lunes. 13.07.2020

ESPERABAN MUCHO MÁS

Decepción entre los autónomos por el nuevo Plan Económico para paliar los efectos del coronavirus

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el Consejo de Ministros extraordinario.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el Consejo de Ministros extraordinario.

El primer Plan Económico aprobado por el Gobierno para paliar los efectos del coronavirus ha decepcionado a los autónomos. Esperaban más. Específicamente para el colectivo apenas si incluye un par de medidas. Entre ellas la posibilidad de aplazar sus deudas tributarias durante seis meses, sin intereses. Aplazamientos que ya existen y los autónomos vienen utilizando desde hace años.

Decepción entre los autónomos por el nuevo Plan Económico para paliar los efectos del coronavirus

La crisis sanitaria del Coronavirus obligó este jueves al Ejecutivo a organizar un Consejo de Ministros extraordinario de forma telemática y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a comparecer más tarde ante los medios a través de una pantalla. En esta inusual rueda de prensa, Sánchez concretó lo que será el Primer Plan Económico que va poner en marcha el Ejecutivo para paliar los daños del COVID-19 en el país. Sánchez hizo hincapié en el hecho de que éste es el primero de otros planes gubernamentales que vendrán más adelante.

Se trata de una batería de medidas económicas inicial que ha decepcionado profundamente a la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), que esperaba mucho más de este Primer Plan, debido a la difícil situación económica que están atravesando los trabajadores por cuenta propia, que empieza a ser muy preocupante y que previsiblemente se agravará en los próximos días 

En este Primer Plan Económico, que se aprobará mediante Real Decreto, se incluye un apartado específico para los autónomos y los pequeños negocios. Se trata del tercer punto enfocado a ‘proteger el empleo y a las pequeñas y medianas empresas, y autónomos’. El presidente del Gobierno reconoció en su intervención que, en España, hay “muchas empresas, pymes y autónomos viables que se van a ver afectados coyunturalmente por la emergencia sanitaria”. Aunque no tiene ninguna duda de que estas actividades se recuperarán una vez que se haya superado la crisis, aseguró que es necesario poner en marcha una serie de iniciativas para que los efectos sean “transitorios y no irreversibles”.

Sin embargo, el Gobierno apenas ofrece a las pequeños y medianos negocios un par de medidas para paliar los efectos del coronavirus. Les ofrece la posibilidad de que puedan solicitar el aplazamiento y fraccionamiento de sus deudas tributarias con la Administración, con un plazo de seis meses y sin intereses. Para Sánchez la medida permitirá inyectar unos 14.000 millones de euros de liquidez en nuestro sistema económico”. Sin embargo, ATA recuerda, en un comunicado, que la posibilidad de aplazamiento de deudas tributarias existe desde hace años y que los autónomos lo utilizan con normalidad desde la pasada crisis, por lo que no constituye una gran novedad. 

Otro de los puntos del Plan Económico del Gobierno que podrían afectar a autónomos y pequeños negocios es la creación de una línea adicional de 400 millones de euros del ICO (Instituto de Crédito Oficial). Una iniciativa, que forma parte de la batería de medidas que la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) envío a la ministra de Asuntos Económicos y de Transformación Digital, Nadia Calviño, aunque en el plan aprobado por el Gobierno la medida se dirigirá especialmente a los sectores del transporte y la hostelería. “El turismo es el sector al que, potencialmente, más le puede dañar la situación del coronavirus y, en especial, la incertidumbre” señaló el presidente en su comparecencia.

El Gobierno no ha escuchado el SOS de los autónomos

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, puso de manifiesto en un tweet que, aunque está de acuerdo con las iniciativas tomadas por el Gobierno de PSOE-Unidas Podemos en materia de salud, las iniciativas en materia económica dirigidas a paliar los efectos de la epidemia entre los autónomos son “escasas”.

Para la Federación, las iniciativas del Gobierno se han quedado muy cortas. ATA cree que la medida más importante que el Ejecutivo se ha dejado en el tintero es permitir que los autónomos cuyos negocios se vean obligados a cesar en su actividad directamente o indirectamente por culpa de esta pandemia se considere de fuerza mayor y puedan acceder a la prestación por cese de actividad, y que ésta se abone de forma inmediata. ATA recuerda que la prestación es un derecho de todos los trabajadores por cuenta propia, por el que cotizan todos los afiliados al RETA y, sin embargo, al 60% se les deniega su cobro. En este punto, la Federación resalta que a los asalariados nunca se les impide el acceso a la prestación por desempleo o paro.

Otra crítica que hace ATA sobre el paquete de medidas es que no se haya tenido en cuenta a todos aquellos autónomos que se ven obligados abandonar sus negocios para atender a un familiar o hijo, para que éstos no tengan que seguir pagando su cotización a la Seguridad Social. Al hilo de estas demandas, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, se lamentaba de que "el Gobierno haya vuelva a olvidarse de los autónomos en su paquete de medidas".

Hace justo una semana, la Federación envió una carta a la ministra de Asuntos Económicos y de Transformación Digital, Nadia Calviño, solicitándole una batería de propuestas con el objetivo de paliar el impacto de la crisis sanitaria en el colectivo. Algunas de las medidas que pedían eran:

  • La suspensión de cualquier subida de impuestos (estatales o autonómicos) y costes laborales, incluyendo cualquier subida de las bases de cotización de autónomos y empresas.
  • El mantenimiento de la flexibilidad interna laboral de las empresas para que se puedan adaptar a la situación crítica por la que están atravesando diferentes sectores productivos.
  • Que esos autónomos de baja o en cuarentena no se vean obligados a pagar su cuota a la Seguridad Social desde el primer día y durante el tiempo que tarden en volver a sus negocios.
  • Prestación por cese de actividad: establecer que el cierre de un negocio provocado por una caída de ingresos directamente o indirectamente derivados de la epidemia sea considerada causa de fuerza mayor para acceder a la prestación por cese de actividad temporal para los autónomos.
  • Que el Consorcio de Compensación de Seguros emplee el mismo protocolo que cuando hay una catástrofe o una inundación, para paliar los efectos económicos que se producirían entre los autónomos y las empresas cuando haya cancelaciones o cualquier interrupción de una actividad que esté asegurada.
  • La exención de pagar la cuota a la Seguridad Social para aquellos autónomos sin trabajadores a su cargo que se vean obligados a abandonar su actividad por cuidado de hijos o dependientes como consecuencia del cierre de los centros escolares y de cuidados a mayores.

El Gobierno aprobó esta semana alguna medida que propuso ATA 

El Gobierno ya había introducido alguna medida para paliar los efectos del coronavirus que afectan directamente a los trabajadores autónomos. Una de ellas es el Real Decreto aprobado esta semana que facilita a los autónomos que se encuentren en una situación de aislamiento preventivo por coronavirus, cobrar la baja laboral por accidente de trabajo, y no por enfermedad común. Esto les permite el cobro de la prestación desde el primer día en vez del cuarto, como sucedería si se hubiera considerado enfermedad común. Era una medida solicitada por ATA.

Además, esto supone una mejora de la prestación para los profesionales afectados, directa o indirectamente, por el COVID-19, que podrán percibir desde el día siguiente al de la baja laboral, el 75% de su base reguladora.

Otras iniciativas que se pondrán en marcha

En el Consejo de Ministros extraordinario, el Gobierno también dio luz verde a otras medidas que afectan a todos los ciudadanos. Así, en el primer punto del plan sobre la atención social a familias se encuentran algunas medidas como los  2.800 millones de euros destinados a reforzar los servicios sanitarios de las comunidades autónomas; que las becas de comedor se realicen a pesar del cierre de los colegios para prevenir la pobreza infantil; y la flexibilización de los horarios escolares. Sánchez también anunció en rueda de prensa que el Gobierno va a regular la venta, incluso estableciendo precios máximos, de los materiales necesarios para combatir el virus.

Fuera del Plan, el Ejecutivo también llegó a otro tipo de acuerdos, como que a partir del próximo 16 de marzo Renfe facilite sin costes el cambio de los billetes y devuelva el coste de los viajes del inserso; que los funcionarios afectados que trabajen desde casa sigan cobrando el 100% de su salario y que el Ministerio de Consumo investigue el abuso que pueda producirse en los precios.

Decepción entre los autónomos por el nuevo Plan Económico para paliar los efectos del coronavirus