  añadir en el futuro otro agravante que es “el riesgo de que, si persisten estos bloqueos, los destinatarios de las mercancías opten por adquirir los productos en otros mercados”, señalaron desde Fenadismer.

Por su parte, el pasado miércoles, el pleno del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) emitió un comunicado respaldado por todas las asociaciones del sector, en el que se expresaba la “rotunda condena por los bloqueos y cortes” que se están produciendo en Cataluña. Asimismo, el sector muestra su “enorme inquietud” por la “amenaza” de que el conflicto se alargue e intensifique a lo largo del día de hoy ,18 de octubre, en el que las organizaciones ANC y Ómnium Cultural mantienen convocada una huelga general.

En este contexto, el Comité remitió una carta al Presidente del Gobierno así como a los Ministros de Fomento e Interior al objeto de que “se adopten las medidas que sean precisas para garantizar el orden público y la libre circulación de personas y mercancías, ofreciendo suficientes medidas de seguridad para los trabajadores del sector y sus vehículos”. No olvidemos las imágenes de los camiones y trailers bloqueados en las calles y carreteras catalanas. Situaciones en las que “hay un riesgo cierto sobre los bienes físicos. ¿Quién nos garantiza que, igual que han hecho con contenedores, no les de por quemar camiones?”, afirmo el vicepresidente de Fetransa.

OK_Barcelona_Proces5

Todo ello se produce en un momento en el que el Ministerio de Hacienda ha publicado la orden de módulos del año que, como viene siendo habitual desde 2015, no contempla la prórroga de los actuales límites de 250.000 y 150.000 euros. A este respecto, López Jato, de Fetransa, declaró a Autónomos y Emprendedores la “preocupación” de los transportistas autónomos. Algo que iría “en contra de lo que nos dio a entender el Gobierno (ahora en funciones) en las últimas reuniones mantenidas”, en las que habría manifestado su “voluntad” de fijar un “periodo progresivo” para la rebaja de los citados topes. De no prorrogarse y para no incurrir en pérdidas, unos 28.000 profesionales del sector se verían obligados a incrementar sus precios y perder, por tanto, competitividad o deducírselo de su salario. Hay que recordar que el año pasado también se publicó por estas fechas la orden ministerial donde no se contemplaba la prórroga y finalmente en diciembre el Gobierno la aprobó. 

Comercios y turismo paralizados por el miedo a la violencia

Cataluña tiene un peso del 19,1% en la economía española, representa el 2,2% del empleo a nivel nacional y cuenta con más 675.700 empresas que facturaron unos 300.000 millones de euros en 2018. Junto al transporte, el comercio y el turismo -claves para la economía catalana- son los otros dos sectores que más están siendo dañados por los altercados provocados por los manifestantes. Desde el Consell de Gremis, organización catalana de comercio integrada en la Confederación Española de Comercio (CEC) explicaron que, aunque en los medios se están haciendo públicos los testimonios de algunos comerciantes sobre el impacto en sus negocios, si hablamos de términos generales, "por el momento no hay cifras concretas”. No obstante, entre el miércoles y jueves de esta semana, sí confirmaron “el aumento de la intención de cierre” de cara a la huelga de hoy. Ahora bien, “más como una reacción previsora para no tener problemas ante posibles episodios de violencia”. Dicho lo anterior, tanto el Consell de Gremis como el resto de asociaciones de comercio se mantienen neutrales respecto a la apertura o cierre de los negocios y reiteran su posición de "respetar y otorgar absoluta libertad de decisión a los comerciantes". 

OK_Barcelona_Proces2_

Tal y como confirmó a Autónomos y Emprendedores un consultor catalán del sector del marketing cuyo negocio se encuentra en una población muy próxima a Barcelona y que prefiere mantenerse en el anonimato por las posibles represalias, “los comercios y las empresas pequeñas estamos asustados, muy asustados. Anoche quemaron coches de trabajadores. Mañana (por hoy viernes) tendremos que cerrar sí o sí para evitar que entren piquetes”. Y añadió que, “el impacto ya se está empezando a notar. No por los clientes que ya trabajan con nosotros habitualmente, que se mantienen casi en su totalidad pese al conflicto, sino por los potenciales nuevos clientes. Si ven que tu centro de trabajo está en Cataluña pierdes muchas opciones, por no decir que directamente te descartan”.

En cuanto al turismo, el pasado martes José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, Alianza para la Excelencia Turística, equiparó la situación posterior al referéndum con la que se vive actualmente en Cataluña. Entonces se perdieron 319 millones de euros de ingresos y el número de turistas cayó en 185.000. Cifras que “no son ninguna tontería”, afirmó. En esta misma línea, el Gremio de Hoteles de Barcelona, emitió el pasado miércoles un comunicado alertando de que "las imágenes que dejan estos hechos resultan especialmente perjudiciales para la reputación que proyecta la ciudad en todo el mundo, y pueden derivar en una grave afectación directa sobre la actividad turística y hotelera en Barcelona, así como sobre su conjunto socioeconómico". 

Afectación que ya se está dejando notar. Joan Molas, presidente de Cehat (Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos), afirmó ayer en una entrevista en Cope que se están produciendo "cancelaciones inmediatas" en toda Cataluña, aunque con mayor intensidad en Barcelona. Molas abundó, además, en la idea de que “el problema no es sólo inmediato, sino también para el futuro. Nos jugamos nuestro prestigio y el trabajo realizado durante muchos años”. Reino Unido, Alemania y Estados Unidos, serán los mercados emisores más perjudicados por el conflicto de estos últimos días, según la opinión de varios portavoces de las Oficinas de Turismo de España en una jornada organizada esta semana por la Federación Hotelera de Mallorca. No obstante, el sector turístico hace un llamamiento a la calma “cuando todo se relaje, el destino se recuperará muy rápido”.

Por su parte, los autónomos y el sector empresarial en general, tampoco pierden la esperanza y coinciden en mirar al futuro con optimismo “se solucionará. Tardará pero todo volverá a su sitio”. 

El conflicto en Cataluña cuesta 450 euros diarios a los transportistas autónomos