miércoles. 08.07.2020

FINANCIACIÓN Y AYUDAS DIRECTAS ANTES DEL 15 DE JUNIO

El Ejecutivo pacta con Ciudadanos cinco medidas para reactivar el sector turístico

El Ejecutivo pacta con Ciudadanos cinco medidas para reactivar el sector turístico
El Gobierno firmó un acuerdo este martes en el que se compromete a poner en marcha varias medidas para reactivar los negocios del sector turístico antes del 15 de junio. El plan prevé una línea prioritaria de financiación del ICO por valor de 2.500 millones de euros y otros 150 millones más en ayudas directas, cantidades inferiores a las que han destinado otros países como Italia. 
El Ejecutivo pacta con Ciudadanos cinco medidas para reactivar el sector turístico

El Ejecutivo cerró este martes un nuevo acuerdo con Ciudadanos, en el que se compromete a aprobar un plan con medidas para reactivar las actividades del sector turístico, a través de un Real Decreto.

El pacto consta de cinco puntos que el Gobierno se ha comprometido a poner en marcha antes del 15 de junio para reactivar el turismo nacional. El plan prevé una dotación de 2.500 millones de euros en avales para garantizar el acceso a crédito de los negocios y 151 millones en inversión directa que irían a parar al sector turístico y los negocios que de él dependen, como restauración, hoteles y demás actividades turísticas. 

La noticia ha sido bien recibida por parte de las asociaciones más representativas del sector, entre las que se encuentra Hostelería de España. "Un plan para reactivar el turismo, sector crucial en la economía española y del que dependen buena parte de los empleos en nuestro país, es siempre una buena noticia. Sin embargo,  todavía no podemos valorar con precisión el acuerdo, porque no conocemos demasiados detalles. Lo único que sabemos es que la dotación con la que contará, en comparación con los países de nuestro entorno, es bastante baja" aseguraron desde la Federación.

El presupuesto previsto para estas medidas -sumando financiación e inversión directa- ascendería a 2.651 millones de euros. Importe bastante inferior al que destinaron, con el mismo propósito,  tanto el Gobierno francés (18.000 millones), como el italiano (4.000 millones de euros).

2.500 millones de euros en préstamos ICO

El plan anunciado por el Gobierno para dar oxigeno a "uno de los motores del país", según se recoge en el texto, deberá incluir, ante todo, medidas para fomentar el turismo nacional y "constará de 2.500 millones de euros de líneas de avales ICO para garantizar la liquidez del sector". 

Sin embargo, es posible que este tramo no vaya a ser nuevo, sino que sea un subtramo incluido dentro de los 100.000 millones de las líneas de avales del ICO que ya anunció el Gobierno para garantizar la financiación y liquidez de los negocios en esta crisis. Se trataría de una línea de acceso preferente a los negocios cuya actividad sea turística o esté relacionada con el sector.

151 millones en "inversión directa" para el sector

Por otro lado, a esa cantidad se sumarán otros 151 millones de euros en inversión para transformar y digitalizar el sector.  De este importe, 75 millones irán destinados al refuerzo de destinos inteligentes y otros 70 a diseñar planes de sostenibilidad turística en destinos para acelerar la transformación del sector.

Además, también se prevé destinar alrededor de cuatro millones a programas de formación, capacitación y digitalización para negocios y trabajadores del sector.

Por otro lado, el plan también prevé la puesta en marcha de un Observatorio de Inteligencia Turística  para ofrecer información a las comunidades sobre las variables turísticas y su evolución y el análisis de la demanda internacional. Para ello, entre otras cosas, se destinarán dos millones a la creación de"un repositorio digital, común y único que actúe como una plataforma o portal abierto de distribución de información y conocimiento". según recoge el texto del acuerdo.

Hostelería pide garantizar el acceso a las microempresas

De momento, no ha trascendido ni cómo se articularán estas medidas, ni si se priorizará el acceso a ellas por parte de los autónomos y micronegocios , que son la mayor parte de las empresas españolas y también del sector turístico.

Es el caso de los hosteleros. Buena parte de este sector "está compuesto por microempresas y pequeños negocios regentados por autónomos. Todavía no sabemos qué protagonismo les ha dado el Gobierno en las medidas del plan que pretende poner en marcha. Pero esperamos que la financiación llegue realmente a quienes más la necesiten y no se limite a aportar liquidez a unas pocas empresas muy grandes. Le hemos trasladado varias medidas fundamentales para los hosteleros, pero todavía no sabemos si se tendrán en cuenta en el plan de reactivación" aseguraron desde Hostelería de España.

Según pudo saber este periódico, es probable que los nuevos avales del ICO tengan el mismo diseño que los que puso en marcha el Gobierno a principios de la crisis del COVID-19.  Ésta última fue la línea ICO Sector Turístico y actividades conexas Covid19/Thomas Cook, que agotó sus fondos pocas semanas después de haberse puesto en marcha. 

En ella,  los autónomos y empresas podían acceder a financiación avalada a través de sus entidades financieras, mediante la formalización de nuevas operaciones o renovación de las existentes para atender las necesidades de financiación como pagos de salarios; facturas de proveedores pendientes de liquidar;  alquileres de locales, oficinas e instalaciones; gastos de suministros; necesidad de circulante; entre otras necesidades de liquidez, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias.

Previsiones de movilidad nacional e internacional

En línea con el plan de reactivación, el Ejecutivo anunció el pasado lunes otras novedades que también afectan a los negocios del sector turístico. Según anunció el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, el Gobierno baraja que se permitan los viajes entre provincias de los turistas españoles a partir del 21 de junio, cuando prevén finalizar la última prórroga del Estado de Alarma. Siempre teniendo en cuenta la evolución de la pandemia y de las consideraciones de las comunidades autónomas.

Estas previsiones de apertura interprovincial depende en gran parte de las medidas que decretó el Gobierno de cara al turismo internacional. En un principio, se anunció que se iba a obligar a los turistas extranjeros a pasar por una cuarentena de 14 días cuando llegaran a España. Medida que, según el ministro Abalos, se puso en marcha para “dar coherencia al plan de desescalada entre nacionales y extranjeros”, porque no sería lógico que  “un nacional no pudiera ir a otra parte del Estado y un extranjero sí”.

Finalmente, el Gobierno ha rectificado la medida y pondrá punto y final desde el próximo 1 de julio  a la cuarentena impuesta para los viajeros que lleguen a España desde el exterior, por lo que será a partir de entonces cuando los turistas no nacionales podrán viajar a nuestro país sin ningún tipo de restricción.

El Ejecutivo pacta con Ciudadanos cinco medidas para reactivar el sector turístico