domingo. 19.09.2021

HASTA AHORA PERDÍAN SÓLO UN 4%

El Gobierno planea recortar hasta un 16% las pensiones de quienes se prejubilan con bases de cotización altas

jubilacion-activa-societarios
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quiere "rehacer los coeficientes desincentivadores" para que todos los autónomos y trabajadores que adelanten su jubilación "tengan una penalización en su pensión del 16%". Hasta ahora, a los que cotizan por bases altas sólo se les está aplicando un 4%.
El Gobierno planea recortar hasta un 16% las pensiones de quienes se prejubilan con bases de cotización altas

El Gobierno quiere reformar el mecanismo de la jubilación anticipada "lo antes posible", para que se apliquen los desincentivos previstos por ley de entre un 6,5% y un 8% por año adelantado, no sólo a los autónomos y trabajadores con bases medias o bajas, sino también a los que cotizan por las bases más altas. Cosa que hasta ahora, según afirmó la Seguridad Social, no sucede porque a los que cotizan por bases más altas sólo se les reduce la pensión un 4%.

 "Vamos a rehacer este sistema de coeficientes desincentivadores. Y lo vamos a hacer para que refleje esa idea que la norma tiene presente, y es que si alguien quiere jubilarse dos años antes, lo haga con una penalización permanente en su pensión de hasta un 16%". Así lo aseguró el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, durante su intervención en la inauguración del Libro Blanco del Talento Sénior, que elaboró la Fundación Adecco y la Fundación Seres. Según Escrivá, el Gobierno ya está "negociando" con los agentes sociales introducir una serie de cambios en la Ley General de la Seguridad Social con el fin de aumentar las penalizaciones en algunos casos en los que las penalizaciones por prejubilación se ven sustancialmente rebajadas.

A juicio del ministro, la tasa de penalización que hay ahora mismo es "suficiente" en términos generales. Sin embargo, los autónomos y trabajadores por cuenta ajena que cotizan por las bases más altas, en determinadas circunstancias, pueden retirarse dos años antes de la edad legal con una reducción de tan sólo un 4% sobre su pensión (2% anual). Y previsiblemente, la intención del Gobierno es que se les aplique el mismo coeficiente que a los demás, es decir, hasta un 16%

Se podría elevar de un 4% a un 16% la penalización a las bases altas 

Este desajuste se debe a una excepción recogida por ley que sólo afecta a las bases más altas de cotización. En España, la pensión máxima es de 2.704 euros en 2021 pero la base de cotización máxima supera los 4.070 euros. Esto significa que cuando un trabajador -ya sea por cuenta propia o ajena- accede al retiro, sólo percibirá 2.704 euros aunque la base por la que cotiza sea muy superior. Si se jubila de forma anticipada, podría darse el caso de que aunque se aplicasen coeficientes reductores su pensión se quedara igual, ya que un 16% de 4.000 euros daría como resultado una reducción de 640 euros que, en todo caso, seguiría dejando una base reguladora muy por encima de la pensión máxima que e4stipula la ley. 

Para evitar que haya trabajadores que se retiren dos años antes sin sufrir ninguna penalización real ya que sus bases superan con creces la pensión máxima, la ley actual prevé que, en todo caso, para las bases más altas, esa pensión máxima quede reducida en un 0,50% por trimestre, o lo que es lo mismo, un 2% por año y un 4% por los dos años.

Sin embargo, para el ministro de Inclusión Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá,  estos "coeficientes desincentivadores no son lo suficientemente desincentivadores, sobre todo en particulares tramos de cotización a la Seguridad Social. En realidad, este desincentivo suele ser muy inferior al 8%, y hay margen de sobra para desincentivar todavía más" el retiro anticipado ". 

Al parecer, lo que pretende el Ejecutivo es introducir nuevos mecanismos que, a priori, mantendrían todas las penalizaciones en un máximo de un 16% para los trabajadores con rentas bajas y medias que adelanten su jubilación dos años, pero elevarían hasta ese mismo porcentaje los coeficientes reductores que se aplican a aquellos que tienen las bases de cotización más altas y que hasta la fecha se podían prejubilar con una penalización del 4%.

Hasta 324 euros más de reducción en algunos supuestos 

Si así fuera y finalmente se generalizaran los desincentivos para todas las bases de cotización, la diferencia podría ser sustancial para aquellos pensionistas que accedan al retiro con rentas elevadas. Así, poniendo el ejemplo de un trabajador por cuenta propia que tenga una base reguladora de 4.000 euros: 

  • Con el actual sistema de penalizaciones, sólo se le aplicaría un 4% de reducción sobre los 2.708 euros si anticipara dos años su retiro, lo que daría como resultado 108 euros menos al mes. O lo que es lo mismo, pasaría de cobrar 2.708 euros a 2.600 euros.
  • Si se reforma el sistema de penalizaciones, se podría llegar a aplicar un coeficiente reductor del 16% sobre los 2.708 euros de pensión máxima. O lo que es lo mismo, se reduciría en 432 euros la pensión mensual del autónomo y bajaría hasta los 2.276 euros.

Es decir, con esta reforma, los autónomos que coticen por las bases más altas podrían llegar a ver reducida su pensión en 324 euros más al mes frente al anterior sistema.

Incentivar más la jubilación demorada 

Así mismo, Escrivá apuntó que "hay un segundo elemento -esta reforma- y es la necesidad de fomentar el trabajo más allá de la edad legal de jubilación. Esta edad es un derecho, no una obligación. Por ello, tenemos que intentar poner mejores incentivos para que las personas puedan extender su edad de jubilación cuando así lo deseen".

De este modo, "lo primero que tenemos que hacer es publicitar más esta modalidad, ya que hemos comprobado a través de las encuestas que hay mucho desconocimiento sobre la jubilación demorado", dijo el ministro.

La jubilación demorada es una bonificación en la base de cotización, para los que decidan prolongar su vida laboral más allá de la edad legal, que actualmente está en los 65 años y 10 meses.

Cada vez se viven más años y, frente a esto, la Seguridad Social tuvo que adaptarse. En nuestro país, salvo para algunos colectivos como los funcionarios - donde existe una edad de retiro forzoso-, la jubilación no es obligatoria. Tanto los autónomos como los asalariados pueden continuar trabajando más allá de la edad en la que les correspondería jubilarse.

Sin embargo, nuestro país está a la cola de la mayoría de países europeos en incentivos a la jubilación más allá de la edad legal. "España es un país que bonifica muy poco la demora de la jubilación", reconoció el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en anteriores comparecencias.  Concretamente, los incentivos son de una media de un 3,2% por año demorado. Porcentaje que, según el ministro, tiene margen de ampliación.

Además, se baraja cambiar el método por el que se aplica este complemento: parece que "las personas estarían más dispuestas a aumentar su edad de jubilación a cambio de un pago único, en lugar de lo que hay ahora que es una aumento de la pensión permanente. Un pago único equivalente puede tener más atractivo que un aumento porcentual de la pensión en toda tu vida como jubilado", apuntó el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

El Gobierno planea recortar hasta un 16% las pensiones de quienes se prejubilan con bases de cotización altas