domingo. 19.09.2021

Y ESTÁN PREOCUPADOS POR LA DEVOLUCIÓN DE SUS PRÉSTAMOS

España es uno de los dos países europeos con más autónomos en situación de crisis

pexels-slondotpics-408503 (1)

España es de los países europeos, junto a Italia, con un mayor número de autónomos y pequeños negocios afectados por la crisis: el 80% vieron caer su facturación. Esto supone hasta un 20% más que en Francia o Alemania donde su situación es muy diferente. 

España es uno de los dos países europeos con más autónomos en situación de crisis

Las pequeños negocios y autónomos son fundamentales para el conjunto de la economía europea. Conforman más de la mitad del tejido productivo en los países de la UE. Sin embargo, la pandemia no ha afectado por igual a las pymes de nuestro entorno y en algunos países el impacto ha sido mucho menor. España, junto a Italia, marca uno de los peores datos de esta crisis, con más del 80% de sus actividades que vieron caer su facturación, según un informe de la consultora estratégica McKinsey & Company

Los emprendedores europeos representan buena parte de la población activa. Sin embargo, millones de autónomos han visto cómo la crisis del coronavirus ha trastocado sus ingresos y expectativas de crecimiento. El informe realizado por McKinsey & Company engloba a 2.200 pequeños negocios de Francia, Alemania, Italia, Inglaterra y España y uno de sus principales resultados es que el 70% de los autónomos y pymes europeas habían disminuido su facturación como resultado de la pandemia.

Sin embargo, el impacto de la pandemia es desigual entre los países. Mientras que en Francia o  Alemania, un 58% y un 60% de sus negocios, respectivamente, vieron caer sus ingresos, en Inglaterra esta cifra asciende hasta el 71%. Aunque los datos son de por si negativos en estos tres países, se ven notablemente superados por los de España e Italia, en los que un 80% de sus actividades vieron caer su facturación respecto a 2019.

Sólo un 1% de las pymes españolas vio crecer "notablemente" sus ingresos

España es una de las que peor sale parada en comparación a nuestros vecinos europeos. Sólo un 1% de los pequeños negocios españoles aseguró haber incrementado notablemente su facturación, dato similar al de Italia y que se ve superado en tres puntos por Francia, Alemania e Inglaterra. Asimismo, el 13% de los emprendedores españoles afirmaron no haber notado el impacto de la crisis, un porcentaje inferior en comparación a países como Francia y Alemania donde este tipo de autónomos que apenas si han sufrido merma en sus ingresos superan el 20%.

Por contra, uno de los datos más equitativos es el cierre de negocios. Francia encabeza esta lista, en la que el 13% de los negocios galos creen que deberán cerrar o declararse en quiebra en un plazo de seis meses, frente al 11% español. Asimismo, Alemania, Inglaterra e Italia posicionan dicha estimación en un 10%. El mapa de sectores que se verá más afectado por estos cierres , aglutina en un 22% a los negocios dedicados a la logística, seguidos de un 15% en la agricultura y la hostelería. 

Los negocios españoles también están más endeudados

 En materia de financiación también existen grandes diferencias entre los países europeos y su capacidad para pagar préstamos o hacer frente a otros gastos, como los laborales. El 30% del tejido productivo español está preocupado por el momento en que deberán devolver sus préstamos en comparación al 14% de Alemania. Del mismo modo, un 38% de los pequeños negocios españoles temen no poder pagar a sus empleados frente al 16% de Francia o Alemania.

Las perspectivas de crecimiento tampoco son halagüeñas para los emprendedores españoles. Alrededor de un 37% de los emprendedores españoles están preocupados con su crecimiento, cifra a la que sigue Inglaterra en un 30%. Los sectores con peor previsión de crecimiento son el alojamiento, hostelería, arte, ocio y entretenimiento. 

A pesar de que pocos países  son optimistas con las perspectivas de mejora a corto plazo, Alemania destacó como la economía que menos se contraerá por esta crisis. Alrededor de un 39% de pequeños negocios alemanes consideró formar parte de una economía fuerte. Sin embargo, un 89% de los negocios españoles consideran que la economía de su país es débil o extremadamente débil. Cabe destacar que esta radiografía de la economía es compartida por el resto de países encuestados, donde Francia, Italia e Inglaterra estiman en un 80% de los casos lo mismo que España.

Los pequeños negocios ingleses se quejan del poco apoyo de su Gobierno

Inglaterra cuenta con seis millones de pequeños negocios, que representan el 99% de todas las empresas del país, el 33% del empleo y el 21% de toda la facturación económica. Según la plataforma económica británica Simply Bussiness, los pequeños negocios ingleses estiman que, de promedio, a cada emprendedor le costará 22.500 euros la crisis del coronavirus. Eso supone 126.000 millones de libras si se tiene en cuenta los seis millones de pequeños negocios que hay en Reino Unido. Estos datos afectarán especialmente a los más de 840.000 propietarios de pequeños negocios que, según los expertos, no volverán a recuperar los niveles de actividad previos a la pandemia.

Asimismo, el 81% de los pequeños negocios británicos creen no haber tenido suficiente apoyo por parte del gobierno inglés. El 41% no se siente apoyado en absoluto, y el 40% restante señala que ha tenido algún apoyo pero que no ha sido suficiente para paliar la crisis. Además, el 37% de los emprendedores ingleses, aseguró no haber podido acceder a los esquemas de ayudas y subvenciones del Ejecutivo británico.

Por otro lado, aseguran que muy pocos negocios y autónomos se han beneficiado de las ayudas estatales:

  • Régimen de apoyo a la renta de los autónomos: 33%
  • Esquema de préstamo de recuperación: 26%
  • Subvención de apoyo para restricciones locales: 18%
  • Esquema de préstamos por interrupción del negocio por coronavirus: 3%

Finalmente, el 25% de los negocios ingleses creen que la ansiada recuperación económica no llegará hasta la primavera o verano de 2022.

Los negocios franceses sólo han sufrido una caída media del 8,4% en su facturación 

Según el barómetro de l'Ordre des Experts Comptables del Ministerio de Economía y Finanzas francés, en el año 2020 los pequeños negocios de este país experimentaron una caída en su facturación del 8,4% respecto al 2019.

Desde Francia aseguran que estos datos “son significativos, pero no catastróficos”. En cualquier caso, el ministerio entiende que estos datos son optimistas frente al pesimismo generalizado del ejercicio del año 2020 en el que se esperaba una ola masiva de pequeños negocios en quiebra. Asimismo, el impacto de la pandemia se manifiesta de forma distinta según la zona geográfica del país galo. Regiones como Córcega, dependientes de la hostelería y el turismo, se desplomaron hasta el 14% y zonas del Norte de Francia como Bretaña, también experimentaron el mismo nivel de pérdidas.

Finalmente, los negocios franceses más afectados fueron la restauración y la hostelería, con caídas en su facturación de hasta el 44,4%. Cabe destacar que otros negocios como los comercios de moda, peluquería o construcción reflejaron menores caídes, comprendidas entre el 4% y 20%.

219.000 autónomos dejaron su actividad en Italia en 2020

La Fondazione studi dei Consulenti del lavoro de Italia destacó cómo el autoempleo fue arrasado por la pandemia a lo largo del 2020. De los 841.000 puestos de trabajos perdidos en la segunda mitad del 2020, 219.000 correspondían a trabajadores por cuenta propia, una disminución significativa del 4,1% de los autónomos italianos.

Además, ocho de cada diez autónomos italianos reportaron una reducción de sus ingresos en el primer año de la pandemia. Donde uno de cada tres demostró haber perdido más de la mitad de sus ingresos. Según la fundación, las ayudas destinadas por el gobierno italiano de las que se beneficiaron más de cuatro millones de trabajadores, no han sido siquiera suficientes para aportar liquidez y frenar las contingencias de la pandemia.

Por otra parte, los pequeños negocios italianos también han sufrido las consecuencias de esta crisis. La contratación en tejido productivo se redujo en un 7,1% (71.000 empleos menos). A nivel sectorial, los alojamientos turísticos y la restauración registraron la mayor tasa de pérdida de autónomos dada la importancia del sector turístico en el país, en la que 33.000 autónomos cesaron su actividad.

Alemania: la economía más estable durante la pandemia

Los datos revelados en el informe McKinsey & Company y la Asociación de Fundadores y Autónomos de Alemania (VGSD), sitúan al país germano como uno de los que mejor afrontan la crisis del coronavirus. Alrededor de un 42% de los autónomos y pequeños negocios alemanes no han sufrido el impacto de la crisis e, incluso, han mejorado sus expectativas de negocio.

Desde la asociación sostienen que las ayudas para los autónomos germanos han sido efectivas. Alemania es un país que no depende de factores estacionales como el turismo, lo que se traduce como un menor impacto de la crisis para los trabajadores por cuenta propia. Asimismo, desde VGSD, confirmaron que el número de autónomos que cesaron su actividad es menor que aquellos que actualmente están facturando y trabajando.

Finalmente desde la asociación explicaron que el volumen de negocios se ha incrementado de un 43% a un 51% a finales de 2020. Esto puede deberse a las medidas del Ejecutivo alemán, como las ayudas puente, y la solvencia económica del país.

España es uno de los dos países europeos con más autónomos en situación de crisis