domingo. 26.09.2021

EL GOBIERNO HABLA DE INICIAR TRABAJOS Y CONSULTAS

Decepción por la falta de concreción en los PGE para solucionar las lagunas de cotización de los autónomos

lagunas-cotizacion

La Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 contempla la intención del Gobierno de corregir el problema de las lagunas de cotización de los autónomos.

Decepción por la falta de concreción en los PGE para solucionar las lagunas de cotización de los autónomos

El Gobierno afirma tener como objetivo para 2021 buscar soluciones a las lagunas de cotización que sufren, principalmente, autónomos y trabajadores agrícolas. Así lo recoge la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, publicada a finales de diciembre en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Además el Ejecutivo se compromete en la norma a iniciar los trabajos “a la mayor brevedad” posible. Sin embargo a los pensionistas no les es suficiente con "esta declaración de intenciones” y quieren una propuesta encima de la mesa.

Las lagunas de cotización se han convertido en un verdadero problema para muchos de los profesionales que tienen dificultades a final de su vida laboral o que, debido a las características de la actividad a la que pertenecen, sufren parones en el trabajo. Lo que les impide cotizar de forma constante. Precisamente esta irregularidad en la cotización es lo Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) denomina lagunas de cotización: los periodos de tiempo que una persona cercana a la jubilación deja de aportar al sistema y que afecta negativamente al cálculo de su pensión.

Esto provoca que a la hora de realizar el cálculo de la pensión, el importe sea mucho menor al esperado. Se trata de una circunstancia en la que incurren aquellos profesionales de sectores eventuales como la agricultura, la enseñanza o los servicios. Y, muy especialmente, los trabajadores por cuenta propia. Ya que mientras que la Seguridad Social tiene un mecanismo para que los asalariados puedan compensar esos periodos de tiempo no cotización, los autónomo no disfrutan de ese trato. Lo que les puede llegar a hacer perder casi 500 euros al año a la hora de cobrar su pensión.

Una vieja reivindicación de los autónomos que está ahora en los PGE

Precisamente, paliar esta situación “discriminatoria” que sufren los trabajadores autónomos y temporales en el mercado laboral con las lagunas de cotización, frente al resto de asalariados es el compromiso que el Gobierno asume en la Disposición final cuadragésima cuarta de la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

En ella, el Ejecutivo se compromete a iniciar “los trabajos y consultas necesarios para emprender las reformas normativas que supriman la situación discriminatoria que sufren autónomos y trabajadores agrarios, incluidos los asalariados, respecto de la integración de lagunas de cotización”. Es más, el Gobierno alude en esta Disposición a que las lagunas de cotización no afectan “al cálculo de la pensión de jubilación aplicadas en el Régimen General” debido a los “mecanismos previstos para la integración de lagunas de cotización en el Régimen General de la Seguridad Social”.

Asimismo, esta búsqueda de soluciones para las lagunas de cotización es una vieja reivindicación de ATA y es también uno de los compromisos adquiridos personalmente por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. En un comunicado de prensa en el que Ministerio lanzó a finales del pasado mes de diciembre y en el que hacía balance de 2020, señalan como “iniciativa de especial importancia” buscar fórmulas para la cobertura de las lagunas de cotización y protección de las carreras largas”.

Aún no se han puesto a trabajar

Sin embargo y pese a las intenciones del Gobierno y del propio Ministerio, por abordar la problemática de las lagunas de cotización, lo cierto es que por el momento no hay ninguna propuesta encima de la mesa. Así lo denunció el asesor económico de la Unión de Jubilados y Pensiones del sindicato UGT, Joseba Angula.

Este experto aseguró que “no tengo constancia de que haya ninguna recomendación, ni ninguna novedad al respecto de las lagunas de cotización”. Y señaló que se se trata de una “simple declaración de intenciones”, porque la realidad es que no hay nada pensado. El asesor de UJP-UGT recordó que mientras que el Ejecutivo lanza “promesas” hay personas que “están viviendo una situación trágica, sino que se lo digan a los más de 2 millones de jubilaciones que cobran en estos momentos menos de 600 euros de pensión al mes”.

Para Angula el problema de las lagunas de cotización va más allá: “la cuestión aquí es si el Gobierno apuesta o no por un sistema de pensiones público. Pero los políticos parecen que se acuerdan del problema de las pensiones -y por ende, de las lagunas de cotización – cuando hay elecciones”. Y señaló que “el problema de las pensiones de España es la diferencias tan bestiales de cotización que hay, debido a la precariedad del empleo, la brecha salarial, etc. Lo que da lugar a irregularidades y a la creación de lagunas de cotización”.

Los años no cotizados afectan especialmente a los autónomos

El tiempo que un autónomos no cotice o, lo también conocido, como lagunas de cotización afectan al cálculo de la base reguladora y, por tanto, al importe de la pensión que cobrará el trabajador por cuenta propia.  Hasta el punto que desde el portal de BBVA 'Jubilación y Pensión' aseguran que, “sin duda, el colectivo que en mayor medida debería evitar estos periodos sin cotizar, pues el RETA no contempla la integración de lagunas como el Régimen General, por lo que directamente pasarán como 'bases cero' a la fórmula de cálculo de la base reguladora" apuntaron desde el portal de BBVA.

En este sentido aseguran que un año sin cotizar puede bajar hasta 500 euros anuales de la pensión de un autónomo. Para entenderlo mejor, basta con calcular la pensión de un autónomo que quiso jubilarse en 2020 y cotizó los últimos 23 años por la base mínima y otro, en las mismas circunstancias, pero que estuvo un año de los últimos 23 sin cotizar al RETA.

En el primer caso, cuando un autónomo ha cotizado durante los últimos 23 años por la base mínima (944,40 en 2020) el cálculo será de 277 x 944,40 euros, lo que dará 261.598,8‬. Si se divide esta cifra por 322, se obtendrá como resultado 812,41 euros, que es el importe de la pensión que cobrará este trabajador por cuenta propia en cada una de sus 14 pagas.

Pero ¿Y si este mismo autónomo hubiera estado uno de los últimos 23 años sin cotizar? Entonces, a los 227 meses habría que restarle 12, quedando 265. Así, 265 x 944,40 euros, daría 250.266‬. Si se divide esta cifra por 322 se obtendrá como resultado 777,2 euros de pensión por cada una de las pagas. Con esto, se puede observar que, con que se haya dejado de cotizar tan sólo un año de los últimos 23, el autónomo pasará a cobrar unos 35 euros menos en cada una de sus 14 pagas, lo que al año supondría casi 500 euros menos a percibir en su pensión.

Decepción por la falta de concreción en los PGE para solucionar las lagunas de cotización de los autónomos