jueves. 21.11.2019

LAS INVERSIONES DE LOS DEPORTISTAS DE ÉLITE

¿En que emprenden los jugadores de fútbol?

Álvaro Morata durante un partido con la selección española.
Álvaro Morata durante un partido con la selección española.

Fuera del terreno de juego cambian las botas por la corbata. Podoactiva, Mobitto o Kerad Games son los nombres de algunos de los proyectos en los que invierten jugadores como Álvaro Morata,Cristiano Ronaldo o Gerald Piqué. Combinar negocios tecnológicos y deporte gana puestos entre los futbolistas de élite. Pero también la alimentación y las energías renovables.

¿En que emprenden los jugadores de fútbol?

Cada vez son más los futbolistas que se suman a la liga del emprendimiento y, como diría el entrenador del Atlético de Madrid, Cholo Simeone, fuera del terreno de juego escalan posiciones “partido a partido”.

Los deportistas de élite están más especializados y se van tecnificando. Es innegable que en los últimos años ha ido creciendo tanto el nivel intelectual como el nivel económico”, asegura a Autónomos y Emprendedor el portavoz del equipo asesor de Álvaro Morata, delantero del Chelsea, que emplea a 17 personas en sus empresas.

Tanto los clubes como los propios jugadores son conscientes de que su carrera deportiva es corta, con suerte alguno supera los 35 años. Jugado ese último minuto, ¿qué hacer?

Hasta hace unos años el banquillo, la silla del despacho o las oficinas de algún club eran las alternativas más frecuentes. Hoy, sin embargo, cotizan como autónomos y, alguno también paga el impuesto de sociedades, ya que continúan al frente de los proyectos que han emprendido a lo largo de su carrera deportiva. “En nuestro caso, y en el de muchos procuramos que estén relacionados con el deporte”, explica el portavoz de Morata. El ex – jugador del Real Madrid es socio de Podoactiva, clínica especializada en podolología deportiva y biomecánica del pie que se ha convertido en referente dentro del ámbito deportivo.

Gerard Piqué es otro ejemplo. El defensa del Barça se ha volcado con los eSports, videojuegos deportivos. Su empresa es la creadora de Golden Manager, aplicación que cuenta con más de 11 millones de usuarios en todo el mundo, y Trivia League, o lo que es lo mismo, el trivial del fútbol que recrea un partido de 90 minutos en el que cada pregunta correcta permite mantener la posesión del balón e ir avanzando posiciones.

El siete del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, también apostó por la tecnología. En 2012 pasó a formar parte del accionariado de Mobitto, una plataforma de marketing móvil cuya aplicación de ofertas facilita que marcas, empresas y consumidores interactúen. Sin embargo, la start up no obtuvo el éxito esperado.

El fracaso de Ronaldo con Mobitto no ha sido ni el primero ni el único. El principal riesgo al que se enfrentan los fútbolistas es el de los negocios que buscan dar un pelotazo aprovechando su imagen y fama. El portavoz de Morata describe la situación empleando una metáfora, “el dinero es un panel de rica miel al que acuden muchas moscas”. En su caso, desechan nueve de cada diez proyectos en los que les proponen participar, la mayoría de start ups, “preferimos comprar o participar en empresas que ya estén funcionando, en las que podamos comprobar los resultados”.

Diversificación

Además de haber saltado al campo de la revolución digital, los profesionales del fútbol se sienten atraídos por otro tipo de negocios. Alimentación, hostelería, renovables, enología, moda o formación se encuentran entre sus preferencias.

¿Quién iba a decir a Álvaro Morata que se convertiría en embajador de Los Manolitos, los mini croissants artesanos de Colmenar Viejo a los que están enganchados los jugadores del Atlético de Madrid, Griezmann incluido?

Y qué decir de el ‘Corazón Loco’ de Andrés Iniesta. La bodega de ‘el de Fuentealbilla’ cuenta con más de 120 hectáreas de viña de variedades nacionales Macabeo, Bobal o Graciano e internacionales Chardonnay, Petit Verdot o Sauvignon Blanc. El negocio del jugador que marcó el gol que dio el mundial de 2010 a la selección española de fútbol, ha ido creciendo y además de visitas a las bodegas cuenta con un negocio de casas rurales y turismo activo.

Piqué se centró en la hostelería. Tras cerrar su hamburguesería Yours, el pasado mes de febrero abrió el restaurante de alta cocina Blue Spot. Mismo sector ha sido tocado por las botas de Cristiano, que se sumó a la barrera de Tatel, uno de los restaurantes de moda en Madrid y en el que también participan, Rafa Nadal, Pau Gasol y Enrique Iglesias. Además, el pasado mes de mayo el portugués anunció que en breve abrirá un nuevo restaurante en Brasil, Doña Dolores, donde servirá las recetas de su madre.

A la vista está que el sector inmobiliario, está perdiendo atractivo entre las estrellas del fútbol. Y de emprender en este ámbito no sólo se fijan en el ladrillo. Morata, por ejemplo, ha adquirido recientemente una finca eólica.

Aún así y pese a que desde el momento en el que pasan a ser profesionales, los jugadores cuentan con el respaldo y apoyo de los clubs tanto a nivel de asesoramiento como en formación empresarial, según un informe de la consultora Schips Finanz, la mitad de los futbolistas que juegan en Europa se arruinan al poco de retirarse del campo de juego.

Resisten mejor al fracaso

Los fracasos de Ronaldo o Piqué no son los únicos. Muchos son los deportistas que han tenido que echar el cierre a sus negocios. La mayoría de ellos vuelven a intentarlo, es decir, deciden reemprender.

Obviamente el colchón del dinero ayuda, pero detrás de lo meramente material se encuentran otros valores que aprenden desde pequeños y que manan del deporte. “Maduran mucho antes que cualquier otro estudiante y tienen que hacer lo mismo en menos tiempo. Han de organizar su tiempo al milímetro”, relata el portavoz del jugador del Chelsea. Por otra parte, están acostumbrados a trabajar en equipo y saben que el éxito no depende de la individualidad. Son más resilientes frente al fracaso o ¿qué jugador de fútbol no ha perdido decenas a lo largo de su carrera profesional?

¿En que emprenden los jugadores de fútbol?