domingo. 09.08.2020

PARA ALGUNOS SECTORES COMO TURISMO, OCIO O CULTURA

El Gobierno abre la puerta a una nueva prolongación de los ERTE hasta 2021

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.
Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aseguró en una entrevista al periódico 'Financial Times' que es probable que los ERTE se extiendan hasta final de este año o incluso hasta 2021, como le venían pidiendo empresarios y autónomos.
El Gobierno abre la puerta a una nueva prolongación de los ERTE hasta 2021

El Gobierno alcanzó un acuerdo con los agentes sociales para que los ERTE, que mantuvieron a flote a más de medio millón de empresas durante la crisis, se alarguen hasta el 30 de septiembre. Aunque quizás esta fecha no sea la definitiva. El Ejecutivo ya baraja una nueva prórroga de esta medida que le venían pidiendo desde distintos colectivos de empresarios y autónomos. Al menos para los negocios de aquellos sectores más afectados por la crisis que, con casi total seguridad, seguirán necesitando de los expedientes y sus bonificaciones más allá de septiembre.

Así lo aclaró la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una entrevista concedida al periódico británico 'Financial Times', en la que aseguró que es probable que los ERTE se extiendan hasta finales de este año o incluso hasta 2021 para los sectores más afectados por la crisis del COVID-19, como son el turismo, la aviación, el ocio o la cultura. 

La titular de Trabajo reconoció que, probablemente, muchas actividades relacionadas con estos sectores no se habrán recuperado para este año y necesitarán todavía de esta medida que permite al empleador dejar de pagar parte de las nóminas y cotizaciones a la Seguridad Social de sus trabajadores.  

Para los sectores que más lo necesiten

“El Gobierno estará ahí para los sectores que más lo necesiten, sin lugar a dudas”, aseguró Díaz al Financial Times. En este sentido -y al igual que hizo hace escasos días el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez- recordó el "enorme esfuerzo" que se ha realizado para poner en marcha algunas medidas como los ERTEs.

Según los últimos datos proporcionados por el Gobierno, estos expedientes supondrán un desembolso para las arcas públicas entre mediados de marzo -fecha en la que se flexibilizaron-, y finales de septiembre -fecha en la que actualmente está prevista su finalización- , de entre 10.000 y 11.000 millones de euros. 

Precisamente por esto, Díaz abrió la puerta a una nueva extensión ya que “no tendría sentido emprender este gigantesco esfuerzo sin precedentes en la economía española y luego simplemente dejar que las cosas se vengan abajo”. 

Las organizaciones de autónomos y empresarios pusieron en valor lo acordado con el Ejecutivo en materia de bonificaciones que durarán hasta septiembre para aquellos negocios que todavía están lejos del nivel de actividad que tenían antes de la crisis. Sin embargo,consideran también que la prórroga hasta el 30 de septiembre podría ser insuficiente.

Antes de que se acordara la última extensión de los expedientes hasta el mes de septiembre, Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ya advirtió que, de no prorrogarse los ERTEs, se pondría en peligro a más de 500.000 empleos y 200.000 negocios que dependen de esta medida y de las ventajas que incluye, tanto para los empleadores como para los trabajadores.

Razón esta última por la que el presidente de ATA apuntó al 31 de diciembre como fecha de extensión necesaria para evitar cierres y despidos.

Muchos negocios no se habrán recuperado en septiembre

En el mismo sentido que Amor, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi aseguró en declaraciones a Radio Nacional España (RNE), que "sería un error" no ampliar los ERTEs hasta final de año, porque en septiembre la economía española y muchas empresas todavía no se habrán recuperado de la crisis.

Parece que tanto Gobierno como organizaciones tienen cada vez más claro que los hoteles, las agencias de viajes, los comercios o los restaurantes, no se van a recuperar de la noche a la mañana. Pero es que incluso también hay otros negocios, más allá del turismo, que van a tardar mucho en volver a su actividad normal. Por ejemplo, "los autobuses que van a los colegios. Mientras que las escuelas no se organicen de una forma razonable, o tenemos estas medidas -los ERTEs-, o tendremos un problema. Es por eso que nosotros planteamos que tienen que ser a más largo plazo, y más largo plazo sería diciembre" explicó Garamendi en RNE.  

Casi la mitad de empleados ya han salido del ERTE

El pacto actual para la extensión de los ERTEs contempla el mantenimiento de las exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social de los empleados y las extiende, por vez primera, a los expedientes por causas ETOP (Económicas, Técnicas, Organizativas o de Producción). 

Así pues, y tras la aprobación del Real Decreto-ley 24/2020, de 26 de junio, que regula todas las nuevas condiciones que regirán el mantenimiento y recuperación de los empleados en ERTE hasta el próximo 30 de septiembre, la intención de patronales, sindicatos y del Gobierno es acompañar a las empresas y a los autónomos en esta transición y, sobre todo, durante la reincorporación de los trabajadores a sus puestos. 

Los cambios más importantes, es decir, los que se refieren a las bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social por los trabajadores en ERTE se resumieron a través del esquema publicado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. 

La equiparación de ventajas entre unos y otros ERTE -por causas de fuerza mayor parcial y ETOP- se debe, según argumentó el propio Gobierno, a que la nueva situación en la que nos encontramos necesita de nuevas herramientas que incentiven la "transición" de las empresas hacia la normalidad en su actividad y plantilla. 

Normalidad que, según el Gobierno , está llegando a cada vez más negocios. Estos "incentivos positivos" han hecho que las actividades vayan recuperando a sus trabajadores del ERTE y la economía se vaya reactivando. Esa es, al menos, la impresión de la ministra de Trabajo que considera que estos expedientes están funcionando porque "el porcentaje cubierto ahora es casi la mitad de lo que era. Esto indica que, poco a poco, la economía está reanudando su actividad", aseguró Díaz en su entrevista al rotativo británico.

Según los últimos datos, a los que también se refirió la ministra, 1,5 millones de trabajadores han abandonado los ERTE y se han reincorporado a sus puestos de trabajo. Esto significa que, a día de hoy, serían menos de dos millones de empleados los que estarían acogidos a estos expedientes, ya que el punto máximo de personas cobrando la prestación que se alcanzó -a mediados de la crisis- fue de 3,4 millones, según dijo Díaz.

Los ERTE en España tuvieron menos alcance que en Francia o Alemania

En la entrevista realizada a la titular de Trabajo, el Financial Times también comparó las iniciativas de mantenimiento de las actividades y el empleo que puso en marcha el Gobierno de nuestro país frente a los de su entorno.

Según indicó el diario británico, "España tiene más problemas de efectivo que países como Alemania y Francia y ha sido criticada por sindicatos y empresas por proporcionar programas de apoyo a la crisis menos generosos que sus homólogos europeos". 

En la misma línea, el Instituto Sindical Europeo (ETUI) concluyó en su último estudio publicado a mediados de mayo que España está a la cola en protección de empleados y empresas a través de estos mecanismos o similares si se compara con algunos de los países de su entorno.

Por ejemplo, en esas fechas, en Francia el número de empleados protegidos por ERTE superó los 11 millones, que representa al 47,8%de su población activa, mientras que en España la protección apenas llegó a 4 millones de personas, que representan un 24,1% de nuestra población activa.

El alcance de la medida también es menor comparándolo con otros países que, si bien tuvieron restricciones en materia de movilidad parecidas a las del nuestro , accedieron en mayor medida a estos esquemas de protección o similares. En Italia, por ejemplo, fueron nada menos que 8,3 millones de personas las que accedieron a ERTE, que representan un 46,6% de la población activa de este país.

En el caso de Alemania, que implementó medidas y restricciones de movilidad más laxas que las de España, hubo sin embargo 10 millones de empleados protegidos por ERTE, que representan el 26,9% de la población activa del país. Cuestión ésta última que podría tener que ver con que el esquema implementado en Alemania, Kurzarbeit, lleva muchos más años funcionando de forma habitual que en el nuestro.

El Gobierno abre la puerta a una nueva prolongación de los ERTE hasta 2021