Lunes. 23.07.2018

VISTO PARA SENTENCIA EN EL SUPREMO LA POSIBLE LIBERALIZACIÓN

Fomento prepara un real decreto para proteger al sector del taxi

Fomento prepara un real decreto para proteger al sector del taxi

El Ministerio de Fomento está preparando un proyecto de real decreto para dotar de más protección al sector del taxi. Esto supone robustecer de nuevo el ratio de una licencia de Vehículo de Transporte por Viajeros (VTC) por 30 para los taxistas y asegurar a este colectivo frente a la proliferación de los servicios de las plataformas. El Gobierno mueve así ficha ante la próxima sentencia del Tribunal Supremo por la que podría liberalizarse el transporte urbano de viajeros en España.

Fomento prepara un real decreto para proteger al sector del taxi

Las principales asociaciones representativas de los taxistas hicieron llegar recientemente al ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, sus preocupaciones, en especial la actitud de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) frente a sus demandas. Fomento tiene previsto legislar por real decreto una “protección” para el sector, es decir, para fijar definitivamente el ratio de una licencia de VTC (las utilizadas por las plataformas de multinacionales como Uber y Cabify) por 30 del taxi. Según ha podido saber AyE, la intención del Gobierno es que dicho real decreto sea convalidado en el Congreso de los Diputados en un plazo relativamente corto y adelantarse así a la sentencia que el Tribunal Supremo prepara sobre la liberalización, o no, del transporte urbano de viajeros.

El hecho es que este martes, día 17, la Sala 3ª del Tribunal Supremo ha celebrado una vista previa sobre el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la CNMC contra el Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre (ROTT), aprobado en noviembre de 2015, en el que se restituye la proporción mencionada de 1/30, que había sido derogada por la Ley Ómnibus de 2009.

El proyecto de real decreto también quiere que las plataformas cumplan lo que se conoce como habitualidad, que consiste en que a los VTC se les exige que el 80% de su trabajo lo desarrollen en la comunidad autónoma donde han obtenido la licencia -a los taxis se les pide el 100%-. Sin embargo, ni esta obligación ni la de la proporción 1/30 se cumple. Las asociaciones de taxistas estiman que el ratio real es 1/10 pues si en toda España trabajan 70.000 taxistas, existen 7.000 VTC. 

Libre competencia

La CNMC siempre ha considerado que establecer este tipo de limitaciones es contrario a los principios de libre competencia y libertad de mercado. Tanto la CNMC como los representantes legales de Uber, Cabify y Unauto han apelado a la Ley de Unidad de Mercado para defender que no haya restricciones a su actividad y que desaparezcan la proporcionalidad y la habitualidad que pretende reestablecer Fomento. 

Asimismo, las partes defensoras del recurso de la CNMC han señalado que, si en la práctica no se respetan ni la proporcionalidad de licencias ni la habitualidad de los servicios, obligarlos a hacerlo ahora es ir para atrás en la limitación de la competencia y “prohibir el mercado”.

Liberalización

La vista ha terminado con un “visto para sentencia” y el fallo se conocerá en los próximos dos meses. De ahí las prisas de Fomento. Si consigue que el Congreso convalide el real decreto, la sentencia del Supremo, en caso de dar la razón al recurso de la CNMC, no podría paralizarlo.

Lo que se dirime en esta “batalla” judicial de las VTC es la liberalización de todo un sector, el del transporte urbano de pasajeros. Si el Tribunal Supremo sentencia a favor de los argumentos de la CNMC, y dado que sienta jurisprudencia, se liberaliza de facto esta actividad para las plataformas de VTC. 

Fomento prepara un real decreto para proteger al sector del taxi