CONTABILIDAD NACIONAL

España se mantiene como uno de los pilares del crecimiento económico en la Eurozona

El PIB en España ha acelerado su crecimiento hasta el 3,1% entre abril y junio y suma ya nueve trimestres consecutivos por encima del 3%.

Trabajador industrial, en su fábrica
España se mantiene como uno de los pilares del crecimiento económico en la Eurozona

El crecimiento del PIB de la economía española se situó en el 3,1 % interanual durante el segundo trimestre del año, una décima porcentual superior a la tasa registrada en el primer trimestre, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según un análisis de la Cámara de Comercio de España, esta evolución trimestral "pone de manifiesto el dinamismo que mantiene la actividad económica del país en los últimos años". En concreto, son 9 los trimestres consecutivos en los que la economía española viene experimentando avances iguales o superiores al 3 % interanual.

Por su parte, el crecimiento trimestral fue del 0,9 % entre abril y junio, una décima por encima del registrado durante el trimestre previo.

Gracias a este comportamiento, "España continúa siendo uno de los pilares del crecimiento económico y la creación de empleo de la eurozona", sostiene la entidad cameral.

Destaca la intensidad con la que la economía española siguió creando puestos de trabajo durante el segundo trimestre. El crecimiento del empleo en este periodo fue del 2,8 % interanual, tasa tres décimas superior a la del trimestre precedente, y que se tradujo en 480.000 empleos adicionales a lo largo del último año (en términos de empleo equivalente a tiempo completo).

Perspectivas

De acuerdo con las últimas previsiones de la Cámara de Comercio de España, el dinamismo de la economía española se mantendrá en la segunda parte del año con tasas de crecimiento interanual que pueden seguir por encima del 3 %. Con este dinamismo sostenido, el incremento del PIB de España para el conjunto del año 2017 podría alcanzar el 3,1 %.

En este contexto, la creación de empleo se mantendrá en torno al 2,5 % o incluso podría acelerarse alguna décima adicional durante la última parte del año, con un crecimiento de la productividad de la economía cercano al 0,5 %. El número de puestos de trabajo creados en el conjunto de 2017 podría acercarse a los quinientos mil (en términos de empleo equivalente a tiempo completo). La tasa de paro, por su parte, seguiría reduciéndose, aproximándose al 16 % de la población activa al finalizar 2017, superando las expectativas creadas al inicio del presente ejercicio.

La confirmación de estas previsiones está condicionada a la evolución de ciertas incertidumbres políticas y económicas. En particular, la Cámara de España sigue apostando por el consenso con el fin de poner en marcha de forma inmediata las reformas estructurales que aún debe acometer la economía española. Asimismo, la posible intensificación en la reducción de estímulos monetarios por parte del Banco Central Europeo también podría ser un foco de influencia destacada en lo que queda de año y, sobre todo, para el siguiente ejercicio.

Motores del crecimiento

El patrón de crecimiento de la economía española se mantiene sustancialmente respecto a trimestres precedentes, aunque cabe destacar una aportación ligeramente menos relevante de la demanda externa en favor de la demanda interna.

La aportación positiva al crecimiento de la demanda externa durante el segundo trimestre fue de 0,7 puntos porcentuales (0,8 en el primer trimestre), con un crecimiento de las exportaciones del 4,5 % y un avance de las importaciones del 2,8 %.

Por su parte, la aportación al crecimiento de la demanda nacional (2,4 puntos porcentuales) se ha acelerado muy ligeramente respecto al trimestre anterior (2,3%) debido, principalmente, a un comportamiento del consumo de los hogares que se ha mantenido con relación al del trimestre precedente (2,5 %) y, sobre todo, se ha registrado una ligera aceleración del consumo público, cuyo crecimiento en este periodo ha sido del 1,3%, cuando en el trimestre precedente fue casi nulo.

España se mantiene como uno de los pilares del crecimiento económico en la Eurozona
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad