domingo. 19.09.2021

LAS QUITAS SERÍAN COMPARTIDAS ENTRE EL ESTADO Y LA BANCA

Economía planea liberar de parte de la carga de los ICO a los autónomos que no puedan devolverlos

Calviño_Economía3
Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital
El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital planea liberar de parte la carga de los créditos ICO a los autónomos que no puedan devolverlos. El Estado y los bancos compartirían las quitas.
Economía planea liberar de parte de la carga de los ICO a los autónomos que no puedan devolverlos

El Gobierno está actualmente estudiando soluciones para aliviar, al menos parte de la carga financiera de los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) concedidos durante la pandemia a los autónomos y pymes que los solicitaron y por culpa del alargamiento de la crisis van a tener dificultades para devolverlos . En concreto, fuentes oficiales del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital explicaron que una de ellas sería "liberar al colectivo de parte de esos préstamos"

Los créditos ICO venían a ser la solución para los autónomos y pequeños negocios faltos de liquidez al principio de la pandemia, cuando se pensaba que la crisis iba a durar unos meses o, a lo sumo, hasta finales del 2020. Si hubiera sido así, los profesionales y empresas que solicitaron estos préstamos hubieran podido recuperar su nivel de ingresos y comenzar a devolverlos. Sin embrago, la crisis se está alargando y ya hay expertos que apuntan a que continuará, como mínimo, hasta el próximo año.

Por ello, y a pesar de que el Gobierno pactó con Bruselas una ampliación de 12 meses más en los periodos de carencia y de cinco a ocho años los plazos de amortización de estos créditos, la realidad es que las entidades financieras y el Gobierno principalmente, ya están previendo que muchos de los negocios que solicitaron estos préstamos van a tener serias dificultades para devolverlos. De ahí que, en este momento, barajen la posibilidad de que aquellos autónomos que se encuentre en dificultades para asumir los créditos, ya sea porque se han visto obligados a cerrar sus negocios o porque mantengan un nivel de ingresos muy bajo que les impide recuperarse, puedan quedar exentos del pago de una parte de estos préstamos mediante un procedimiento de quitas. No es descartable que esta medida vaya unida a la reforma de la ley concursal que el Gobierno quiere aprobar en breve.

¿Quién asumirá estas quitas?

Al mismo tiempo se ha abierto un debate sobre quién asumirá esas quitas, ya que estos créditos están avalados entre un 70% y un 80% por el Estado y la entidades financieras asumen un 20% del riesgo. Desde Economía proponen "compartir esas pérdidas con la banca". Es decir, que ambas partes se hagan cargo de un porcentaje de esas quitas de las que se van a beneficiar los autónomos que no puedan hacer frente a su amortización. "La idea no es la banca tenga que asumir la quita en su integridad, sino que la comparta con el Gobierno", explicaron fuentes las del Ministerio. De hecho, señalaron que "hay que tener en cuenta que los créditos avalados por el ICO tienen un aval público del 80%, por ello se pide a la banca que pongan también de su parte, y no sea algo que caiga al 100% sobre las arcas públicas".

Según los últimos datos que maneja el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación digital, se han concedido 111.559 millones de euros en financiación al tejido productivo a través de 915.383 operaciones de créditos ICO aprobadas. De todas ellas, el 98% estaban dirigidas a autónomos y pequeños negocios.

El Gobierno quiere que los bancos “sean parte de la solución”

Una de las opciones que baraja el Gobierno es que los autónomos y pymes dejen de pagar una parte de los créditos concedidos por el Instituto de Crédito Oficial. Para ello, abogan por seguir "el mismo esquema que se sigue para su concesión: el Estado avala el 80%, mientras que la banca se encarga del 20% restante. El reparto del riesgo debe ser el mismo en el caso de que se tengan que soportar pérdidas", explicaron desde el Ministerio de Economía.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de de Asuntos Económicos y Transformación digital, Nadia Calviño, alabó la actuación de las entidades bancarias en los inicios de la crisis del Covid-19, y espera que "sigan siendo parte de la solución". Desde el ministerio de Economía señalaron que la colaboración público-privada que se llevó a cabo en la gestión de los créditos ICO "ha sido un gran ejemplo de superación ante las negativas consecuencias que la pandemia deja en nuestro país".

"La banca ha supuesto una pieza fundamental para hacer posible el acceso a financiación para el colectivo de autónomos y pymes durante los primeros meses. Gracias a su capilaridad y su red de datos se ha conseguido mantener a una gran parte de nuestro tejido productivo", explicó Calviño. "Por ello ahora confiamos en que sigan estando ahí", añadieron desde el ministerio de Economía.

El Banco de España está a la espera de la decisión del Gobierno

Por su parte, el Banco de España aún no se ha pronunciado. Según aseguraron fuentes oficiales de la entidad a este diario digital, "no hemos hecho ninguna valoración ni posicionamiento al respecto. Se trata de una propuesta que está valorando el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital y será el Gobierno quien tenga que tomar una decisión sobre ello", explicaron.

Hasta ese momento, el Banco de España señaló que no se posicionará ni a favor ni en contra de la propuesta. "Una vez la decisión sea firme, argumentaremos si es o no acertado para el organismo", concluyeron.

ATA pide "dejar de experimentar" y activar ayudas directas

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, expresó su preocupación por cómo va a ayudar el Ejecutivo a todos aquellos trabajadores por cuenta propia y pequeñas empresas que no solicitaron un crédito al ICO, sino que "soportaron las pérdidas tirando de sus ahorros". Amor se preguntó si "¿van a darles el Gobierno el mismo trato y la misma ayuda que a los que condone parte de la deuda?". 

Desde ATA vuelven a instar a las autoridades a poner en marcha mecanismos de ayudas directas y a fondo perdido para el colectivo de autónomos, y que "dejen de experimentar" otras vías. La Federación alertó de que en caso de no activar esa medida, "muchos autónomos y pequeños negocios están avocados al cierre definitivo".

Otro mecanismo: ayudas directas a los negocios viables

El Gobierno está trabajando con Europa para reformar el marco legal español e introducir nuevos mecanismos que alivien "la carga financiera y refuercen la solvencia" de los autónomos y empresas afectados por la pandemia. Ahora bien, las nuevas ayudas directas anunciadas por Economía, que vendrán financiadas con parte los fondos europeos -y que podrían distribuirse en parte a través de las CCAA-, no llegarán a todos los negocios por igual..

El Gobierno no quiere que estas nuevas ayudas sirvan para mantener a empresas "artificialmente", por lo que exigirá que los negocios sean "viables" para poder beneficiarse de ellas. Algo que ha recalcado en más de una ocasión la ministra Calviño: "nuestro énfasis y prioridad es ver qué instrumentos pueden servir para reforzar la viabilidad a medio plazo" . Pero no para todos, si no para los negocios cuyo "desequilibrio patrimonial viene causado por la pandemia". Es más, desde el seno del Gobierno ya dan por sentado que habrá más empresas que no superen la crisis, pero "la prioridad no es retrasar el desencadenamiento de procesos concursales", sino "evitar un impacto estructural de la pandemia", dijo Calviño.

Según explicaron las mismas fuentes, habría un grupo formado con varias entidades como "el Banco de España, el Tesoro, el ICO  y las patronales bancarias que lo que están haciendo es analizar la situación de las empresas para ver qué características son las adecuadas y cómo se enfocan los parámetros". En otras palabras, el Ejecutivo es consciente de que los fondos de los que dispone son limitados y se niega a mantener artificialmente a empresas 'zombies', término que utilizan los economistas para referirse a los negocios que tienen unos beneficios que no son suficientes para cubrir sus propios gastos financieros. Esto significaría, a fin de cuentas, 'sacrificar' a algunas empresas que, a priori, no tienen posibilidades de sobrevivir para poder atender a aquellas que sí pueden recuperarse de esta crisis. Sin embargo, el requisito de ser "viable" para poder acceder a las nuevas ayudas aún está por definirse.

Economía planea liberar de parte de la carga de los ICO a los autónomos que no puedan devolverlos