lunes. 08.03.2021

EL GOBIERNO MANTIENE EL ESCUDO DEL TEJIDO PRODUCTIVO

Los ERTE se mantendrán hasta tres semanas después de que finalice el Estado de Alarma

yolanda-diaz-ministerio-trabajo (1)
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y Economía Social.

Los ERTE se van a mantener hasta el próximo 31 de mayo, pasado el Estado de Alarma que finaliza el 9 de mayo.

Los ERTE se mantendrán hasta tres semanas después de que finalice el Estado de Alarma

Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) se prolongarán hasta el próximo 31 de mayo. Una noticia que tranquiliza a los 755.000 trabajadores y 175.000 negocios que siguen en estos momentos afectados por uno de estos expedientes.

El Gobierno comenzó hace apenas dos semanas a negociar hace con los agentes sociales (patronal y sindicatos) la extensión de los ERTE, que debían finalizar el próximo 31 de enero. Y este martes, y tres reuniones más tarde, esta medida consiguió luz verde para su prolongación durante los próximos cuatro meses. Eso sí, los ERTE seguirán manteniendo la clausula de salvaguarda del empleo que impide el despido de los trabajadores.

Para la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, el acuerdo alcanzado para la extensión de los ERTE es una prueba de que "el ADN del Gobierno es el diálogo social. Teníamos la voluntad de no agotar el tiempo de negociación y cerrar el acuerdo el pasado viernes 15. Y lo hemos conseguido". Según Díaz el documento se aprobó ese día, pero faltaba que diesen su visto bueno las organizaciones.  

En concreto, una de las últimas en dar su aprobación al texto fue la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). En un comunicado, la patronal señala que “los órganos de Gobierno de CEOE, reunidos este martes con carácter ordinario, han decidido por unanimidad aprobar el documento sobre la prórroga de los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTEs) hasta el próximo 31 de mayo”. Se trata de la confirmación de la extensión de este mecanismo dentro, una vez más, del diálogo social. 

Asimismo la titular de Trabajo aseguró durante su comparecencia en una rueda de prensa celebrada tras el acuerdo, junto al el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que  "este nuevo acuerdo permite hacer frente a la crisis económica más dura que jamás hayamos conocido. Se mantienen todas las características de los ERTE anteriores". Es decir se mantendrán los tres tipos: por fuerza mayor, por impedimento y por limitación. Y el paso de los antiguos a los nuevos será automático.

La única modificación importante que mencionó día es "una simplificación administrativa" y que permitirá que los negocios que quiera seguir en ERTE no tengan que presentar una declaración colectiva. "Simplemente tendrán que comunica que continúan en ERTE, lo que simplifica la gestión".  

Los autónomos empleadores estarán obligados a mantener el empleo

Uno de los principales escollos de la negociación para la extensión de los ERTE fue la cláusula del mantenimiento del empleo. Una condición que obliga a todos los negocios afectados por un ERTE (ya sea un autónomo empleador, o una gran multinacional) a mantener el empleo durante los seis meses posteriores a la desafectación del primer trabajador. Precisamente, la eliminación de esta obligación era una de las demandas de la patronal en la negociación y es lo que ha atrasado el acuerdo. Pero finalmente se ha mantenido tras la negativa del Gobierno y los sindicatos a eliminar esta cláusula.

Se trata de una eliminación que también demandaban muchos trabajadores por cuenta propia y pequeños negocios, que aseguraban que su negocio no estaba económicamente preparado ni para mantener el mismo nivel de empleo que tenían en marzo de 2020 cuando surgió la pandemia, ni para hacer frente a los despidos o el pago de finiquitos.

De hecho, diferentes expertos en materia laboral avalaban la supresión de esta cláusula. Así, por ejemplo, el director de Randstad Research, Valentín Bote, explicó que las 755.000 personas que hay afectadas por un ERTE tienen “un futuro complicado. Lo natural sería que la reactivación económica permitiera absorber dichos trabajadores y que volviesen a sus puestos de trabajo de manera paulatina durante 202. Pero la situación que justificó la activación de los Expediente se prolonga demasiado tiempo, haciendo que no tenga sentido mantener viva la relación laboral”.

Este experto dijo que “podemos esperar que se produzcan reducciones de plantilla durante 2021”. Sobre todo en sectores como hostelería, comercio y determinadas actividades industriales más afectadas.

Sin embargo, sindicado y Gobiernos se mantuvieron firmes en la negociación, y la cláusula de empleabilidad se mantienen asociada a la medida. Y la única fórmula habilitada para no cumplir con ella es que los negocios muestren estar en situación de pedir un concurso de acreedores.

En este sentido, Díaz dijo que en la extensión de los nuevo ERTE "se mantienen la prohibición de despedir. 

Los sectores no quieren “prórrogas temporales”

La noticia de la extensión de los ERTE ha aliviado la angustia de muchos pequeños negocios y trabajadores acogidos a esta medida, muchos desde el pasado mes de marzo. Que si bien avalan su prolongación, les hubiera gustado que el Gobierno hubiera extendido durante más tiempo la vigencia de la medida, ya que muchos consideran que hasta mediados de verano no van a estar recuperados.

El portavoz y tesorero de la Confederación Española de Comercio (CEC), Carlos Moreno, afirmó que “es una medida imprescindible para nuestro sector” y alabó su extensión . Sin embargo también criticó que “lamentablemente seguimos con prórrogas temporales que generan cierto desconcierto. Nos gustaría que, como en otros países, estas medidas se hubieran tomado con un horizonte más a largo plazo”.

A su modo de ver los negocios necesitan seguridad de que no se les va abandonar. Asimismo, consideran que los ERTE son necesarios pero “insuficientes, sobre todo cuando la viabilidad de cientos de miles de empresas sigue estando en el aire. Es imprescindible poner en marcha ayudas directas a las mismas como en otros muchos países de nuestro entorno”.

Se mantiene el escudo de protección del tejido empresarial

A la extensión de los ERTE anunciada este martes le sigue la prolongación de la prestación por cese de actividad acordada también martes. Ambas medidas se extenderán hasta el próximo 31 de mayo. De esta forma, patronal, sindicatos y Gobierno aseguran el escudo de protección del tejido empresaria hasta tres semanas después de que finalice el estado de alarma.

Los ERTE se mantendrán hasta tres semanas después de que finalice el Estado de Alarma