Miércoles. 12.12.2018

LOGRADO UN PRINCIPIO DE ACUERDO CON EL GOBIERNO

Finalmente, la cuota mínima de los autónomos sólo subirá cinco euros al mes el año que viene

Finalmente, la cuota mínima de los autónomos sólo subirá cinco euros al mes el año que viene

La reunión de este miércoles del Gobierno con las dos organizaciones mayoritarias de autónomos -ATA y UPTA-, ha terminado finalmente con un principio de acuerdo consistente en que la subida de las bases mínimas de cotización en 2019 se limitará a la media de los últimos 15 años, es decir, el 1,25%, y la cuota mensual que deberán pagar los trabajadores por cuenta será de 283,3 euros mensuales (5 euros más al mes y 60 euros más al año). Los autónomos celebran el resultado de esta negociación, teniendo en cuenta las subidas planteadas por el Gobierno que suponían un incremento de 260 euros anuales.

Finalmente, la cuota mínima de los autónomos sólo subirá cinco euros al mes el año que viene

A la tercera va la vencida, dice el refrán. En esta ocasión, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, se reunió con las dos organizaciones de autónomos representativas -ATA y UPTA- para intentar un pacto sobre el futuro de las bases mínimas. Finalmente, durante la reunión se logró un principio de acuerdo por el cual la revalorización de estas bases estará en la media pactada en los últimos tres lustros, y será de un 1,25% en el 2019. La cuota aumentará a 283,3 euros al mes, 60 euros más al año o lo que es lo mismo, unos 5 euros más al mes. La base mínima crecerá 11,6 euros al mes y quedará en 944,3 euros. Los autónomos societarios tendrán un incremento de 80 euros anuales en su base mínima, ya que ésta es mayor. 

Si tenemos en cuenta que hace sólo unas semanas, en la primera reunión celebrada el 23 de octubre, Granado planteó a estas dos organizaciones tres escenarios de aumento (1,25%, 6,25% y 12,5%) y que unos días después, en la negociación del 6 de noviembre, la propuesta quedó en una subida de 260 euros al año, la alegría de las asociaciones es manifiesta. Sobre todo, de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), la más representativa, que se opuso frontalmente a esos incrementos y presentó una contraoferta a la Secretaría de Estado reclamando que la revalorización de las bases mínimas de cotización debía mantenerse en la línea de las producidas en los últimos 15 años y situarse en un 1,5% como máximo, ya que la media hasta entonces había sido un 1,4%. ATA envió esta última propuesta a Trabajo el pasado fin de semana, en la que también planteaba tres escenarios de revalorización según las contingencias cubiertas.

En cuanto al porcentaje que se aplican a la base de cotización para hallar la cuantía de la cuota que el autónomo tiene que pagar, ahora establecido en el 29,8%, el consenso al que se ha llegado es: 30% en 2019; 30,3% en 2020; 30,6% en 2021; y 30,9% en 2022. La Seguridad Social pedía para los autónomos un tipo del 31,4%. 

Mejora de las prestaciones

Además, el acuerdo contempla una mejora de las prestaciones para todos los autónomos pues se generalizará y mejorará la protección por cese de actividad, por contingencias profesionales y se incluirá la formación

En el caso de la prestación por cese de actividad se duplicará el periodo de cobro, de forma que si ahora un trabajador autónomo cobra dos meses tras cotizar 18 meses (y un mínimo de 12 meses para cobrar) pasará a recibir cuatro por el mismo tiempo de cotización y así sucesivamente. Con esta ampliación, se acercará el cese de actividad a la prestación por desempleo que cobran los asalariados. Y además se facilitará el acceso a la prestación. Todo lo cual colma en cierta manera las reivindicaciones contenidas en la propuesta reciente de ATA que pide una reforma en profundidad de los requisitos de acceso

Otro de los logros se refiere a las bajas. Se ha conseguido que los autónomos con bajas prolongadas estén exentos al 100% de pagar la cuota a la Seguridad Social al segundo mes. Asimismo, el trabajador autónomo que sufra una contingencia profesional cobrará la prestación desde el segundo día de baja, mientras que en la actualidad lo hace a partir del cuarto día.

UPTA ha declarado que "estas prestaciones harán posible que nuestro colectivo goce de una protección social similar a la que desde hace años disfrutan los trabajadores por cuenta propia, rompiendo de esta manera la brecha existente entre ambos".

Tarifa plana y SMI

ATA y UPTA han aceptado una de las propuestas del Ejecutivo como es la subida de la tarifa plana de 50 a 60 euros mensuales pues consideran que al aumentar las bases mínimas de cotización también debe hacerlo esta bonificación que, de momento, no experimenta más cambios que el incremento de 10 euros y seguirá aplicándose en las mismas condiciones que las fijadas en la Ley de Autónomos. Ésta ha sido otra de las reivindicaciones de la asociación mayoritaria a la que se ha dado satisfacción.

Igualmente, la reunión entre las partes ha terminado con un acuerdo sobre otro asunto polémico para los autónomos como es la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 900 euros mensuales en 2019. La intención es constituir un comité técnico para evaluar la aplicación de una tarifa reducida o plana a aquellos autónomos que facturen anualmente por debajo del SMI.

Por lo que se refiere a la reforma del sistema de cotización de los afiliados al RETA para que coticen según sus ingresos reales, autónomos y Trabajo han avanzado en sus negociaciones a fin de que el nuevo modelo esté listo el año que viene.

Finalmente, la cuota mínima de los autónomos sólo subirá cinco euros al mes el año que viene