viernes. 24.09.2021

TIENEN DIFICULTADES PARA ACREDITAR CAÍDA DE INGRESOS

El Gobierno aprueba medidas para que los autónomos en módulos puedan acceder mejor al cese de actividad

montero-escriva-hacienda-seguridad-socia
María Jesús Montero y José Luís Escrivá.

Los autónomos que tributan en módulos tendrían más facilidades para acreditar su caída de facturación y acceder a la nueva prestación por cese de actividad, según afirmó ayer el Gobierno. El Consejo de Ministros también aprobó la moratoria para las hipotecas y créditos al consumo, así como el nuevo complemento para las pensiones.

El Gobierno aprueba medidas para que los autónomos en módulos puedan acceder mejor al cese de actividad

Los trabajadores autónomos que tributan por módulos pueden tener dificultades para acceder a la nueva prestación por cese de actividad habilitada por el Gobierno. En concreto, no tenían una forma única o regulada de demostrar la caída de facturación necesaria para beneficiarse de la medida. Se trata de una situación que intentará corregir la nueva norma publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y de la que ayer el Gobierno dio pocos detalles.

Así, el Consejo de Ministros dio ayer martes luz verde a una modificación del Real Decreto-Ley 2/2021, de 26 de enero, y por el que se extendió el cese de actividad hasta el 31 de mayo, para hacerlo más accesible a todos aquellos trabajadores por cuenta propia que tributan en estimación objetiva. Los denominados autónomos moduleros. Esto es lo que afirmó sin dar muchos detalles, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quién aseguró que se habían aprobado “algunas medidas para facilitar el acceso a determinados autónomos, que tienen dificultad para acreditar sus ingresos para acceder a las nuevas prestaciones nuevas creadas por el Covid.19”.

En este sentido, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Escrivá anunció que se aplicaría sólo a los profesionales que tributasen en estimación objetiva y que “se establecerán unos mecanismos objetivos de presunción de esa caída de ingresos”, para facilitarles el acceso a la prestación.

Fuentes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social Migraciones, aclararon que, “en determinados supuestos, se va a facilitar una vía para que puedan acceder al cese compatible con la actividad”.

Los moduleros tienen dificultades para acreditar pérdidas

En estos momentos, hay más de 700.000 autónomos que se encuentran tributando en estimación objetiva, la mayoría son transportistas, taxistas, bares, peluquerías, entre otros sectores, que siempre han tenido dificultades para acceder a la prestación por cese de actividad. La directora general de la Federación Nacional de Asociación es de Trabajadores Autónomos (ATA), Laura Gómez, explicó que “los autónomos que están en módulos, a diferencia de los que tributan por estimación directa o simplificado, no tienen la obligación de llevar ciertas obligaciones contables. Esto les dificulta el acceso a la prestación, pero no porque no tengan derecho a ella, sino porque tienen mucho más complejo acreditar esa caída de facturación que se exige”.

Es una circunstancia a la que han tenido que hacer frente desde el estallido de la pandemia y, más concretamente, desde la implementación del cese como medida paliativa. “Precisamente, la norma deja abierto a que, en estos casos, los autónomos puedan acreditar la pérdida de facturación como puedan” apuntó Gómez. De hecho, aseguró, que no hay una forma concreta o correcta de presentar una caída de facturación si eres un trabajador por cuenta propia en estimación objetiva.

De esta forma, los autónomos en módulos utilizan para probar la caída de ingresos los datos de su datáfono, o los de su taxímetro, e, incluso los pagos a proveedores. “Los bares que están en módulos no está pagando lo mismo a sus proveedores durante la pandemia, que antes del estallido, porque su demanda ha caído. Eso es una prueba de caída de facturación” la directora general de ATA.

En este sentido, el Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero, por el que se habilita el cese de actividad para cubrir a cuatro perfiles distintos de autónomos que todavía van a seguir con los ingresos bajo mínimos: una modalidad extraordinaria para aquellos que hayan cerrado su actividad por decreto y otra para los que no pueden acceder a las demás ayudas; una modalidad compatible con la actividad (POECATA) para aquellos que presenten caídas en la facturación superiores al 50% ;y una última para autónomos de temporada. La norma recoge que los autónomos en módulos deberán presentar para acceder a las diferentes modalidades el modelo 131 y deja abierta la puerta para que puedan “aportar la documentación necesaria para acreditar los ingresos exigidos en este precepto”.

Una moratoria de nueve meses para los créditos hipotecarios

Otras de las novedades para autónomos y que aprobó este martes el Gobierno en Consejo de Ministros es la ampliación de cobertura y de plazo de moratoria de las hipotecas y créditos al consumo. Es, como dijo la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, una medida “especialmente importante para algunas familias y también para algunos colectivos empresariales vulnerables, como autónomos, y empresas de los sectores del turismo o transporte”. Así, por un lado, el Gobierno habilita una moratoria de 9 meses para atender a ambos pagos y, por otro, da hasta el 30 de marzo para acceder a estos aplazamientos.

Según Montero las iniciativas benefician tanto a los hogares, como los trabajadores autónomos y “empresas del transporte y turismo cuya facturación se haya reducido un 40% por motivo de la pandemia. Pretendemos que las personas en situación de vulnerabilidad puedan tener suficientes instrumentos que les permitan atender a sus obligaciones y también ser capaces de racionalizar los compromisos de pago y costes, que tienen durante este periodo al objeto de evitar que suponga una carga gravosa y tengan dificultades para poder continuar con ese ámbito del negocio”.

Asímismo, y en el caso de la moratoria hipotecaría, ésta se amplía tanto para los colectivos señalados que paguen por una vivienda habitual, como por un local dónde se lleve a cabo la actividad. E, incluso, por una vivienda en alquiler que haya dejado de percibir las rentas. En cuanto a los créditos al consumo se podrán acoger aquellos consumidores vulnerables. Que son, según el Gobierno, las personas en situación de desempleo, los autónomos que sufran caída de al menos un 40% en su negocio o las familias con ingresos inferiores a tres veces el IPREM.

Por último, Montero anunció que 31 de diciembre de 2020 se concedieron 1.380.585 moratorias, y que las entidades bancarias, a su vez, había habilitado aplazamientos en los pago de 794.386 préstamos.

400 euros al año por hijo para completar la pensión

Como adelantó este medio digital, el Consejo de Ministros dio su visto bueno a la creación de un nuevo complemento de las pensiones, que sustituye al antiguo de maternidad. Se trata del complemento para reducir la brecha de género del sistema de pensiones y que es uno de los objetivos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno.

Escrivá explicó que el antiguo complemento de maternidad fue criticado por el Tribunal de Justicia Europeo al considerarlo discriminatorio para los hombres. Y que motivado por esa sentencia, y por la brecha de pensiones, se creó este nuevo complemento. Éste estará destinado tanto hombres, como para mujeres, pero el beneficiario va a ser una mujer en el 98% de los casos.

“Después de concebir el primer hijo se produce una caída de las percepciones salariales de una mujer y que deriva después con el paso de los años en una pensión menor. Por eso, ponemos el énfasis en este hecho objetivo de corregir la brecha de género en el sistema de pensiones, eliminando el riesgo de que se vea como una discriminación para las hombres” apuntó el ministro. Que detalló que este momento, la brecha de género en la pensiones es del 30%. “Es extraordinariamente elevada en comparación con los países de nuestros entrono” reconoció.

Precisamente, ésta es la razón por la que el complemento, aunque también pueden acceder los hombres, está dirigido especialmente para los hombres. “Vamos a mantener este complemento hasta que la brecha sea inferior al 5%” prometió Escrivá.

Más de 30.000 mujeres se van a beneficiar

El nuevo complemento para reducir la brecha de género en las pensiones está dirigido a todas las mujeres que hayan tenido un hijo (se elimina el requisito de tener dos). También a todas las que se encuentren en jubilación anticipada, ya que antes muchas estaban quedando fuera de esta prestación. Estas van a recibir una cantidad fija de 400 anuales por hijo a partir del año 2021. “Más de 30.000 mujeres que podrán acceder a este complemento desde el primer hijo” aseguró el ministro.

El Gobierno aprueba medidas para que los autónomos en módulos puedan acceder mejor al cese de actividad