Jueves. 21.03.2019

15 MOMENTOS DE UN MES DE INTENSAS NEGOCIACIONES

Cronología de una negociación para mejorar la protección social de los autónomos

Collage fotográfico de Abab, Amor, Valerio y Granado.
Collage fotográfico de Abab, Amor, Valerio y Granado.

Aunque realmente comenzó mucho antes, e incluso hubo encuentros en pleno mes de agosto, el Gobierno de Pedro Sánchez y las asociaciones de autónomos han tardado poco más de un mes en llegar a un acuerdo para mejorar la protección de los autónomos, generalizando nuevas prestaciones, y para fijar la subida de sus bases mínimas en el 2019, que finalmente se limitará a un incremento de 5,3 euros mensuales. Una negociación que queda resumida en 15 fotogramas marcaddos por propuestas, contrapropuestas, declaraciones, iniciativas en el Congreso y mejoras pactadas.

Cronología de una negociación para mejorar la protección social de los autónomos

Pueden contabilizarse hasta quince momentos clave durante el último mes que han ido marcando la negociación entre el Gobierno y las asociaciones de autónomos para la mejora de la protección social de los trabajadores por cuenta propia y para limitar la subida de las bases mínimas a una cantidad que pudieran asumir sin afectar excesivamente sus bolsillos. Frente a los más de 35 euros mensuales de incremento que pedía inicialmente el Gobierno -y que luego bajó a más de 21 euros-, finalmente se ha pactado 5,3 euros, quedando la base en 283,3 euros/mes (944,3 euros al año). Un incremento que, aunque era rechazado por la mayoría de los autónomos tal y como dejaron patente en una encuesta, es mucho menor al que se pedía, con el añadido de que con esta subida se mejora la protección social de los autónomos incluyéndose en un mismo pack cinco prestaciones, tres de ellas antes voluntarias: pensión, baja por contingencias comunes, enfermedad profesional, cese de actividad (paro) y formación.

Aunque las negociaciones comenzaron hace mucho tiempo e incluso se celebraron reuniones en pleno mes de agosto, desde que se abrió la mesa formal hasta que se celebró el acuerdo alcanzado el pasado jueves 22 de diciembre, han pasado exactamente 42 días. Tiempo en el que se han producido una serie de propuestas, contrapropuestas, cambios, declaraciones y comparecencias en el Congreso, que son claves para entender un éxito que hay que atribuírselo a ambas partes por su capacidad de negociación, pero especialmente a las asociaciones de autónomos porque han mantenido si echarse atrás una postura común de defensa de los intereses del colectivo y de mejora de su protección social frente propuestas generalmente inasumibles por la mayoría de los trabajadores por cuenta propia.

Uno.- Las cuotas deberían subir de acuerdo con el incremento a 900 euros mensuales del Salario Mínimo Interprofesional.

El acuerdo presupuestario para 2019 entre Gobierno de Sánchez y Podemos trastocó el contendido de las negociaciones que se venían realizando hasta ahora. Éste recogía una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros mensuales el próximo año lo que supondría una subida de 35,2 euros mensuales en las bases mínimas de los autónomos, pasando de 278,8 a 313,95 euros/mes. Es decir, la base mínima por el efecto del SMI, podría haber subido un 12,6%.  

Las organizaciones de autónomos, ATA y UPTA, alarmaron sobre el efecto de esta subida porque, si bien entendían que el SMI debía elevarse dentro de unos parámetros, el incremento propuesto en el pacto Gobierno/Podemos era excesivo y suponía un incremento desmesurado de las bases mínimas y de los costes sociales de todos los autónomos con asalariados.

Dos.- El Gobierno no quiere que el SMI afecte a la subida de las bases mínimas y apuesta por aprobar la cotización por ingresos reales antes del 1 de enero.

En plena negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2019, el Gobierno avanzó que quería aprobar antes de terminar el año el nuevo modelo de cotización de los autónomos por ingresos reales. El presidente, Pedro Sánchez también avanzó durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso que su intención era que este nuevo modelo de cotización por ingresos reales entrase en vigor el día 1 de enero. Esta reforma que avanzó el presidente del Gobierno partía de una propuesta consensuada y presentada por las dos asociaciones de autónomos más representativas -ATA y UPTA- en julio de este año. Sánchez desvinculó la subida de las bases mínimas a los autónomos que no llegasen el SMI pero no quedó claro si realmente se evitaría el incremento de las bases mínimas a 1.050 euros al mes para el resto de trabajadores autónomos. 

Las organizaciones de autónomos insistieron en su rechazo a que el efecto del nuevo SMI provocara este incremento en las bases mínimas mínimas.

Tres.- El Gobierno presenta tres escenarios para subir las bases de cotización -primera reunión-.

A finales de octubre, los secretarios de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, y de Empleo, Yolanda Valdeolivas, se reunieron con todas las asociaciones de autónomos: ATA, UPTA, CEAT y UATAE. En esta primera reunión, el Gobierno hizo hincapié en la necesidad para que los autónomos mejorasen sus prestaciones, pero también que la Seguridad Social aumentase su recaudación. Es decir Granado dejaba claro que iban a subir las bases de cotización de los autónomos.

El secretado de Estado de Seguridad Social, planteó a las organizaciones de autónomos tres escenarios posibles para subir las cuotas de los trabajadores por cuenta propia: un aumento del 1,25%, con lo que la mínima quedaría en 944 euros al mes (ahora es de 932,7 euros); un aumento del 6,25%, con lo que quedaría en 990 euros; y 12,25%, con lo que subiría a 1.050. La respuesta de los autónomos no tardó en llegar. Al día siguiente, el 24 de octubre, ATA envió al Ministerio de Trabajo un documento en el rechazaban cualquier subida superior al 1,5% para 2019.

Cuatro.- La ministra reitera que no afectará a los que estén por debajo del SMI

Veinticuatro horas después de presentada la propuesta y en el Pleno del Congreso, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, volvió a dar un nuevo giro en este tira y afloja de declaraciones del Gobierno matizando lo que 24 horas antes la secretaría de Estado de Seguridad Social había planteado a las organizaciones de autónomos. Aseguró que quiénes estén por debajo del SMI "no pagarán 300 euros al mes, eso vaya por delante", en una contestación a una pregunta de Ciudadanos sobre este asunto. La titular de Trabajo quiso explicar que la propuesta hecha el día anterior a los autónomos por su secretario de Estado "forma parte de un primer encuentro en el que trabajar para reformar el sistema de cotización del RETA".

Cinco.- La subida de las bases se transforma en 1.000 millones a las arcas del Estado.

El organismo público consultor del Gobierno, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), anunció en la comparecencia del 17 de octubre en el Congreso de los Diputados que el Gobierno iba a recaudar 1.500 millones más por el incremento de cuotas y bases de cotización en el 2019. Su presidente detallaba que, de esta cantidad, 500 millones los aportaría el Régimen General de los trabajadores asalariados y los otros 1.000 millones el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. Esto confirmaba que el Gobierno pretendía realizar una fuerte subida de las bases de cotización contradiciendo lo que en su día afirmó el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, refiriéndose al pacto entre su partido y el Gobierno.

Seis.- Lorenzo Amor, presidente de ATA, llama a negociar.

Durante la celebración de los Premios Autónomo del Año 2018 que concede la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), su presidente dejaba claro en el discurso inaugural que era necesario sentarse a la mesa y buscar soluciones a los problemas que más les preocupan a los trabajadores por cuenta propia: la subida de cotizaciones y su protección social.

Siete.- El Congreso no quiere que el Gobierno suba las cuotas a los autónomos.

Con el apoyo de 175 diputados y pasadas las 22 horas del 30 de octubre, el Congreso dio luz verde a una Proposición No de Ley (PNL) del Grupo de Ciudadanos y en la que se instaba al Gobierno a no aumentar las cotizaciones de los autónomos más allá de la media de los últimos 25 años: un 1,5%. También recogía el mantenimiento de la tarifa plana de 50 euros en los términos actuales y una tarifa igual para los que facturasen por debajo del SMI. Una votación que tuvo mucha importancia porque mostró la opinión del Parlamento respecto a esta cuestión.

Ocho.- Sánchez ni desmiente ni descarta una subida.

En la mañana del 31 de octubre, durante la sesión de control al Gobierno, Pablo Iglesias preguntó a Pedro Sánchez qué iba a hacer el Gobierno para garantizar que no se le iba subir la cuota a ningún autónomo. A lo que el presidente de Gobierno respondió que la intención de su gabinete, entre otras propuestas, era la de reformar el sistema de cotización para que puedan pagar con ingresos reales. Una medida que debería estar lista para 2019, aseguró, pero sin aclarar lo que sucedería con las bases de cotización hasta que se aprobase dicha reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Nueve.- Una encuesta elaborada por ATA apunta que los trabajadores por cuenta no quieren que se les suba la cuota.

Los autónomos respondieron, mediante una encuesta realizada por ATA, a la subida de cotizaciones que quería hacer el Gobierno. En ella, el 81,2% rechazó que la cuota suba en 2019 y el 64% no aceptaba tampoco una subida similar a la de años anteriores. Asimismo, diferentes sectores de trabajadores por cuenta propia expresaban su descontento ante la subida en un artículo publicado por este medio.

Diez.- El Gobierno plantea una subida de la cuota mínima de 260 euros -segunda reunión-.

En la segunda reunión entre las asociaciones de trabajadores autónomos y el Gobierno, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, les hizo la siguiente propuesta: una subida de 260 euros al año para las cuotas mínimas -casi 22 euros mensuales- y de 340 euros para los societarios. Con esto, la base mínima quedaba en 953, euros (un incremento del 2,3%). Propuesta que fue rechazada por ATA, quien se reafirmó en que no iba a aceptar una subida superior al 1,5%, porcentaje similar al que se estaba haciendo en los últimos años.

Once.- El Senado quiere desvincular el SMI de las bases mínimas.

Esta vez fue el Senado quien le dio un toque el Gobierno (anteriormente se lo había dado el Congreso). El pasado 7 de noviembre se aprobó una moción del Grupo Popular en el que se instaba al Gobierno a “garantizar, previo acuerdo con las asociaciones de autónomos más representativas, que se desvincule la subida del SMI prevista en el acuerdo de presupuestos firmado con Podemos para el ejercicio 2019, respecto a la base mínima de cotización”. Además, pedía una cuota reducida para los trabajadores por cuenta propia que no llegasen el al SMI en su cómputo anual.

Doce.- Los autónomos vuelven a contestar por escrito al Gobierno.

Todas las organizaciones de autónomos contestaron a la Secretaría de Estado de Seguridad Social respecto a su última propuesta. La Federación de Autónomos ATA, envío documento al Ministerio de Trabajo y en su escrito, reiteró que los autónomos no podían asumir esa subida y planteó tres escenarios entre los que se contemplaba la congelación de las bases y, en el peor de los casos, una subida máxima del 1,5% (similar a la de los últimos 15 años). 

Trece.- La subida de las bases mínimas sólo subirá cinco euros -tercera reunión-.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, y el secretario general de UPTA, Eduardo Abad, como representantes de las dos organizaciones mayoritarias se volvieron a reunir con el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado. En ella se logró un preacuerdo  acordándose aumentar las bases de cotización un 1,25 % para 2019. De esta forma, la cuota mensual aumentaría 283,3 euros, 60 euros más al año o lo que es lo mismo, unos 5 euros más al mes. La base mínima crecería en 11,6 euros al mes y quedaría en 944,3 euros. Además se aumentaría la protección social de los autónomos.

Cartorce.- La ministra de trabajo cuestiona la subida de cinco euros

La alegría de la tercer reunión no duró mucho tiempo. Veinticuatro horas después, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, cuestionó la subida de cinco euros a las bases mínimas y afirmó que el encuentro mantenido fue “una reunión más" y que "aún se está en fase de negociación".

Quince.-  Las asociaciones de  autónomos y el Gobierno llegan a un acuerdo definitivo -cuarta reunión-

La cuarta reunión fue la definitiva.En ella el Gobierno y las asociaciones más representativas de autónomos llegaron finalmente a un acuerdo para la subida de las bases mínimas para 2019. Ésta se incrementaría 5,3 euros al mes, quedándose en 283,3 euros. Asimismo, el acuerdo alcanzado recogía otra serie de novedades para el colectivo como que los autónomos societarios pudiesen escoger en qué Régimen cotizar (RETA o General). Y que con sólo cinco euros más al mes el trabajador por cuenta propia obtiene una mayor protección con cinco prestaciones incluidas: la jubilación, la baja por contingencias comunes, la baja por enfermedad profesional, el cese de actividad (o paro de los autónomos) y la formación. En el mismo acuerdo se establece que los autónomos no pagarán su cuota a partir del segundo mes de baja, que la tarifa plana quedaría establecida en 60 euros al mes pero en las mismas condiciones que ahora, que se establecería la obligatoriedad de que los trabajadores económicamente dependientes (trade) comunicaran su condición de tales para evitar el fraude y que en el 2019 se iniciaría una negociación para que los autónomos coticen por ingresos reales que no se aprobará sin previo acuerdo con las organizaciones representativas.  

Cronología de una negociación para mejorar la protección social de los autónomos