miércoles. 18.09.2019

RELACIÓN DIRECTA CON EL TIEMPO EN COBRAR UNA FACTURA

España es unos de los países donde han aumentado las quiebras

España es unos de los países donde han aumentado las quiebras

El Informe Global de Bancarrotas de 2019 trae buenas y malas noticias. Las primeras, que el número de quiebras en la mayoría de países del mundo se redujo el pasado año. Las malas, que España no está entre ellos. Al contrario, las bancarrotas en nuestro país crecieron un 1%. Fundamentalmente por los retrasos en el cobro de las facturas.

 

España es unos de los países donde han aumentado las quiebras

A pesar de las tensiones que atraviesan los mercados internacionales, el pasado año, el número de quiebras de negocios a nivel mundial se redujo considerablemente. Así lo confirmó el Informe Global de Bancarrotas elaborado por la consultora Dun & Bradstreet y publicado por la empresa española Informa. Las cifras en España no han sido tan positivas. El informe revela que el número de bancarrotas en nuestro país se elevó en un 1%, Esto significa que 3.983 pequeños y medianos negocios españoles quebraron el año pasado.

 Aunque el número de bancarrotas se ha reducido en algunas grandes economías, los datos siguen sin ser del todo positivos.  El 41,9 % de los países analizados empeoraron sus cifras. Así, los países escandinavos, Australia y España vieron crecer su número de negocios en quiebra.

Al otro lado de la lista se encuentran el 49 % de los países analizados que recortaron sus bancarrotas en 2018. "Esta caída se produce a pesar de las continuas incertidumbres económicas, incluyendo la tensión comercial entre EEUU y China o la salida del Reino Unido de la Unión Europea" añadieron desde Dun & Bradstreet.

Tanto Rusia como Japón registraron caídas récord en el número de bancarrotas de 2018, mientras que las quiebras en EEUU, Alemania e Italia se recortaron un 3%, un 3,9% y un 5,8% respectivamente . En el caso del Reino Unido descendieron ligeramente, un 0,3 %, "denotando cierto estancamiento".

Para Markus Kuger, economista Jefe de Dun & Bradstreet, a pesar de una considerable reducción de negocios en quiebra en buena parte de los países analizados, los datos no son positivos. Es más, debido a la incertidumbre e inestabilidad, se esperan peores resultados para este año. “El Global Bankruptcy report es un recordatorio más de los continuos retos que tienen que enfrentar muchos negocios en el actual clima de incertidumbre. Nuestras previsiones para 2019 son a la baja y esperamos un crecimiento más lento en la mayoría de las regiones”.

Los retrasos en el periodo de pago establecido aumentan las quiebras

En cuanto a los motivos por los que un negocio puede llegar a una situación extrema como es la declaración de bancarrota, "el retraso en los pagos o los impagados de clientes son un factor que contribuye" apuntaron desde  Dun & Bradstreet’s. No sólo eso, la propia empresa mostró en su análisis que hay una relación directa entre los retrasos medios de pago y el volumen de quiebras en los países.

De esta forma, son las economías que cuentan con menores retrasos respecto al periodo de pago establecido por ley, las que menos quiebras registran. "Las facturas en Alemania (país cuyo número de bancarrotas descendió un 3,9%) se abonaron con una media de 6,7 días de retraso en el primer trimestre de 2019, comportándose mucho mejor que la media europea, donde la demora se eleva a 13,4 días de retraso sobre el periodo legal". 

En el caso del Reino Unido, su ligero descenso en el número de quiebras de negocios se corresponde con una pequeña mejora en el retraso en los pagos desde los 14,7 días registrados en el segundo trimestre de 2018 hasta los 13,7 de los primeros tres meses de 2019. Por último, España (con un incremento de bancarrotas del 1%), supera a la media europea con un retraso medio de 13,73 días -por encima de los 60 permitidos por ley- entre enero y marzo. 

Las grandes empresas y administraciones españolas incumplen los periodos de pago

Tanto las grandes empresas como las administraciones españolas incumplen el periodo de 60 días estipulado por la ley de morosidad. Así lo confirmaron los datos del informe sobre los periodos medios de pago en el primer semestre de 2019 elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Conforme aumenta el tamaño del negocio se observan periodos de pago más dilatados. Los negocios de menos de 9 trabajadores pagan sus facturas en 48 días, Por su lado, los negocios de entre 9 y 50 trabajadores pagan de media en 53 días y los que tienen entre 50 y 250 empleados tardan hasta 61 en pagar las facturas a otras empresas. Con los datos en la mano, se puede afirmar que a medida que aumenta el tamaño de la empresa se incrementa el periodo medio de pago.

No sólo la mayoría de negocios tardan más de lo debido en pagar a sus proveedores. Las tres administraciones (local, regional y nacional) incumplen sus periodos de pago legales establecidos en 30 días. El periodo medio de las administraciones autonómicas durante el primer semestre de 2019 se situó en 35 días, 37 en el caso de la administración central. Por último, la administración local -que es para la que trabajan la mayoría de los autónomos- es la que más tarda en pagar a sus proveedores. Abona sus facturas en 65 días, dos veces más tarde de lo estipulado por ley. 

España es unos de los países donde han aumentado las quiebras