martes. 20.08.2019

Las fintech se convierten en el gran aliado de la banca

Las fintech se convierten en el gran aliado de la banca
La digitalización de la banca ha roto con el paradigma de que el tiburón grande se come al pequeño. Durante los últimos años, los emprendedores digitales del sector financiero han pasado de amenaza a oportunidad y se han convertido, en palabras de Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA, en “fuerza positiva de cambio”.
Las fintech se convierten en el gran aliado de la banca

Además de por los nuevos nichos de mercado descubiertos por la cuarta revolución industrial, este giro de 360 grados en la concepción del fintech como aliado parte de la especialización y agilidad. Cualidades que son muy importantes en la toma de decisiones y gestión de procesos, que permite ser una pequeña empresa cuya estructura es lineal y no requiere de filtros burocráticos. “Son especialistas que se enfoncan y usan la tecnología con mejore propuestas de valor”, afirmaba Torres Vila.

De hecho, en su proceso de transformación, la entidad que preside Francisco González ha desarrollado iniciativas de apoyo al talento y a la innovación, como BBVA Open Talent. El programa, en el que han participado 5.300 startups desde que se puso en marcha hace nueve años busca a las fintech “más disruptivas”. La recompensa del programa se extiende más allá de la financiación del proyecto. OnDeck o Ripple son dos de las startups que han acabado siendo socios de la entidad.

Durante su participación en la inauguración del curso de verano La cuarta revolución, ¿cómo afecta la agenda digital a la economía y a la industria?, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), BBVA y la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Torres Vila ha recordado tanto la apuesta por las operaciones de adquisición de empresas como Madiva, Openpay o Simple, como la que se ha realizado en el ámbito de la inversión directa (Atom)e indirecta (a través de Propel Venture).

Paralelo a ello, también se han puesto en marcha otras iniciativas como BBVA API Market “que permite a empresas, startups y desarrolladores lanzar nuevos productos y servicios accediendo e integrando los datos bancarios de los clientes en sus aplicaciones, siempre con el consentimiento de los mismos”.

Haber sabido integrar a los emprendedores de la banca digital ha contribuido a que la entidad que preside Francisco González cuente hoy con 19 millones de clientes digitales y más de 13,5 en banca móvil. En referencia a las ventas digitales, ha detallado que suponen ya un 20% del total. Asímismo, se han producido ocho millones de descargas de BBVA Wallet en seis países. “Cifras impresionantes si pensamos que hace apenas tres años la contribución de las ventas digitales era prácticamente nula”, ha concluido.

Big data y ciberseguridad

Llevar a todo su efecto la agenda digital e incorporar el big data en el ADN de las empresas independientemente de su tamaño, permitirá mejorar la competitividad, generar empleo y desarrollar nuevos sistemas que beneficien a la sociedad. “La clave son los datos”, ha insistido el consejero delegado de BBVA. En ese sentido, ha destacado que para obtenerlos es necesario construir una “relación de confianza” con los clientes.

En cuanto a la participación de la administración, ha destacado su importancia en el desarrollo de una normativa concluyente en materia de protección de datos y de ciberseguridad. En este sentido, ha pedido que prácticas como el sandbox, que permite probar innovaciones de forma temporal sin que se aplique estrictamente la regulación, sean de aplicación en España. “España puede llevarlo un paso más allá y aglutinar un espectro más amplio de autoridades que las puramente financieras. Seríamos pioneros en el mundo con una visión holística”, ha apuntado.

Las fintech se convierten en el gran aliado de la banca