Domingo. 16.06.2019

PUEDEN SOLICITAR LA AYUDA SI INGRESAN MENOS DE 38.724 EUROS AL AÑO

El Estado subvenciona las cuotas de los deportistas autónomos

El Estado subvenciona las cuotas de los deportistas autónomos

Por segundo año consecutivo el Gobierno autorizó el pasado viernes al Consejo Superior de Deportes a convocar las ayudas para sufragar las cuotas a la Seguridad Social de los deportistas de alto nivel. Los 18,1 millones de euros destinados a este fin casi duplican la cuantía del pasado año.

El Estado subvenciona las cuotas de los deportistas autónomos

Hablar de la LaLiga no es hablar sólo de fútbol. Como La Sombra del Ciprés de Miguel Delibes, parte de los ingentes ingresos que proporcionan los derechos audiovisuales del deporte rey son alargados y se reparten en actuaciones destinadas a fomentar otros deportes minoritarios como puede ser el bádminton, la gimnasia rítmica, el ciclismo, la natación o la lucha grecorromana.

El pasado viernes el Consejo de Ministros autorizó al Consejo Superior de Deportes (CSD) a convocar las ayudas de 2019 destinadas a la protección social de los deportistas de alto nivel y a su participación en competiciones internacionales. La cuantía total ascendió a los 25,86 millones de euros de los cuales 18,1 millones irán destinados a sufragar las cotizaciones a la Seguridad Social de los deportistas profesionales, incluidos los que están sujetos al Convenio Especial para Deportistas de Alto Nivel que cotizan a través del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Es decir, El Estado devolverá las cuotas que pagan al RETA a quienes se dediquen profesionalmente a practicar un deporte.

Esto no significa que haya café para todos. O lo que es lo mismo, personajes como el tenista Rafa Nadal, el motociclista Marc Márquez o la nadadora Mireia Belmonte no tendrán acceso estas ayudas. Sí los deportistas de alto rendimiento que, por sus bajos ingresos, lo tienen más complicado para cumplir con sus obligaciones con Seguridad Social y Hacienda. Los criterios que se recogen en la última resolución emitida por el Consejo Superior de Deportes establece que, además de tener que estar inscritos en algunos de los regímenes del Sistema Nacional de Seguridad Social y de que la practica deportiva de alto nivel constituya la principal actividad del beneficiario, no podrán solicitarlas quienes tengan ingresos anuales superiores a seis veces el IPREM (Indicados Público de Rentas Múltiples), excluidas las becas de las Federaciones. Esto es, sólo obtendrán esta devolución de cotizaciones los deportistas profesionales que coticen como autónomos y tengan unos ingresos inferiores a 38.724,48 euros.

Asimismo, la resolución deja claro que los futbolistas profesionales tampoco podrán hacerlo si desarrollan su actividad en algún equipo o filial o dependiente del mismo que esté adscrito a clubes y Sociedades Anónimas Deportivas inscritas a la Liga Nacional de Fútbol Profesional. Es decir, los jugadores de Atlético Madrileño, los del Real Madrid – Castilla, los del Barça B, … quedan fuera de la subvención. De cualquier manera, estos futbolistas ingresan muy por encima de los 38.700 euros al año que marca la normativa.

Por otra parte, la convocatoria incluirá otras dos partidas con las que se pretende impulsar la práctica del deporte. La primera de 7,78 millones de euros destinados a deportistas que compiten a nivel internacional, bien sean campeonatos de Europa, del Mundo u Olimpiadas. La segunda de 12,93 millones de euros para la protección social del fútbol femenino y aficionado.

El doble que en 2018

Fue en abril de 2015 cuando el Gobierno del Partido Popular aprobó el Real Decreto-ley de medidas urgentes en relación con la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional. En este se reguló que parte de los ingresos obtenidos por este concepto deberían ir destinados a contribuir con la protección social de los deportistas de alto nivel y su participación en competiciones internacionales.

No obstante, no fue hasta el pasado mes de mayo de 2018 cuando viese la luz la primera resolución con la convocatoria de ayudas por el porcentaje del 1% de los citados ingresos lo que significaba un montante de 13,88 millones de euros, de los que 9,71 irían a pagar la totalidad de las cuotas que los deportistas profesionales habían asumido entre 1 de julio de 2016 y el 31 de diciembre de 2018.

Este año dicha cuantía se eleva casi el doble. De hecho, el porcentaje por la comercialización de ingresos es del 1,5% (medio punto más) y serán 18,1 millones de euros los que se destinarán a abonar las cotizaciones de los deportistas correspondientes al ejercicio de 2019.

"Regularizar una situación"

Según se desprende de este Real Decreto, el objetivo de la subvención es el de fomentar "la protección social"  de muchos profesionales de los deportes minoritarios que "no cotizaban a la Seguridad Social", explican desde la Federación Española de Bádminton, que el año pasado presento siete solicitudes todas con resultado positivo.“Todas las medidas orientadas a actualizar y resolver una situación que no era justa son bienvenidas. La normativa les permite cotizar desde el minuto uno y ser deportistas profesionales de pleno derecho”, añaden desde esta federación.

En este punto es importante destacar el papel de las Federaciones deportivas de ámbito nacional. Si bien todas la solicitudes deberán ser cumplimentadas y firmadas de forma individual por los interesados, serán estas entidades las que presenten las de todos sus deportistas de forma agrupada. Una vez concedidas serán también quiénes recibirán el ingreso correspondiente que se transferirá a su vez al deportista. “La Federación es un mero transmisor. Al igual que ocurre con, por ejemplo, las becas nos aseguramos de que todas las solicitudes cumplen con los requisitos y nos encargamos de presentarlas”, confirman fuentes de la Federación Española de Ciclismo.

El Estado subvenciona las cuotas de los deportistas autónomos