Miércoles. 21.11.2018

EL GOBIERNO ESTÁ DECIDIDO A HACERLO

Cuenta atrás para destopar la base máxima de cotización

Cuenta atrás para destopar la base máxima de cotización

La necesidad de elevar los ingresos de la Seguridad Social ha traído a la actualidad una iniciativa que desde hace  tiempo se venía discutiendo: la posibilidad de destopar la base máxima de cotización, que en 2018 es de 3.751,2 euros mensuales. El presidente del Gobierno y la ministra de Trabajo se han manifestado a favor de hacerlo y han declarado que es una medida adecuada para paliar el déficit de la Seguridad Social. Aunque a esta iniciativa aún le falta el recorrido por el Pacto de Toledo, ya se encuentra en la parrilla de salida a la espera de que pronto vea la luz. El destope afectaría a unos 60.000 trabajadores por cuenta propia.

Cuenta atrás para destopar la base máxima de cotización

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez abordó en su reciente entrevista en TVE la sostenibilidad del sistema público de pensiones y las cuentas negativas de la Seguridad Social. Ahí fue claro sobre una de las posibles medidas que podrían ayudar a lograrlo: el destope de la base máxima de cotización, que asciende este año a 3.751,2 euros mensuales y a 45.014,4 euros anuales. La ministra de Trabajo Magdalena Valerio también se ha referido a esta propuesta en los apenas quince días que lleva en el cargo. Al tratarse de una medida que afecta al sistema público de pensiones tiene que contar con el consenso en la Comisión del Pacto de Toledo, donde todo apunta que lo logrará. Las declaraciones de ambos miembros del Gobierno son los preliminares de la aprobación de la iniciativa, según diversas fuentes.

La base máxima asciende este año a 3.751,2 euros mensuales y a 45.014,4 euros anuales. Está topada, por lo que si el salario o los ingresos son superiores la base reguladora no varía. No se cotiza más que por esa cantidad máxima. Lo que significa que la futura pensión a la que da lugar la cotización también está topada. Por mucho que se haya ganado en la vida laboral, la pensión máxima no sube más. Eliminar el tope supondría que los salarios altos y muy altos cotizarían más, con lo que los ingresos a la Seguridad Social crecerían en 4.470 millones de euros, de acuerdo con sus propios cálculos. En el caso de los autónomos, que eligen voluntariamente sus bases de cotización, el destope supondría -en aquellos que estuvieran dispuestos a aportar más y sus ingresos se lo permitieran- una mejora de sus pensiones.  Se calcula que unos 1,6 millones de trabajadores cotizan por la base máxima, de los que poco más de 60.000 son autónomos.

Pacto de Toledo

El Pacto de Toledo, que estos días está centrado en debatir la revalorización de las pensiones, “va a discutir este tema” según ha declarado la portavoz del PSOE en la Comisión Mercè Perea. Tiene ya propuestas sobre el asunto y una es ir eliminando progresivamente el tope máximo, es decir, hacerlo por tramos.

Lo que no queda claro es si cotizar por el salario real o quitar el tope de la base máxima llevaría aparejado también el destope de la pensión máxima y a más cotización, más pensión. Hay quien apunta que, entonces, no compensaría eliminar la barrera de la base máxima porque la Seguridad Social tendría que pagar pensiones más altas. En sentido contrario, el argumento es que si se tocan las bases pero no las prestaciones, se pierde parte de la contributividad del sistema.

El Gobierno, por el momento, no se pronuncia a este respecto. Es partidario del destope de las bases de cotización pero se remite a las recomendaciones y el consenso del Pacto de Toledo.

Las bases máximas de cotización ya han experimentado dos subidas en los últimos años. En 2013 y 2014, el Gobierno de Mariano Rajoy decidió aumentarlas un 5%, cada uno de dichos ejercicios. Se recaudaron unos 600 millones de euros más. Las pensiones a las que dan lugar dichas bases no subieron ese porcentaje, sino el 0,25% establecido para todas.  

Régimen de Autónomos

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) representa el 10,5% de los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social. Sin embargo, el porcentaje de autónomos que cotizan por la base máxima es apenas de un 2%. 

Esto es así porque, además de que más del 85% de los trabajadores por cuenta propia cotizan por la base mínima, incrementar el número de los que lo harían por la máxima tampoco es fácil. A partir de los 47 años, un autónomo no puede variar sus bases de cotización hacia la máxima si antes de esa edad no cotizaba por una base superior a 1.964,7 euros . La libertad de los trabajadores autónomos para elegir sus bases se ve limitada al cumplir esa edad si no cotizaba antes por encima de ese límite. El objetivo de esa barrera es "comprar" pensiones, es decir, impedir que se coticen sólo los últimos años de la vida laboral por la base máxima con idea de incrementar la pensión futura y evitar que se “hurten” ingresos a la Seguridad Social gran parte de la vida activa. El legislador viene a decir que si se puede cotizar más a partir de los 47 años también se ha podido hacer antes. Pero otra cuestión son aquellos autónomos que ya están en la base máxima y desean poder aportar más. Supondrían ingresos adicionales a la Seguridad Social y la posibilidad de que estos trabajadores por cuenta propia mejoraran su pensión.

Cuenta atrás para destopar la base máxima de cotización