domingo. 25.10.2020

"LOS RIDERS NO TIENEN NINGUNA AUTONOMÍA"

Los falsos autónomos son el siguiente objetivo de la ministra de Trabajo

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

Tras acabar con los despidos por bajas reiteradas, el Ministerio de Trabajo ya ha fijado su siguiente objetivo: endurecer la lucha contra el fraude de los falsos autónomos. Así lo anunció el pasado viernes la ministra Yolanda Díaz durante su comparencia en la comisión de Trabajo y Economía Social.

Los falsos autónomos son el siguiente objetivo de la ministra de Trabajo

El Ministerio de Trabajo ha vuelto a aclarar su hoja de ruta . Tras la derogación, el pasado martes, del artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores que permitía el despido por bajas médicas, la ministra Yolanda Díaz aclaró cuál será el segundo paso de su departamento: intensificar la lucha contra el fraude de los falsos autónomos.

Así lo avanzó Díaz, durante su primera comparecencia en la comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que se celebró el pasado viernes en el Congreso de los Diputados: “les anuncio que la siguiente iniciativa de este Ministerio será abordar también el fraude de los falsos autónomos, figura que se está utilizando para encubrir a trabajadores asalariados".

La contratación de falsos autónomos para ahorrar en el pago de cotizaciones a Seguridad Social es un fraude común en algunas actividades. El gremio de dentistas, los pilotos de avión,  la industria cárnica o el mundo de la comunicación son sólo unos pocos ejemplos de algunos sectores que han denunciado esta práctica fraudulenta, de la que no se libra ni si quiera la propia Administración.

Durante su comparecencia, Díaz hizo especial mención a los repartidores de las plataformas digitales. “Un ejemplo de ellos – de falsos autónomos – son los riders que vemos en nuestras calles” explicó. Un asunto que está ya en manos de los jueces y a la espera de un recurso de casación del Tribunal Supremo. No obstante, Díaz fue tajante con esta cuestión y volvió a reiterar la posición del Ministerio a este respecto: “vuelvo a afirmar que un joven en bicicleta con un móvil que trabaja para una plataforma digital no es un autónomo. Ahí no hay autonomía ninguna”.

Big Data para luchar contra falsos autónomos

También aseguró que el objetivo del Gobierno es "proteger los derechos de aquellos que, siendo en realidad trabajadores por cuenta ajena, se ven obligados a darse de alta como autónomos en contra de su voluntad". Y que, para conseguirlo, el Ministerio de Trabajo debe “impedir que nuevas fórmulas de negocio  y modelos como el de estas plataformas se conviertan en nuevas formas de explotación: simples pantallas para eludir la relación laboral y los derechos de los trabajadores”. 

En este sentido, Yolanda Díaz anunció cuáles serán las diferentes fórmulas que empleará el Ministerio para luchar, no sólo contra la figura de los falsos autónomos, sino contra todo tipo de irregularidades que se están produciendo en el mercado laboral, como las contrataciones irregulares (de becarios y en subcontrataciones); los abusos en las jornadas laborales; o la precarización. Uno de los mecanismos de los que se servirá el nuevo departamento es “la continuación y desarrollo del Plan Director que puso en marcha Magdalena Valerio (anterior ministra de Trabajo) y que ha obtenido muy buenos resultados" aseguró Díaz.  

La medida consistiría en continuar desarrollando el llamado Plan Director Por Un Trabajo Digno 2018-2020, que se puso en marcha en julio de 2018 y que recoge una serie de medidas y actuaciones para evitar los fraudes en las contrataciones. Éste incluye, por ejemplo, el envío masivo de cartas a negocios para que regularicen por motu proprio la situación de sus empleados. En un año, el Plan consiguió poner en orden la situación de 32.067 falsos autónomos, una actuación que, además, permitió a la Administración recaudar 217 millones de euros en concepto de cotizaciones.

Otra de las actuaciones, y quizás la más novedosas, es la utilización de Big Data (estudio masivo de datos) para detectar todas estas irregularidades. “Utilizaremos desde este Ministerio los mecanismos de Big Data para reforzar el sistema de control, y sancionar” adelantó Díaz. Además, añadió que ya es hora de “poner, por una vez, los algoritmos al servicio de los trabajadores”.

También Díaz hizo referencia a  la necesidad de reforzar la plantilla de inspectores de trabajo para "la identificación de relaciones extralaborales que deberían articularse a través de contratos de trabajo como, por ejemplo, los falsos autónomos, falsos cooperativistas y falsos becarios”.

Dignificar y potenciar el trabajo autónomo

Entre los planes del Ministerio de Trabajo no sólo se encuentra la lucha contra el fraude de los falsos autónomos, sino que también está presente poner en valor el esfuerzo de los trabajadores por cuenta propia. “Vamos a trabajar en dignificar el trabajo autónomo y su potencial en el desarrollo económico y progreso” aseguró Yolanda Díaz

Para ello, quieren apoyar a los que emprenden en las diferentes etapas de su proyecto: previamente (promoviendo, desde la educación, el emprendimiento y poniendo en valor a las personas que apuestan por esta opción); en la etapa en la que se inician (eliminando las trabas administrativas y favoreciendo redes de comunicación); y en la etapa de desarrollo (fomentando la formación continua y otros mecanismos que mejoren su situación).

Para Díaz, los trabajadores por cuenta propia son un colectivo “complicado” por su “heterogeneidad”.  Por eso, se tienen que abordar sus problemas desde diferentes perspectivas. En este sentido,  la ministra insistió en la importancia del diálogo con las entidades representativas del sector, a través del Consejo del Trabajo Autónomo, para la puesta en marcha de diferentes iniciativas que solucionen los retos a los que se enfrenta el colectivo: la digitalización, el reto demográfico, el relevo generacional, la fijación de la población en el territorio, el avance en la igualdad, o la conciliación.

También, para ayudar a los sectores más vulnerables del colectivo: los mayores de 52 años, los jóvenes menores de 30, las mujeres o las personas con discapacidad. 

Los falsos autónomos son el siguiente objetivo de la ministra de Trabajo