Miércoles. 17.10.2018

ESTUDIO DE HARVARD BUSINESS REVIEW

Los emprendedores de 45 años tienen un 85% más de probabilidades de éxito

Los emprendedores de 45 años tienen un 85% más de probabilidades de éxito

Los emprendedores de 45 años son los que fundan las startups con más éxito. De hecho, las personas que se encuentran en este rango de edad tienen un 85% más de posibilidades de triunfar en sus proyectos. Así lo dice un estudio realizado recientemente por Harvard Business Review, que sostiene que el factor clave de este éxito se debe a la experiencia laboral de los emprendedores de edad media.

Los emprendedores de 45 años tienen un 85% más de probabilidades de éxito

La edad media idónea del emprendedor es de 45 años, así lo dice un estudio realizado recientemente por Harvard Business Review sobre los pequeños negocios de Estados Unidos, el país por excelencia del emprendimiento. Los datos que reflejan este informe desmienten la creciente creencia de que el emprendedor solo puede ser joven. De hecho, la edad promedio del total de nuevos empresarios que fundaron una pequeña empresa es de 42 años, aunque el estudio incide en que, en este caso, son pequeños negocios sin una gran oportunidad de crecimiento. Es decir, actividades tradicionales en las que la competencia es muy grande, como “tintorerías y restaurantes”, explica el informe de la prestigiosa universidad. Sin embargo, los emprendedores de 45 años son los que más posibilidades tienen de crear una startup de base tecnológica de éxito, lo que acaba con el mito de que solo pueden triunfar los jóvenes emprendedores.

Desmintiendo el mito del joven emprendedor

“Cuando analizamos a los fundadores que han ganado premios TechCrunch en la última década, la edad promedio en el momento de la fundación era de solo 31 años”, señala Harvard Business Review. Sin embargo, Paul Graham, cofundador de Y Combinator, comenzó a grabar las entrevistas que él y sus socios sostenían con emprendedores con el fin de invertir en sus proyectos. Al revisar las imágenes, se centró en aquellas que mantuvo con startups que posteriormente habían fracasado con la intención de aislar los patrones que presagiaban una mala inversión, a los que denominó como "predictores negativos". Es aquí cuando se concienció de la existencia de una tendencia que solo afectaba a sus intereses de inversión: los socios tendían a ser recelosos de los emprendedores más mayores. "El punto de corte en la cabeza de los inversores es de 32 años. Después de los 32, empiezan a ser un poco escépticos", bromeó Graham en la presentación de uno de sus proyectos. A lo que añadió que "puedes ser engañado por cualquiera que se parezca a Mark Zuckerberg”.

En este sentido, Harvard Business Review se centró en el estudio de negocios que tienen un espíritu más cercano al emprendimiento en alta tecnología, utilizando una serie de indicadores como si la startup obtuvo una patente, si recibió inversión de capital de riesgo o dónde estaba ubicada la empresa. Teniendo en cuenta estos parámetros, el informe concluyó que la variación de la media de edad entre los emprendedores de los distintos sectores de actividad es significativa.

Así, en las startups de softwares informáticos, la edad promedio es de 40 años. Hay una falta de emprendimiento juvenil en otros sectores como el del petróleo, el gas o la biotecnología, donde la media de edad alcanza los 47 años.

Asimismo, Harvard Business Review destaca que las startups tecnológicas que más han triunfado a nivel mundial fueron fundadas por emprendedores de 45 años. Del mismo modo, el patrón de edad se repite en startups que crecieron hasta llegar a cotizar en el mercado de valores.

Por otro lado, el informe también demuestra que la edad es similar en las empresas que lograron el crecimiento de ventas más rápido. Es decir, los datos manifiestan que los emprendedores de éxito suelen ser de mediana edad.

¿A qué se debe el éxito de los emprendedores cuarentones?

Harvard Business Review ha explicado que “aunque hay muchos otros factores que pueden explicar la ventaja de la edad en el emprendimiento, encontraron que la experiencia laboral juega un papel crítico”.

En comparación con los emprendedores que no tienen una experiencia laboral muy amplia, aquellos con, al menos, tres años de oficio en la misma industria tienen un 85% más de probabilidades de crear una startup de éxito

Los emprendedores de 45 años tienen un 85% más de probabilidades de éxito