domingo. 08.12.2019

Y NO SON PRECISAMENTE TECNOLÓGICOS O STARTUP

Curiosamente la innovación se concentra en negocios con menos de 10 empleados

Curiosamente la innovación se concentra en negocios con menos de 10 empleados
El 43% de los 2.296 negocios con el sello de Empresa Innovadora del Ministerio de Economía tienen una plantilla de entre 1 y 10 empleados y facturan menos de dos millones de euros. Y no son startup. Mientras que las grandes corporaciones apenas alcanzan el 4%. 
Curiosamente la innovación se concentra en negocios con menos de 10 empleados

A priori, se podría pensar que la innovación está reservada a las empresas de mayor tamaño y a las Administraciones Públicas. Sin embargo, la realidad es bien diferente. Los datos revelan que la introducción de cambios que culminan en productos, servicios o procedimientos novedosos, se ha democratizado y ha calado con fuerza en los negocios más pequeños.

De las 2.296 empresas que han sido calificadas como innovadoras por el Ministerio de Economía, el 42,94% son micropymes, con una plantilla de entre uno y 10 empleados, y cuya cifra de negocio es inferior a los dos millones de euros. Los datos se plasman en el último estudio sobre Empresas innovadoras en España elaborado por la consultora Informa y que reflejan la situación a cierre del mes de septiembre de 2019.

Estos pequeños negocios con sello innovador son la mayoría(43%) si se compara con el resto de grupos según el tamaño. Así, el 35,10% son pequeños (entre 10 y 49 trabajadores), el 18,21% medianos (entre 50 y 249) y un 3,75% se consideran grandes compañías, con 250 empleados o más y un volumen de facturación de más de 50 millones de euros.

Innovación Tamaño Informa

El estudio constata, por tanto, lo que los expertos llevan afirmando desde hace años: "Independientemente de que se cuente o no con un equipo de I+D, todas las organizaciones, incluidas los pequeños negocios de sectores como el comercio y la hostelería, pueden beneficiarse de la innovación y revolucionar, a través de nuevas ideas o formas de hacer las cosas, todos y cada uno de los aspectos de la sociedad”.

De hecho, el informe 2019 de la Fundación Cotec para la innovación destaca otro hecho relevante en cuanto al liderazgo de los pequeños negocios en la innovación: “el esfuerzo en I+D de las pymes españolas sólo está por debajo de las francesas, y es muy superior al de las alemanas”. Algo que no ocurre en el caso de las grandes empresas que, contando con mayor capacidad de inversión en este ámbito, están a la cola en la comparativa con el resto de países de la Unión Europea.

Innovación COTEC 2019

Ni tan jóvenes ni sólo tecnológicas

El informe de la consultora de Cesce (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación) rompe también con la creencia de que son las startups y las empresas de reciente creación las que, en mayor medida, se han subido al carro de la innovación. Sólo el 10,28% tiene menos de cinco años de antigüedad. Más elevado es el porcentaje de las que llevan operando entre cinco y nueve años, un 23,74%. La franja de negocios que llevan en marcha entre 10 y 49 años es donde se concentran seis de cada diez (63,41%) de los negocios que cuentan con el sello de empresa innovadora. La innovación sólo está presente en el 2,57% de las de mayor antigüedad.

Por sectores, aunque el 51% de los negocios están encuadrados dentro de los considerados 'sectores altamente tecnológicos' (manufacturas de media-alta y alta tecnología, y servicios de alta o tecnología punta), servicios empresariales (27,35%), comunicaciones (21,21%) y comercio (8,23%) son, después de industria (33,19), las actividades económicas con la mayor concentración de negocios innovadores. Cabe destacar que conseguir que el comercio se adapte a los nuevos modelos impulsados por la economía digital es, precisamente, uno de los ámbitos en los que más esfuerzos se están haciendo por parte de la Administración. Así, el pasado mes de agosto, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo junto con Cámara de España, acordaron la concesión de ayudas por más de 1,2 millones de euros a quince proyectos destinados a la modernización de casi 8.300 negocios del sector

En cuanto a la distribución geográfica de las empresas más innovadoras, Cataluña y Madrid agrupan -con cerca de un 23% cada una- el mayor número. Seguidas, de lejos, por la Comunidad Valenciana con casi un 15%. En el resto de comunidades autónomas, los porcentajes se quedan por debajo del 10%.

Inversión en I+D por debajo de la media europea

Según el informe 2019 de la Fundación Cotec para la innovación, que toma como referencia los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), la inversión total de España en I+D en 2017 fue de 14 052 millones de euros, un 6 % más que el año precedente y tres años de crecimiento consecutivos.

A pesar de que el dato es positivo y refleja que la innovación “gana peso en la estructura productiva de España”, su porcentaje en el PIB es de apenas el 1,20%. Muy alejado de los objetivos de la Estrategia Europa 2020, que recoge el compromiso de alcanzar el 3% el próximo año. De hecho, seguimos también por debajo del 2,07% de media de los 28 países de la Unión Europea. 

Esta brecha se puede correlacionar con la posición de la financiación privada de la I+D en España, situada en el entorno del 46% y también bastante inferior a la de la media europea, en el 55%. Pero también con el hecho de que las empresas parecen no terminar de creer en las ventajas de la cultura innovadora. Entre ellas, y tal y como destaca el informe Modelo culturas de innovación de la consultora Great Place to Work, que los negocios que fomentan la innovación son un 32% más productivos, quintuplican sus ingresos y tienen un 14% menos de rotación -es decir, sobreviven más tiempo-. 

Dos negocios 'con sello': Aperitivos Medina y Phicus

Entre los ejemplos tangibles de pequeñas empresas que cuentan con el sello 'pyme innovadora del Ministerio de Economía', está Aperitivos Medina, un negocio familiar con más de 50 años de vida que consiguió la distinción en 2018, coincidiendo con el lanzamiento de su gama de frutos secos 100% natural. "El sello demuestra que se puede innovar en cualquier sector, incluso en el de los aperitivos", explicó un portavoz de la compañía a Autónomos y Emprendedores. 

La creciente preocupación de los consumidores por el cuidado de la salud a partir de la alimentación sana y la actividad física fue el origen de un proyecto en el que, durante los tres años previos a obtener el reconocimiento, "se invirtieron más de tres millones y medio de euros en tecnología, para modernizar la maquinaria y los equipos de control de calidad. Mejoramos así la seguridad alimentaria y automatizamos las líneas de producción. El objetivo era y continúa siendo transformar y adaptar el centro de producción a las necesidades de un mercado en constante evolución".

Esta apuesta por el I+D+i continúa siendo hoy una de los ejes fundamentales de la estrategia de la empresa que ya trabaja en la ampliación de la gama de productos mediante la incorporación de un nuevo snack: cacahuete dulce con sabor a miel de bajo índice glucémico orientado a los consumidores diabéticos. "El sector de los frutos secos mantiene una tendencia de ventas al alza, lo que estimula la necesidad de seguir innovando y empuja a Aperitivos Medina a reinventarse con el objetivo de a ofrecer alternativas de consumo y así cubrir la demanda de grupos poblacionales con restricciones nutricionales. Es decir, alineado con la tendencia actual de innovación en la alimentación saludable", concretan.

Phicus Tecnología es otro de los referentes de innovación entre las empresas de menor tamaño. Sus soluciones tecnológicas para pequeños y medianos operadores del sector de la telecomunicación ha contribuido a reducir la brecha digital en las zonas rurales de España. "La exigencia de los retos actuales implica una adaptación continua, y un esfuerzo importante en I+D+i para estar a la vanguardia de la tecnología emergente y aprovechar todas las oportunidades", refiere una de sus portavoces. La implantación que algunos de los operadores locales, han hecho de 'Krill' -su software de provisión y monitorización multitecnología, multimarca y libre- les ha permitido alcanzar los 150.000 usuarios finales en un periodo de apenas tres años.

El sello de 'pyme innovadora del Ministerio de Economía' no es el único con el que cuentan estos emprendedores tecnológicos de Murcia. Su compromiso con la I+D+i les ha llevado a conseguir el certificado de Empresa Innovadora de Base Tecnológica (EiBT) que otorga la Asociación Nacional de Centros Europeos de Empresas e Innovación (Ances) a través del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (Ceeim). 

¿Qué es un negocio innovador?

En junio de 2014 el Real Decreto sobre bonificaciones en la cotización a la Seguridad Social al personal investigador, incorporó la definición de pyme innovadora. Así, un pequeño negocio puede obtener el sello de innovador cuando:

  • Haya recibido financiación pública en los últimos tres años, sin haber sufrido revocación por incorrecta o insuficiente ejecución de la actividad financiada, a través de: convocatorias públicas en el marco del VI Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica o del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación; ayudas para la realización de proyectos de I+D+i, del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial o convocatorias del 7.º Programa Marco de I+D+i o del Programa Horizonte 2020, de la Unión Europea.
  • Haya demostrado su carácter innovador, mediante su propia actividad: por disponer de una patente propia en explotación en un periodo no superior a cinco años, anterior al ejercicio del derecho de bonificación; por haber obtenido, en los tres años anteriores al ejercicio del derecho de bonificación, un informe motivado vinculante positivo, a efectos de aplicación de la deducción a la que se refiere el artículo 35 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo.
  • Haya demostrado su capacidad de innovación, mediante alguna de las certificaciones oficiales reconocidas por el Ministerio de Economía y Competitividad: Joven Empresa Innovadora (JEI), según la Especificación AENOR EA0043; pequeña o microempresa innovadora, según la Especificación AENOR EA0047; Certificación conforme a la norma UNE 166.002 «Sistemas de gestión de la I+D+i».

Más allá del tecnicismo legal y de los registros oficiales, en España son miles los negocios que -muchas veces sin ser plenamente conscientes de ello-, están innovando. Según Cámara de España, además de tener buenas ideas, “lo que realmente constituye un reto estratégico para las empresas es generarlas continuamente y convertirlas en productos y servicios con éxito comercial en el mercado”.

También se puede innovar en procesos, es decir, modificando las maneras de hacer las cosas dentro del negocio. Así como en gestión, implementando nuevos métodos organizacionales, tanto en las relaciones internas entre los empleados de la plantilla como externas con los clientes y proveedores, e incluso en el marketing (embalajes o promociones), o la logística y la distribución.

Curiosamente la innovación se concentra en negocios con menos de 10 empleados