jueves. 12.12.2019

HASTA LOS MOVIMIENTOS DE LAS CUENTAS CORRIENTES

Los datos que Hacienda está cruzando para saber los ingresos de los autónomos

Los datos que Hacienda está cruzando para saber los ingresos de los autónomos
La entrada en vigor del SII (Suministro Inmediato de Información) y las nuevas tecnologías como el Big Data permiten a Hacienda cotejar cada operación que realiza el autónomo. Éstos son los datos que conoce de ti.
Los datos que Hacienda está cruzando para saber los ingresos de los autónomos

Hace una semana, una peluquera autónoma denunciaba que la Agencia Tributaria cotejó los datos de sus declaraciones tributarias con los apuntes de ingresos de sus cuentas bancarias, con el objetivo de comprobar si la contribuyente estaba cumpliendo con sus obligaciones fiscales.

El procedimiento no es nuevo y viene poniéndose en práctica desde hace un par de años. El Plan de control tributario y aduanero de 2017 ya recogía esta posibilidad, que sólo se lleva a la práctica en caso de que existan “inconsistencias fiscales” o, lo que es lo mismo, indicios de posible fraude fiscal. Ahora bien, lo cierto es que, con la introducción de herramientas como el Big Data o la Inteligencia Artificial -que han facilitado los cruces de información-, así como la entrada del SII (Suministro Inmediato de Información), el volumen de este tipo de actuaciones ha ido in crescendo. “La Agencia Tributaria dispone, cada cuatro días, de toda la información sobre las facturas emitidas y recibidas, por lo que conoce todas y cada una de las compras, ventas y operaciones de los autónomos y las empresas” explicó Jesús San Martín, presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas (CGE). 

Con toda esta información en su poder, si se detecta alguna irregularidad, Hacienda pasa a una segunda fase de comprobación en la que, “efectivamente”, se cruzan los datos con los movimientos de las cuentas bancarias. “Es habitual cuando en la contabilidad se plasman datos que no son acordes a las medias de facturación del sector” comentó San Martín.

A este respecto, cabe recordar que las entidades financieras están en constante comunicación con la Agencia Tributaria y tienen la obligación de informar sobre el saldo de las cuentas bancarias, así como de los intereses y retenciones de las mismas. No obstante, tal y como se recoge en la Ley General Tributaria, la administración también podrá solicitar que se le informe acerca de los ingresos en efectivo a partir de 2.500 euros, las transacciones con billetes de 500 euros o los préstamos de más de 6.000 euros.

Además de los bancos, el ‘macro ordenador’ de Hacienda también recurre a la información de terceros para evitar posibles fisuras. Es decir, coteja las posiciones fiscales del autónomo con las de sus proveedores en los apartados de ingresos y gastos.

Tal y como explicaron los expertos, hay “sectores especialmente sensibles a este tipo de comprobaciones, por el volumen de operaciones diarias, muchas de ellas, en efectivo”. Entre ellos, está el comercio tradicional, la hostelería y el transporte ligero (mensajería o mudanzas, entre otras). También las plataformas de comercio electrónico aunque, en este caso, el fisco tiene más sencillo cotejar lo que declara el contribuyente con los ingresos de las cuentas bancarias, ya que la mayor parte de las transacciones se realizan mediante sistemas de pago electrónicos.

Así, a la hora de que Hacienda someta a un autónomo o a una sociedad a un proceso de comprobación, tendrá en cuenta si lo declarado en IVA, IRPF o Impuesto de Sociedades se corresponde con los movimientos de ingresos de la cuenta bancaria y la información aportada por terceros. Igualmente, dispone de convenios suscritos para la cesión de datos con otras Administraciones y organismos como Seguridad Social, Ayuntamientos, Comunidades Autónomas o Colegios Profesionales como el de Notariado y Registradores a los que puede requerir información en caso de que exista algún indicio de fraude.

Los nuevos sistemas han permitido que el fisco conozca cada movimiento al mínimo detalle. “Se estudia mucho al contribuyente. Por tanto, la conclusión es que los autónomos y las empresas tienen que tener cuidado con lo que declaran y ser conscientes de que Hacienda tiene capacidad de cotejarlo” advirtió San Martín.

Cartas y mejora de recaudación del IVA

El pasado mes de mayo, la Agencia Tributaria lanzó la tercera oleada de cartas dirigidas a autónomos, pequeños negocios y empresas cuyos volúmenes de facturación están notablemente por debajo de la media del sector. Estas misivas detallaban los ratios de los márgenes (bruto y neto) y cobros en efectivo o tarjeta, tanto del propio contribuyente, como del sector en el que se ubica su actividad. Si bien el documento era una mera comunicación, en él se advertía de que si la situación de "inconsistencia fiscal" -esto es, desajuste de sus ingresos actuales, con los pasados. y con los de su sector- se prolongaba, se iniciaría un procedimiento de inspección.

Lo cierto es que estas actuaciones han contribuido a reducir el fraude fiscal y, por ende, elevar la recaudación de la administración. Bajo el plan de visitas, se  realizaron 31.095 “peinados” o actuaciones presenciales destinadas al control in situ en sectores y ámbitos de mayor riesgo fiscal. De ellas, más de la mitad se correspondían con el Plan de Visitas IVA, que se saldó con la apertura de un total de 15.707 expedientes, un 6,9% más que el año anterior.

Los datos que Hacienda está cruzando para saber los ingresos de los autónomos