domingo. 19.09.2021

SEGÚN LOS EXPERTOS

La crisis que está originando la pandemia afectará negativamente al consumo y por tanto a los negocios que viven de él

coronavirus-consumo-negocio

Según los economistas, el daño que la crisis está causando en el empleo podría agravar aún más la caída del consumo, lo que afectará gravemente a los negocios.

La crisis que está originando la pandemia afectará negativamente al consumo y por tanto a los negocios que viven de él

A España le va a “costar” volver a alcanzar niveles pre-pandemicos. Diferentes expertos y economistas aluden a que la recuperación de la economía dependerá en buena parte de la tasa de vacunación que se alcance antes de verano. Pero advierten que la realidad en la que se encuentra actualmente el tejido productivo y el deterioro del mercado de trabajo con 4 millones de parados afectará negativamente al consumo en los hogares aún después de que se terminen las vacunaciones.

“Hay una variable que desconocemos y que puede alterar todas nuestras previsiones. Y es el efecto que tendrá la vacunación masiva en la sociedad. Partiendo de esa base, lo que sí sabemos es que se va a producir un efecto rebote es decir, va a haber una recuperación de la economía. Sin embargo, es complicado prever el nivel que se alcanzará” explicó el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich. Que aseguró que “nos va a costar mucho volver a la situación de origen y más teniendo en cuenta que el PIB (Producto Interior Bruto) cayó un 11%”.

La dificultad para alcanzar esa recuperación económica tiene mucho que ver con la capacidad de gasto de los hogares muchos de ellos afectados por los ERTE y envueltos en una incertidumbre respecto a los que puede suceder en el futuro. El índice de confianza del consumidor se encontraba en 87,2 puntos en enero del 2020, justo antes de la pandemia, mientras que en el mismo mes de 2021 había bajado hasta 55,7 puntos. Es decir, más de 31 puntos de caída.

 “El empleo se encuentra muy dañado en estos momentos. Hay cientos de miles de negocios y trabajadores que están congelados a través de las ayudas estatales – como el ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) y la prestación por cese de actividad para los autónomos – y no sabemos cómo van a salir de esa fase: en buen estado o podridos” señaló el presidente de Consejo.

Aumenta el número de negocios que dependen de las ayudas

De hecho, en febrero aumentó notablemente el número de negocios que dependían de estas ayudas estatales. Según los datos medios de febrero publicados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, 201.539 negocios solicitaron un ERTE y 909.661 empleados estaban afectados por su apertura. Destaca que uno de los sectores que más ERTE aglutina con diferencia es el de servicios de comidas y bebidas con 82.960 ERTE convocados y más de 326.988 empleados afectados

En cuanto a la prestación por cese de actividad para autónomos cabe señalar que se incrementó en febrero el número de beneficiarios pasando de 314.884 a 511.000. Son nada menos que casi 200.000 beneficiarios más en un mes, aunque si la comparativa la realizamos desde julio pasado hay 370.000 autónomos más que se han visto obligados a pedir esta prestación para poder vivir.

Las razones de este aumento se deben, por un lado, a la difícil situación que atraviesa el colectivo por el aumento de las restricciones. Y, por otro lado, a las mejoras de la prestación incluidas en la nueva prórroga de la medida y que se hicieron efectivas el pasado febrero, como la eliminación de haber sido beneficiario del cese en junio para acceder a la nueva prestación o la bajada del límite de la caída de ingresos exigido para acceder al cese de actividad, del 75% anterior, al 50% actual.

"Seis millones de personas en el limbo laboral"

Todos estos datos eran analizados en un comunicado sobre los datos de afiliación y paro conocidos este martes por el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor. Amor calcula que si a los 4 millones de parados, se le suman los trabajadores con empleo suspendido por un ERTE; los autónomos beneficiarios de alguna de las modalidades del cese de actividad y los parados que están en formación y no contabilizan como parados: "estaríamos hablando de 6 millones de personas que están en estos momentos en un limbo laboral”.

Precisamente, por esta razón solicitaba al Gobierno la puesta en marcha de ayudas directas. A su juicio, los ERTE y la prestación por cese de actividad - vigentes hasta el 31 de mayo- están haciendo su función y sujetando las cifras de paro y de afiliación a la Seguridad Social, pero es necesario la implementación de ayudas directas. Y advirtió que "si no llegan esas ayudas directas, la mitad de los trabajadores en ERTE y la mitad de los autónomos que están en estos momentos en cese de actividad engrosarán las cifras de paro y causarán baja en la afiliación a la Seguridad Social”.

Caerá aún más el consumo de los hogares

En cualquier caso, el aumento del número de negocios que dependen de las ayudas estatales “es una realidad que influye negativamente en el consumo que realizan los hogares, tanto en el nivel de gasto destinado a tal fin, como en el aplazamiento de compras importantes (como vehículos, etc.) en la medida que no sean imprescindibles” dijo el director de Randstad Research, Valentín Bote.

A raíz de los últimos datos de paro conocidos este martes y en los que se supera la barrera de los 4 millones de desempleados en España, Bote denuncia que “1,5 millones de personas y de hogares están contando en estos momentos con un nivel de ingresos sensiblemente inferior al que pensaban hace sólo unos meses, que iban a tener hoy”. Para Bote la realidad del tejido producto “influye negativamente en el consumo que realizan los hogares, tanto en el nivel de gasto destinado a tal fin, como en el aplazamiento de compras importantes (como vehículos, etc.) en la medida que no sean imprescindibles”.

A falta de conocer los datos oficiales sobre el consumo, los expertos consultados prevén una importante caída, derivada de las peores condiciones de los puestos de trabajo y de la incertidumbre. Aun con todo, el director de Randstad Research explicó que no todas las áreas de gasto se verían resentidas de la misma manera. “Los hogares seguirán gastando en el supermercado, pero no extrañan noticias como las caídas de las matriculaciones de vehículos cercanas al 50% en los primeros dos meses de este año, o la reducción en el gasto en actividades de hostelería y ocio” predijo este experto sobre lo que ocurrió .

Verano: fecha clave de la recuperación

Para el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, urge acelerar lo máximo posible los trabajos de vacunación de la población. Sobre todo antes de que llegue el verano, pues considera que cuanto mejor esté la tasa de vacunación para esas fechas, mayor será la recuperación económica.

“El problema que tenemos en España, aparte de la importante caída del 11% del PIB y la dificultades del tejido productivo, es la dependencia que tenemos del turismo. Por eso es importante la vacunación de cara al verano, porque arrastrará nuevas contrataciones y re-activaciones de negocios” dijo Pich.

Asimismo señala que esta recuperación ya ocurrió en el tercer trimestre de 2020 cuando se produjo una “leve” mejora por el levantamiento de las restricciones. Y volvió a insistir en que para animar a esa mejoría es necesario la inmunizar a la población contra el virus.

La crisis que está originando la pandemia afectará negativamente al consumo y por tanto a los negocios que viven de él