jueves. 09.07.2020

AFECTA AL PEQUEÑO COMERCIO

El Gobierno anuncia un Plan Nacional de Lucha contra las Falsificaciones

El Gobierno anuncia un Plan Nacional de Lucha contra las Falsificaciones
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció la intención de poner en marcha el Plan Nacional de Lucha contra las Falsificaciones que afectan al comercio tan pronto como se forme un Gobierno.
El Gobierno anuncia un Plan Nacional de Lucha contra las Falsificaciones

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto, anunció que, “en cuanto se forme Gobierno", el Ejecutivo presentará un Plan Nacional e Integral de Lucha contra las Falsificaciones. Explicó que esta iniciativa parte de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y pretende abordar la cuestión a través de diferentes líneas de actuación agrupadas en cuatro ejes: regulación, coordinación, análisis y formación, y concienciación. Complementando este Plan, la ministra también presentó la campaña institucional para la sensibilización sobre la falsificación de bienes y mercancías, y sus consecuencias sociales y económicas. “La protección de la propiedad industrial es una prioridad para el Gobierno, y por eso, desde hace año y medio, hemos reforzado las actuaciones orientadas a luchar contra la falsificación y, por tanto, a la vulneración de los derechos de los titulares de marcas y de diseños", afirmó.

El problema de las falsificaciones no afecta sólo a las grandes marcas sino también a los pequeños negocios ya que su distribución se realiza por canales paralelos al comercio tradicional y provoca que muchos consumidores no compren en las tiendas que ofrecen productos originales. 

El lema central de la campaña es “Diciendo no a las falsificaciones, ganamos todos”, cuyo objetivo es “sensibilizar a la opinión pública acerca de las consecuencias negativas que tiene este fenómeno sobre la economía, el empleo y la innovación, así como el riesgo para la salud y la seguridad del usuario”, señaló Reyes Maroto. “Creemos que es necesario cambiar actitudes y comportamientos respecto a la adquisición de productos falsificados". Y es que, según datos de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), el comercio y los fabricantes pierden en España el 10,6% del volumen total de sus ventas debido a estas prácticas ilícitas, lo que se traduce en 6.766 millones de euros anuales. Esta pérdida, además, supone la destrucción de más de 53.467 puestos de trabajo al año.

Una iniciativa que pretende ser continuista con la del año pasado, cuando el lema de la campaña institucional fue ‘Sé responsable con tus compras, hay mucho en juego’. La importancia de proteger a las marcas también se refleja en las cifras económicas del sector ya que la distribución representa el 40% del PIB, el 33% del empleo, el 55% del I+D nacional, el 60% del sector del comercio, el 45% de las exportaciones y el 46% de los impuestos. “Las cifras de participación de las marcas en las magnitudes económicas de nuestro país reflejan su importancia para el presente y el futuro de la economía y sociedad española”, señalaron desde el Ministerio.

Los daños no son solo de naturaleza económica. Se estima que las falsificaciones provocan una pérdida de 15.000 millones de euros en ingresos fiscales y contribuciones a la Seguridad Social. Además, la falsificación desincentiva la inversión en nuevas ideas, diseños y marcas, al impedir su rentabilización; y la fabricación de productos falsificados no respeta la regulación medioambiental, pudiendo producir daños en el entorno local. España figura entre los diez países con mayor número de solicitudes a los sistemas de marca europea y de diseño que se gestionan en la EUIPO. De hecho, en 2018 el número de solicitudes ascendió hasta los 10.377 en el caso de marcas europeas y 3.649 en el caso de los diseños comunitarios.

El Gobierno trabajará en conjunto con la Unión Europea

La ministra enumeró las acciones llevadas cabo en este ámbito, como el trabajo desarrollado por la Comisión Intersectorial para actuar contra las actividades vulneradoras de los Derechos de Propiedad Industrial -que llevaba varios años sin reunirse-, la creación de la Mesa del Intrusismo y la incorporación al ordenamiento jurídico español de la Directiva en materia de marcas. También mencionó el Convenio de Colaboración con la EUIPO, que permitirá la utilización de herramientas informáticas, actividades de promoción, convergencia de prácticas y proyectos de la Unión Europea en terceros países. Además anunció una continua participación en reuniones, programas y proyectos desarrollados por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea en el ámbito de la cooperación entre los países miembro.

Maroto también señalo que la colaboración con la entidad europea está siendo realmente fructífera para España, "ya que nos ayuda a establecer simbiosis que mejoran tanto el funcionamiento de la administración pública nacional como los procedimientos y las tareas de la agencia europea”. Y añadió que “EUIPO es una historia de éxito en sí misma, pero también de la Unión Europea, al mostrar cómo una política internacional puede ser desarrollada de una manera cercana y útil a sus receptores, los usuarios, y conviviendo perfectamente y enriqueciendo los sistemas nacionales de propiedad industrial”.

El Gobierno anuncia un Plan Nacional de Lucha contra las Falsificaciones