lunes. 26.08.2019

Doscientos mil transportistas pueden reclamar hasta 24.000 euros por el cártel de los camiones

Unos 200.000 transportistas españoles pueden ya comenzar a reclamar el sobrecoste aplicado a sus vehículos por los cinco mayores fabricantes de camiones (MAN, Renault-Volvo, Daimler, Iveco y DAF) que, entre 1997 y el 2011, formaron un cártel ilegal para fijar precios en Europa.
Doscientos mil transportistas pueden reclamar hasta 24.000 euros por el cártel de los camiones

Bruselas confirmó el pasado abril la multa de 2.926 millones de euros que deberán abonar los miembros del cártel. El caso de Scania, empresa que no aceptó su participación en los hechos, está pendiente de que Bruselas emita una resolución particular sobre este fabricante. Esta nueva sentencia de la Comisión Europea tiene visos de convertirse en un nuevo procedimiento de reclamaciones similar a las de las cláusulas suelo de las hipotecas pero a escala europea.

Teniendo en cuenta que los precios de los camiones oscilaban en aquella época entre los 70.000 y los 120.000 euros, y que el acuerdo ilegal entre los fabricantes supuso un incremento de los precios de entre el 10% y el 20% en función de la zona geográfica del concesionario, los transportistas españoles podrán reclamar cantidades entre los 7.000 y los 24.000 euros por camión, explican los peritos consultados. A esta cantidad habrá que añadir los intereses de demora que se hayan generado.

Las cinco empresas sancionadas por la Comisión Europea habían formado el llamado Cártel de los Fabricantes de Camiones para fijar y elevar los precios de sus cabezas tractoras y para retrasar deliberadamente la introducción de nuevas tecnologías que reducen la emisión de gases. Según la resolución que fue confirmada el pasado mes por Bruselas, los miembros del cártel se coordinaron para elevar los precios brutos de fábrica en sus camiones pesados y de tonelaje medio. También pactaron las fechas para cumplir con los estándares contra las emisiones de la UE y decidieron cargar los costes de las nuevas tecnologías que exige esa normativa europea a los transportistas.

La investigación de la Comisión Europea partió de la denuncia de una de las empresas fabricantes que componían el cártel lo que impidió que el resto pudiera eludir sus responsabilidades. Las asociaciones de consumidores calculan que esta mala práctica se aplicó a unos 10 millones de camiones durante los 14 años que duró el cártel, de los que 200.000 se vendieron en España.

Podrán reclamar todos los transportistas autónomos o empresas que, 1997 y el 2011, hubieran adquirido en propiedad o renting algún camión nuevo de más de seis toneladas correspondiente a algunas de las marcas sancionadas por la CE. Lo más sencillo es buscar algún bufete de abogados que lleve la reclamación. El transportista deberá disponer de la factura de compra o de renting, la ficha técnica y el permiso de circulación del vehículo.

Doscientos mil transportistas pueden reclamar hasta 24.000 euros por el cártel de los camiones