martes. 10.12.2019

EN 2018 SE CREARON 344.000 PUESTOS DE TRABAJO EN EL SECTOR

El consumo de cerveza ha generado nueve de cada diez empleos en los bares

Jacobo Olalla, Director General de Cerveceros de España, en la presentación del informe
Jacobo Olalla, Director General de Cerveceros de España, en la presentación del informe

El dato nos coloca en segunda posición en la Unión Europea, sólo por detrás de Alemania. Además, según el último informe de Cerveceros de España los bares de menos de 10 trabajadores suponen el 97% de los establecimientos hosteleros en España y aportan el 83% de los ingresos fiscales del sector.

El consumo de cerveza ha generado nueve de cada diez empleos en los bares

¡Nos vamos de cañas! Esta frase que los españoles repetimos cual mantra una o dos veces a la semana va mucho más allá de lo lúdico. El último informe elaborado por Cerveceros de España, asociación que agrupa a los productores del sector, atribuye al consumo de cerveza la generación de 344.000 puestos de trabajo en 2018. Más del 90% de ellos en la hostelería, donde el 97% de los establecimientos son bares que cuentan con una plantilla de menos de 10 empleados. Según la asociación, el total de personas que trabajan en bares gracias al consumo de cerveza fue de 1,6 millones, un 2,8% más que el año anterior.

Las cifras que maneja Cerveceros de España se basan en el hecho de que España es uno de los países con mayor densidad de locales de hostelería a nivel mundial y en que la cerveza es el producto estrella cuyo consumo sólo es superado por Alemania. Es decir, que si los consumidores no demandasen tanta cervecza habría menos bares y menos personas trabajando en ellos.

El INE (Instituto Nacional de Estadística) cifra en 270.000 el número de establecimientos del sector. De éstos el 97% (261.900) son ‘microbares’ con menos de 10 trabajadores. Para éstos la cerveza representa el 40% de su facturación, dato que no ha variado con respecto al informe de 2017. Esto tiene que ver con la estabilidad de las ventas en el canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías). Desde 2014 siempre han crecido las ventas y, en 2018 se han mantenido en los 19,45 millones de hectolitros.

Por otro lado, el informe refleja que el consumo de cerveza fuera del hogar también se ha incrementado cuatro puntos con respecto a 2017, hasta el 67% del total. La cerveza se convierte, de este modo, en la reina de las bebidas frías con un 38,3% en valor, “muy por encima de otras opciones”.   

Por zonas, Andalucía -donde contribuye al progreso de 35.000 establecimientos de los que 11.000 son restaurantes y puestos de comida- y Badajoz son las regiones más cerveceras. Ambas concentraron el 23% de las ventas (8,3 millones de hectolitros, por delante de la zona centro (Madrid, Castilla La Mancha -excepto Albacete-, Soria, Ávila, Zamora, Segovia, Salamanca, Valladolid y Cáceres) con el 21,2% (7,7 millones de hectolitros).

Con respecto a la producción alcanzó los 38,4 millones de hectolitros (2,2% más que el año pasado y casi cinco puntos por encima que hace diez). Toda una potencia que nos coloca como cuatro país productor en la Unión Europea, donde encabeza la lista Alemania, y undécimo en el mundo, ranking liderado por China y Estados Unidos.

Aportación al mercado laboral

En la comparativa con el resto de países de la Unión Europea, España es el segundo país en el que el sector cervecero tiene una mayor aportación al mercado laboral, sólo por detrás de Alemania, donde se crearon en torno a 550.000 empleos en 2018, y por encima de Reino Unido, con unos 338.000. Asimismo, representa el 15% del empleo generado por la cadena de valor de la cerveza en los, todavía, 28.

Por otra parte, el informe de Cerveceros de España, pone en valor que por cada puesto de trabajo que se crea en la industria cervecera, se generan otros dos en el sector minorista, 3,5 en los sectores proveedores –especialmente en agricultura, con 5.700 puestos de trabajo - y 55 en hoteles, restaurantes y cafeterías.

Los datos vendrían a confirmar según esta asociación que la cerveza es uno de los motores de generación de empleo e ingresos fiscales en España. El pasado ejercicio aportó un montante de 3.600 millones de euros a las arcas del Estado, un 40% más que el resto de bebidas alcohólicas.

Bajando al detalle, sólo el 17% de la recaudación (612 millones de euros) procedió del sector de la alimentación (supermercados, pequeños comercios,…) mientras que el 83% restante (2.988 millones) procedió del consumo en la hostelería, lo que tal y como recoge el informe “se debe al empleo que genera”. En concreto el 62% de los citados ingresos (1.853 millones de euros) se obtuvieron de las cotizaciones sociales e IRPF y un 33% (986 millones de euros) del IVA.

En el apartado de impuestos especiales a la cerveza, éstos alcanzaron en 2018 los 354 millones de euros, más de 10 millones de euros por encima del año precedente, según los datos provisionales de la Agencia Tributaria. A este respecto desde Cerveceros de España, insisten en que “los buenos datos en la recaudación de impuestos a la cerveza registrados en los últimos años confirman la relevancia de mantener estable el tipo impositivo a esta bebida, sobre todo por la conexión con la hostelería". Perseverar en la fiscalidad tal y como está "arrojará sin duda un balance positivo para estos sectores, claves para el turismo y la economía nacional”. Asimismo, destacan que “un cambio en los tributos a la cerveza podría afectar de diferente manera según clases sociales en su poder adquisitivo”. A este respecto el informe hace referencia a un estudio de Kantar Worldpanel que constata que las clases medias y bajas, que son las que más gastan en cerveza y son las que mayor población concentran, serían las más perjudicadas.

Cómo tomamos cerveza

Gabinete Caligari, grupo musical de los 80, cantaba en uno de sus temas “bares que lugares tan gratos para conversar”. La canción representa la realidad de España, donde tres de cada cuatro cervezas en sus distintos sabores y formatos (cañas, copas, tercios, botellines…) se consumen en un bar. A diferencia de otros países europeos el 93% las toman junto a sus amigos, compañeros de trabajo o familiares y, como no, acompañada de la tapa de cortesía y una buena ración. Pese a esta costumbre tan española los españoles no son los más bebedores de cerveza estando el consumo per cápita (51,8 litros por año) por debajo de la media europea.

Tampoco hay que olvidar el carácter inclusivo de la cerveza el promedio de españoles que ha consumido cerveza en algún momento fuera del hogar en 2018  fue del 85,5%, porcentaje que solo desciende o asciende cuatro puntos en las clases más bajas o más altas respectivamente.

El consumo de cerveza ha generado nueve de cada diez empleos en los bares