viernes. 24.09.2021

A PROPUESTA DEL PARTIDO POPULAR

El Congreso insta al Gobierno a poner en marcha un plan de ayudas para feriantes

feriantes-ayudas-autonomos
La Comisión de Industrial, Comercio y Turismo del Congreso ha aprobado una proposición del Partido Popular para instar al Gobierno a que lance un plan de ayudas urgentes para los autónomos feriantes. 
El Congreso insta al Gobierno a poner en marcha un plan de ayudas para feriantes

Desde que estalló la crisis sanitaria, el colectivo de feriantes españoles ha cesado por completo su actividad. Las fuertes restricciones sanitarias han dejado sin trabajo a miles de autónomos de temporada desde finales del 2019. Por ello, el Grupo Parlamentario Popular ha conseguido los apoyos necesarios en el Congreso de los Diputados para que se apruebe su Proposición No de Ley para instar al Gobierno a poner en marcha un plan de ayudas urgentes para que los feriantes puedan hacer frente al impacto de esta dura crisis.  

El texto fue aprobado en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Congreso, a pesar de que contó con el voto en contra de PSOE y Unidas Podemos. Un plan de ayudas para los feriantes con 15 medidas urgentes entre las que figuran varias relacionadas con la cuota de los autónomos, la extensión de los ERTE, los créditos ICO y las tasas de la Seguridad Social de los trabajadores del sector. Sin embargo, desde el colectivo sienten que esta PNL “caerá en saco roto”, según afirmó Alexia López, secretaria de la Asociación Cultural Unión de Feriantes Comunidad de Madrid. “Ya existió otra PNL por parte del grupo socialista, pero tampoco solucionó nuestros problemas. El Partido Popular quiere darnos aliento, pide más cosas, pero no llegará a ningún sitio”, comentó López.

Los grupos parlamentarios, tanto popular como socialista, recogieron las demandas del colectivo; pero desde la asociación creen que éstas no solucionarán los problemas de un colectivo que exige trabajar, no ayudas. “No se ha obtenido ninguna ayuda para poder trabajar. Todas las reuniones son negativas, sin contar que se registran las solicitudes y los Ayuntamientos hacen caso omiso”, lamentó López. “A día de hoy no hemos conseguido trabajar aún.  Los ayuntamientos nos niegan poder ejercer una actividad sin fiestas. Sin embargo, no vemos motivo para no poder trabajar como lo hacen las demás actividades al aire libre. Tan sólo hay que ver cómo funcionan los parques de atracciones, autocines o el propio zoo” comentó López. El colectivo cree que los ayuntamientos no quieren apoyar a los feriantes, utilizando las partidas presupuestarias "para otras cosas”. 

Ser feriante en tiempos de COVID-19

Los feriantes de la Comunidad Madrid llevan sin trabajar desde 2019, justo en el momento en el que se terminó para estos autónomos la temporada. Estos trabajadores por cuenta propia suelen utilizar el invierno para invertir y mejorar sus infraestructuras para una temporada que cada vez parece menos probable que vaya a producirse. Documentación, seguros, mantenimiento, reparaciones, aparatos o las luces para las atracciones requieren cuantiosas inversiones por parte del colectivo.

No obstante, desde marzo de 2020, el COVID-19 ha trastocado un modelo de vida para miles de negocios en el que intervienen casi todos los miembros de la unidad familiar. “Muchos han tenido la oportunidad de trabajar en otras cosas, gracias a las licencias de transportes que compatibilizan con otras actividades, pero aquellos que por ejemplo superan los 50 años o no tienen otra vía de escape se han quedado en la estacada” comentó López. Asimismo, se lamentan de que las ayudas directas que ha aprobado el Gobierno sólo benefician a aquellos autónomos que tienen negocios de comida ambulante, pero no a aquellos que intervienen en las atracciones, los cuales se han quedado fuera de todo tipo de ayudas y prestaciones por parte del Estado. 

Existe un ambiente de profunda indignación en el colectivo. "No entendemos porque uno se puede comer una ensalada en una terraza y no en una verbena, montar en un autobús o metro pero no en una atracción de feria", dijo López. Los feriantes se siente humillados y olvidados: "somos ciudadanos de tercera" aseguran desde el colectivo. Se sientes dispuestos y con ganas de trabajar, y admiten estar preparados como cualquier otro sector ejecutando las medidas pertinentes para lidiar con la pandemia. 

Las demandas del colectivo

Desde la Unión de Industriales Feriantes de España (UIFE), tras reunirse con el Partido Socialista en octubre de 2020, solicitaron una serie de medidas de apoyo al colectivo para afrontar las grandes consecuencias económicas derivadas del COVID-19:

  • Mesa de diálogo social entre los representantes del Gobierno y UIFE para la reactivación del sector y evaluar tanto el contexto como las medidas que se vayan aprobando.
  • Inclusión del colectivo dentro del ocio cultural e incorporar todas las actividades dentro de la sección del IAE actividades artísticas.
  • Creación de nuevos epígrafes (IAE/CNAE) específicos para ferias y verbenas, donde se incluya la hostelería y la venta ambulante.
  • Incluir en todos los negocios del sector  el tipo impositivo reducido del 10%.
  • Impulsar medidas específicas para el sector y mitigar el impacto causado por la suspensión de dichas actividades.
  • Aumentar la validez temporal de los certificados de ITV a un año para todos los vehículos de feria dedicados al transporte de atracciones o casetas con más de diez años.
  • Aprobación de una moratoria para la devolución de los créditos ICO solicitados a raíz de la declaración del Estado de Alarma.
  • Aprobación de una nueva moratoria de 1 año para el pago de las deudas tributarias
  • Habilitación de líneas de avales o créditos, facilitados por las administraciones públicas para obtener el aplazamiento o carencia de hasta los 12 meses posteriores a la vuelta de la normal actividad del sector.

El Congreso insta al Gobierno a poner en marcha un plan de ayudas para feriantes