lunes. 19.08.2019

¿DÓNDE SE INVIRTIÓ MÁS A TRAVÉS DEL CROWDFUNDING?

La financiación participativa recaudó 159 millones en 2018, un 62% más que el año anterior

La financiación participativa recaudó 159 millones en 2018, un 62% más que el año anterior

Muchos de los nuevos proyectos que se están poniendo en marcha se están financiando por canales extrabancarios. El crowdfunding, en español financiación participativa, recaudó 159.691.767 euros en 2018. Cifra que es un 62,12% superior a la conseguida el año anterior y que asienta en España este tipo de canal alternativo para captar fondos.

La financiación participativa recaudó 159 millones en 2018, un 62% más que el año anterior

Que particulares inviertan pequeñas cantidades en el proyecto de un emprendedor se está convirtiendo en una forma de financiación alternativa cada vez más habitual. De hecho, el crowdfunding recaudó en España durante el año pasado 159.691.767 euros, según el informe anual sobre la Financiación Participativa en España en 2018, elaborado por la consultora Universo Crowdfunding y la Universidad Complutense de Madrid.

Una cantidad que es un 62,12% superior a la alcanzada en 2017, cuando esta ya no tan nueva fórmula de financiación consiguió 101.651.284 euros. Según el documento, durante el ejercicio anterior el crowdfunding posibilitó la creación de entre 3.000 y 17.000 empleos. La diferencia entre la cantidad de empleo creado se explica por la diversidad de los proyectos que inician un crowdfunding, pues la “creación de un bar de tapas que demanda varios cientos de miles de euros en una campaña de crowdfunding y que creará cinco nuevos puestos trabajo, no es lo mismo que una campaña para financiar un libro o un disco, o una campaña de préstamo que permitirá el mantenimiento y aumento de una actividad productiva y los empleos requeridos para tal objeto” explica el informe.

El estudio de Universo Crowdfunding y la Universidad Complutense de Madrid, a parte de demostrar el aumento de cuantía recaudada, analiza las tendencias sufridas en el mundo del crowdfunding durante 2018 y que dan una pista sobre lo que va a pasar este año. Una de ella, tal vez de las más importantes para que la financiación participativa siga creciendo, es la necesidad de crear “un mercado único europeo” es decir, que no existan barreras entre los proyectos de financiación participativa que se realicen dentro de la Unión Europea, para competir de esta forma con Estados Unidos y Asia. Para ello abogan por “la creación de un pasaporte europeo para las plataformas de crowdfunding que posibilite prestar servicios en toda la Unión Europea”.

Otra de las tendencias, que señala el documento, es el triunfo de las llamadas “plataformas verticales”. Estas son las que se crean especialmente para “un sector o se encuentran muy localizadas. Pueden ser creadas sólo para proyectos sobre un sector como el musical, comics, libros o incluso para pequeños negocios, micropymes o autónomos como la plataforma Coavanza.com. Cuanto más cerca esté la plataforma de su comunidad, más opciones de financiar proyectos tendrán los promotores”.

Independientemente de su crecimiento, el crowdfunding todavía tiene por delante una serie de retos a los que hacer frente, principalmente aquellos vinculados a los timos. El informe señala ocho tipos de fraudes que se dan en la financiación participativa:

  1. Retrasos la hora de cumplir con las obligaciones que se establecen entre emprendedores y financiadores.
  2. La sobrevaloración de algunos proyectos por falta de comunicación.
  3. Falta de conocimiento sobre códigos de buenas prácticas.
  4. Mayor énfasis por parte de todos los actores en mitigar riesgos y posibles conflictos de interés de inversores que utilicen información privada del proyecto en su propio beneficio.
  5. La limitada capacidad de la plataforma para mediar en los conflictos
  6. La necesidad de una legislación menos restrictiva que incentive el desarrollo de este sector
  7. Un mayor seguimiento de los proyectos financiados para comprobar su sostenibilidad.
  8. La incierta sostenibilidad de las propias plataformas que requiere un mayor esfuerzo por parte de todos los actores involucrados para animar el desarrollo de esta forma de financiación.

¿Dónde se invirtió más a través del crowdfunding?

Este tipo de financiación ha ido evolucionando y diversificando en diferentes tipos. El informe revela cuáles fueron las modalidades en las que más se invirtió, y por lo tanto las que más recaudaron, durante 2018:

  • El crowdfunding de préstamos o crowdlending

El crowdfunding de préstamos es el que más recaudó en 2018 con una cuantía de 69.182.839 euros. Su procedimiento es similar al de cuando se acude a una entidad bancaria: una persona necesita una cantidad para invertir y acude a un portal especializado que le hará un estudio de viabilidad, le asignará un riesgo y un tipo de interés (a veces son los prestamistas los que imponen ese tipo de interés). Una vez colgada la solicitud, los prestamistas deciden la cantidad que le quieren dar. 

  • El crowdfunding inmobiliario

Es el segundo que más ha recaudado y es el que más ha aumentado. Según el informe, el crowdfunding inmobiliario creció un 68,56% en 2018, pasando de recaudar 23.148.200 euros en 2017 a 39.018.875 en el ejercicio anterior. Y todo ello teniendo en cuenta que “el límite que puede recaudar un promotor a través de inversores no acreditados es de 2.000.000 euros o 5.000.000 euros de inversores acreditados” apunta el documento. Durante el año anterior se lanzaron “proyectos de adquisición de viviendas o locales, pero ya existen proyectos de promociones enteras que buscan financiación vía crowdfunding,y que superan los límites anteriormente marcados”.

  • El crowdfunding de inversión

Es como la venta de acciones de un proyecto de emprendimiento validado, con clientes o facturando. Éste ofrece participaciones a los inversores a cambio de su dinero y ellos aseguran que una startups que les gusta siga funcionando y pueden llegar a “ganar dinero en el futuro si ese proyecto tiene éxito” señala el informe. Esta modalidad recaudó 25.644.370 euros en 2018.

  • El crowdfunding de recompensas  

Este tipo de crowdfuning, que consiguió 16.581.702 euros en 2018, viene a ser como la preventa de toda la vida. Unos mecenas le dan su dinero a un proyecto a cambio de “algo, aunque solo sean las gracias, pese a que en la mayor parte de las ocasiones son productos o servicios”.

  • El crowdfunding de donaciones

Con 9.264,281 euros el crowdfunding de donaciones es el que menos ha recaudado. Es utilizado principalmente por organizaciones sin ánimo de lucro, que se basan en internet y la difusión de redes sociales para atraer las donaciones.

La financiación participativa recaudó 159 millones en 2018, un 62% más que el año anterior