lunes. 13.07.2020

ATA SOLICITA ALGUNAS MÁS

El Gobierno aprueba algunas medidas para autónomos por el coronavirus

El Gobierno aprueba algunas medidas para autónomos por el coronavirus
El Gobierno ha aprobado las primeras medidas específicas para los autónomos afectados por el coronavirus. Por un lado, se considerará accidente de trabajo el aislamiento o contagio por Covid-19. Además, se está ultimando una moratoria de tres meses en el pago de las cuotas para los afectados. Ésta es una de las medidas que pidió ATA al Ejecutivo. Es probable que hoy se ponga en marcha alguna más.
El Gobierno aprueba algunas medidas para autónomos por el coronavirus

"Se hará lo que haga falta, cuando haga falta y como haga falta". Así de abierto fue el anuncio que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo en Moncloa el pasado martes, tras haber mantenido la reunión de la Comisión Interministerial sobre el coronavirus, y haber participado en la reunión extraordinaria del Consejo Europeo por el mismo motivo. 

Vienen tiempos difíciles, y el Gobierno lo sabe. La expansión del coronavirus en España ha tenido consecuencias más allá de los 36 fallecidos y alrededor de 1.500 contagiados. La alarma social generada por la epidemia le ha dado un duro golpe a la economía española que preveía un crecimiento de entorno al 1,7% en 2020. Crecimiento que diferentes organismos internacionales ya han adelantado que se verá recortado hasta el 1,3%. 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, acompañado de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, las primeras medidas para autónomos afectados de forma directa o indirecta por la crisis del coronavirus.

Por un lado, el Gobierno aprobó este martes un Real Decreto ley para que los autónomos en aislamiento preventivo por coronavirus, se consideren en situación de baja laboral por accidente de trabajo, y no por enfermedad común, como señaló hace dos semanas la Seguridad Social. 

Este cambio en concreto supondría un 15% más de prestación para los autónomos que se vean en estas circunstancias y el cobro desde el primer día en vez del cuarto que es la demora que tendrían si se hubiera considerado baja por enfermedad. Y ésta no fue la única medida anunciada. También se está  barajando poner en marcha una moratoria de tres mensualidades consecutivas en las cotizaciones a la Seguridad Social tanto para empresas como para autónomos. Esta bonificación forma parte de la batería de medidas que solicitó la semana pasada la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) a la vicepresidenta económica del Gobierno para paliar el impacto económico que puede tener la epidemia del Covid-19 en los pequeños negocios. 

El aislamiento o contagio ya se considera accidente laboral

Con el Real Decreto-ley 6/2020 de 10 de marzo, que incluye medidas urgentes en el ámbito económico y para la protección de la salud pública, el contagio o aislamiento por coronavirus pasará a ser considerado accidente laboral para el autónomo.

Esto tiene especial relevancia en el cobro de las prestaciones derivadas de dicha baja. Si, como hasta ahora, se considerara enfermedad común, el autónomo cobraría a partir del cuarto día, y tan sólo un 60% de la base reguladora para la que esté cotizando. Esto significa que la mayoría de trabajadores por cuenta propia, que cotizan por la base mínima, percibirían menos de 20 euros diarios por su baja.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones destacó que esto supone una mejora de la prestación tanto para las personas aisladas como infectadas por el coronavirus, ya que pasan a percibir desde el día siguiente al de la baja laboral, el 75% de su base reguladora.

Además, también anunciaron que la Seguridad Social está ultimando una moratoria en las cotizaciones para sociedades y autónomos de las zonas más afectadas por el coronavirus. Es probable que esta medida vea mañana mismo la luz, tras la reunión prevista entre los diferentes agentes sociales implicados con el Ejecutivo. 

Precisamente ATA remitió la semana pasada una carta a la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y de Transformación Digital, Nadia Calviño, solicitándole una batería de medidas para paliar el impacto que puede causar "la incertidumbre" ocasionada por el coronavirus, y que los costes derivados de esta epidemia se socialicen y no recaigan sólo en empresas y trabajadores. 

Entre ellas, está la anunciada moratoria de tres meses en las cuotas a la Seguridad Social por parte de autónomos que vean caer sus ingresos por culpa de la crisis generada por el Covid-19. Pero también se incluyen otras cuya viabilidad y puesta en marcha han pedido al Gobierno. 

Entre las medidas remitidas por parte de la asociación al Ejecutivo está la de reducir al 50% el Impuesto de Sociedades a los sectores afectados y suprimirlo temporalmente a los que tengan una actividad dentro de las zonas declaradas en cuarentena; o la exención de pagar la cuota a la Seguridad Social para aquellos autónomos sin trabajadores a su cargo que se vean obligados a abandonar su actividad por cuidado de hijos o dependientes como consecuencia del cierre de los centros escolares y de cuidados a mayores.  

Medidas específicas para autónomos que ATA ha solicitado al Gobierno

Estas son todas las medidas que ha solicitado ATA al Gobierno:

  • La suspensión de cualquier subida de impuestos (estatales o autonómicos) y costes laborales, incluyendo cualquier subida de las bases de cotización de autónomos y empresas.
  • El mantenimiento de la flexibilidad interna laboral de las empresas para que se puedan adaptar a la situación crítica por la que están atravesando diferentes sectores productivos.
  • Que la Seguridad Social cubra las bajas de los autónomos y de sus trabajadores desde el primer día, tanto en caso de contagio como de cuarentena obligatoria.
  • Que esos autónomos de baja o en cuarentena no se vean obligados a pagar su cuota a la Seguridad Social desde el primer día y durante el tiempo que tarden en volver a sus negocios.
  •  Prestación por cese de actividad: establecer que el cierre de un negocio provocado por una caída de ingresos directamente o indirectamente derivados de la epidemia sea considerada causa de fuerza mayor para acceder a la prestación por cese de actividad temporal para los autónomos.
  • Reducir al 50% el Impuesto de Sociedades a los sectores afectados y suprimirlo temporalmente a los que se encuentra su actividad dentro de las zonas declaradas en cuarentena. 
  • Que el Consorcio de Compensación de Seguros tiene emplee en este caso el mismo protocolo que cuando hay una catástrofe o una inundación, para paliar los efectos económicos que se producirían entre los autónomos y las empresas cuando haya cancelaciones o cualquier interrupción de una actividad que esté asegurada.
  • El establecimiento de una línea de créditos del ICO para cubrir la caída de ventas, producción o actividad derivada de la situación actual.
  • El establecimiento de líneas de aplazamiento de impuestos (IVA, Sociedades, IRPF) y cotizaciones por parte de Agencia Tributaria y Seguridad Social para aquellos autónomos que se vean directa o indirectamente afectados en su actividad.
  • La exención de pagar la cuota a la Seguridad Social para aquellos autónomos sin trabajadores a su cargo que se vean obligados a abandonar su actividad por cuidado de hijos o dependientes como consecuencia del cierre de los centros escolares y de cuidados a mayores.

Aunque está por ver si saldrá adelante las ayudas para autónomos que tienen que cuidar de sus hijos a causa del cierre de centros educativos que se ha producido en varias comunidades, el presidente del Gobierno anunció ayer durante su comparecencia en Moncloa que los asalariados sí tendrán derecho a ayudas por este motivo.

Esta última medida se enmarca en el plan de choque que Sánchez adelantó ayer en comparecencia ante los medios. Entre otras cosas, anunció que habrá ayudas económicas para negocios que sufran las consecuencias del coronavirus y para padres y madres que no puedan ir a trabajar porque necesitan cuidar de sus hijos, en ciudades como Madrid en las que la alerta por la epidemia ha obligado a cerrar los centros educativos.

Plan económico del Gobierno contra el coronavirus

El plan de choque anunciado por el Gobierno el pasado martes, que será aprobado probablemente hoy tras mantener una reunión con los agentes sociales implicados, va en línea con las medidas adoptadas a nivel europeo, y estará dividido en cuatro grandes bloques.

Por un lado, se apoyará a las  pymes a través de la puesta en marcha de líneas de crédito mediante aplazamientos y moratorias, para facilitar que obtengan liquidez. También se tomarán medidas específicas con los negocios dedicados al turismo y el transporte, dos de los sectores más afectados, y se protegerá el empleo en sectores que sufran caída de demanda a través de reducciones de jornadas o ajustes temporales para que los negocios puedan hacer frente al impacto de la epidemia.

Además, se dedicarán recursos a proteger y a garantizar el bienestar de las familias trabajadoras facilitando la reducción de jornadas laborales y de ayudas al cuidado de menores. También se facilitará el suministro y la producción de medicamentos y su acceso al personal sanitario. Aunque el presidente anunció que el Gobierno pondrá en marcha estas medidas, no concretó ni cuando ni cómo se articularán. Es probable que, al igual que las ayudas específicas para autónomos, su puesta en marcha dependa de la ronda de reuniones que mantendrá hoy jueves el Gobierno con las diferentes asociaciones representativas.

El Gobierno aprueba algunas medidas para autónomos por el coronavirus