domingo. 25.10.2020

SEGÚN UN INFORME DE CEPYME

España podría perder 300.000 empleos en 2020 por culpa del coronavirus

España podría perder 300.000 empleos en 2020 por culpa del coronavirus

Si el Estado de Alarma y confinamiento se prolonga durante más de cuatro semanas, en España se perderían 300.000 empleos, la mayoría de ellos, por parte de autónomos y micronegocios. Son algunas de las conclusiones del último estudio de Cepyme.

España podría perder 300.000 empleos en 2020 por culpa del coronavirus

La crisis del coronavirus no está afectando a todo el tejido empresarial por igual. Todo lo contrario. Sus efectos están siendo mucho mayores  entre los autónomos y pymes, en muchas ocasiones, sin colchón alguno para hacer frente a la caída de ingresos o cierre de sus locales.

Aunque aún es pronto para determinar y cuantificar a cuánto ascenderán las consecuencias económicas de esta pandemia, un estudio elaborado por Cepyme, en colaboración con el Centro de Predicción Económica (CEPREDE) ya ha elaborado algunas previsiones sobre los efectos que habrá en el empleo. Según la organización, de prolongarse más de cuatro semanas esta situación de cuarentena por el Estado de Alarma,  se podrían llegar a perder en España más de 300.000 empleos en 2020.

Se trata de una gran pérdida de puestos de trabajo. Y la mayor parte de ellos, dependerían de un pequeño negocio. Así, y según los datos del informe, de los 313.692 empleos que se destruirían, el 23% vendría del colectivo de autónomos, otro 23% sería de micro-pymes, el 22% de pequeñas empresas, el 16% de las medianas y otro 16% de las grandes.

Dicho de otro modo, contando sólo los despidos realizados por autónomos y micropymes se perderían entre 70.000 y 80.000 empleos. Los de pequeños negocios ascenderían a 70.000 y los de los medianos a 40.000. En el caso de las grandes compañías, con recursos suficientes para hacer frente a un parón prolongado de la actividad, se perderían 50.000 trabajadores. Además, la destrucción de empleos es mucho mayor entre los negocios de menor tamaño porque han sido justo los sectores que tienen más autónomos y pymes - como comercio, turismo, restauración, etc,-, los que más se están viendo afectados por la crisis sanitaria. 

El presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Gerardo Cuerva, explicó, durante la presentación telemática del informe que “las actividades que más se van ver afectadas por este parón son precisamente aquellas en la que las pymes tienen una presencia mayoritaria. Y al revés, en los sectores en los que se avecina un menor impacto, las pymes tienen muy poca presencia”.

La caída de puestos de trabajo  tendría también consecuencias en el crecimiento económico del país. Según el estudio de Cepyme y CEPREDE, el parón de cuatro semanas, aparte de suponer la pérdida de más de 300.000 empleos, generaría también una caída en el Producto Interior Bruto (PIB). “Dejaríamos de crecer o, directamente, no creceríamos. El PIB se elevaría sólo hasta el 1,7%", aseguró Cuerva.

Por último, el presidente de Cepyme señaló que los datos eran resultado de un estudio y que para conocer realmente el impacto que tiene la crisis sanitaria en los pequeños negocios habrá que esperar. Además, todo dependerá de lo que se prolongue en el tiempo el parón y de que las medidas que ponga en marcha el Gobierno para paliar la crisis sanitaria lleguen, de verdad, a los pequeños negocios. Para Cuerva, esto no significa otra cosa que "eficacia" y "agilidad" en los procedimientos y medidas que impongan. 

Los sectores más afectados en un parón de cuatro semanas

Por su parte, el profesor de economía aplicada de la Universidad Autónoma de Madrid y jefe del equipo que ha liderado el estudio, Julián Pérez, quiso, en su intervención, incidir en el hecho de que el estudio estaba realizado a base de hipótesis. Según apuntó, todavía es muy pronto y no han salido los datos oficiales para saber y estudiar cuáles son las consecuencias reales de este parón económico. Algo que espera que ocurra a mediados de abril, cuando se publiquen los datos oficiales de la caída de consumo, luz, y demás indicadores. 

El profesor también explicó que, para realizar el informe, han estudiado las consecuencias económicas que está teniendo para los distintos sectores el confinamiento de la sociedad o, como él dijo, “la contención del consumo privado”. De esta forma, son capaces de prever cuál será el impacto económico y el número de empleos que se perderían en los diferentes sectores económicos, en un supuesto parón de cuatro semanas.

En este sentido, una de las actividades más afectadas sería la de servicios de comidas y bebidas que perdería 80.319 empleos, de ellos, 18.149 provendrían del colectivo autónomos y 27.733 de micropymes. Le sigue en el ránking de los sectores más afectados el comercio al por menor con 41.577 empleos menos; el de servicios de alojamiento (20.239 empleos menos); el de venta y reparación de vehículos de motor y motocicletas (11.323 empleos menos) y el transporte terrestre y por tubería (10.310 empleos menos).

Entre los sectores que menos puestos de trabajo perderían se encuentran las actividades dedicadas a la extracción de antracita, hulla y lignito, o de petróleo y gas natural, o de minerales metálicos. También, y no es de extrañar, las actividades de descontaminación y gestión de residuos , y la fabricación de productos farmacéuticos . 

España podría perder 300.000 empleos en 2020 por culpa del coronavirus