jueves. 12.12.2019

ATA VUELVE A PEDIR UN GOBIERNO ESTABLE

La desaceleración económica ya está afectando a los pequeños negocios

La desaceleración económica ya está afectando a los pequeños negocios

Este año, ha bajado la creación de pequeños y medianos negocios, y desde mayo, ha caído el número de micropymes de uno o dos trabajadores.  

La desaceleración económica ya está afectando a los pequeños negocios

Los pequeños negocios ya están viviendo de primera mano las consecuencias de la desaceleración económica y de la incertidumbre. A la caída del número de trabajadores por cuenta propia, que se ha ido produciendo a lo largo del 2019, hay que añadirle el desplome del número de pequeñas y medianas empresas -pymes-. Especialmente, el de aquellas que tienen entre uno y dos trabajadores.

Desde el mes de mayo, el número micropymes con uno y dos trabajadores ha bajado hasta situarse en 710.459 en el mes de octubre, último dato recogido en las estadísticas de empresas de la Seguridad Social. Esta cifra es un 0,8% inferior a la del mismo mes del ejercicio anterior (5.613 pymes menos), y supone una pérdida total de 9.764 empresas con respecto al pasado mes de mayo. 

La caída también se ha notado en los negocios de entre tres y cinco trabajadores, que pasaron de ser 292.526 en  octubre de 2018, a 292.025 en el pasado mes.

A nivel general, el crecimiento de los negocios que tienen entre uno y 249 empleados ha sido positivo. No obstante, y al igual que pasa con la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, el crecimiento ha sido menor que el experimentado en el año 2018, es decir, se ha ralentizado.

 Así, mientras que los negocios que tienen entre seis y nueve trabajadores crecieron en octubre de 2018 un 2,4%, ahora, el incremento es de un 0,9% (datos del mismo mes de 2019). Lo mismo ocurre en las actividades que tienen entre 10 y 49 empleados contratados, que han pasado de crecer un 3,5% a un 1,5%, en los meses de octubre de 2018 y 2019 respectivamente. Y también, a las empresas de entre 50 y 249 trabajadores, que pasaron del 5,1 al 2,9%.

Destaca en la comparativa que, a pesar de su ralentización, las pymes de mayor tamaño -aquellas que tiene entre 10 y 49; y 50 y 249 trabajadores-,  son las que más crecen en número.

En este sentido, la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) en un comunicado consideró que "el tejido empresarial español necesita un Gobierno estable y moderado que establezca las medidas necesarias y que aborde con responsabilidad las principales preocupaciones de los autónomos españoles. La desaceleración económica, que ya se nota en varios indicadores como en el frenazo de incremento de autónomos de los últimos meses, es atajable aun si se toman las riendas y se ajusta con rigor presupuestario todas las políticas públicas".

Se unía de esta forma al llamamiento, que anteriormente habían hecho la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), "de la importancia del diálogo social como canalizador de los intereses de las empresas, autónomos y de los trabajadores. Es necesario contar con su participación en el proceso legislativo y de reformas que a partir de la formación de gobierno se pongan en marcha, para favorecer la equidad y los consensos sociales" señalaba la Federación.

El empleo que generan también se resiente

El empleo que generan las pymes sigue una evolución muy similar al ritmo de creación de estos negocios. Como ocurría a nivel general, la creación de trabajo por parte de estos negocios se ha mantenido a lo largo de 2019, si bien su crecimiento ha sido notablemente inferior a 2018.  

El volumen de empleo que generan las pymes que tienen entre uno y dos trabajadores ha ido disminuyendo, también, desde el mes de mayo. Éstas mantenían en octubre del año pasado 949.411 puestos de trabajo mientras que, ahora sólo 942.233. Lo que se traduce en 7.178 empleos menos.  

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, Lorenzo Amor, explicó en un análisis realizado por la asociación sobre el decrecimiento del empleo generado por los trabajadores por cuenta propia que, en lo que va de año, los autónomos han creado un 60% menos de empleo.  “Estamos ante una alerta en materia de trabajo. La desaceleración de la economía está trasladándose al empleo con más fuerza de lo que al principio se preveía. No sólo el entorno económico global, sino la incertidumbre política en nuestro país y el bloqueo están pasando factura al empleo. O en España se reacciona, o más pronto que tarde nos tendremos que lamentar, como ya hicimos en tiempos no muy lejanos”.

La desaceleración económica ya está afectando a los pequeños negocios