domingo. 19.09.2021

El Gobierno congela la subida de las bases mínimas de cotización de los autónomos

La decisión se ha adoptado con carácter temporal hasta la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y no afecta a ni a las máximas ni a los societarios que se incrementan un 3% y un 8% respectivamente.
El Gobierno congela la subida de las bases mínimas de cotización de los autónomos

No habrá subida. Al menos por el momento y sólo para las bases mínimas. El Gobierno ha decido congelar las bases de cotización de los autónomos hasta la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017. Así consta en la ordenanza de cotizaciones a la que ha tenido acceso AyE y que, desmonta, el efecto arrastre de la prórroga presupuestaria que conllevaba una subida del 1% en dichas bases mínimas.

La base de cálculo, por tanto, se mantendrá en los 893,10 euros actuales hasta como mínimo el mes de marzo, fecha en la que está previsto que vean la luz los PGE. Será en ese momento en el que se aplicará el incremento correspondiente al ejercicio y que deberá pactarse en la mesa de negociación entre el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y los representantes de los autónomos, tal y como se recoge en la Ley de agosto de 2011 sobre la sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social. Con ello la cuota para quienes cotizan por contingencias comunes se mantendrá en los 266,14 euros mensuales.

En relación al plazo en el que vería la luz dicha ordenanza fuentes próximas al colectivo confían en que se apruebe antes del próximo viernes día 20 de enero, fecha en la que se gira la primera cuota del año.

Societarios y máximas sí suben

Los que sí verán mermadas sus cuentas serán tanto el cerca del 20% de autónomos que cotizan por la base máxima como el más de millón de autónomos societarios. En el primero de los casos la subida que se les aplicará será del 3% (dos puntos por encima de la del pasado año). Así la base pasará de 3.642 euros a 3.751,20 euros, lo que en la práctica significa que la cuota a pagar mensualmente este año será de 1.117,85 (algo más de 32 euros superior).

Peor lo tienen los autónomos societarios o aquellos que hayan tenido contratados a 10 o más trabajadores de forma simultánea en algún momento del año pasado, aunque fuese un solo día. En su caso la normativa no cambia y se les continúa encuadrando en el grupo de cotización uno del Régimen General. Así tendrán que asumir un 8% de incremento en sus bases que se establecen en 1.152,90 euros mensuales.

Para Lorenzo Amor, presidente de ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos) la subida es “desproporcionada”. Cada mes los trabajadores por cuenta propia que desarrollen su actividad bajo una S.L., S.A. o cualquier otra fórmula jurídica tendrán que pagar 25,47 euros más al mes (343,56 euros). Un “duro golpe para los autónomos” que llevado a términos anuales se traduce en casi 306 euros, o lo que es lo mismo, la cuota número 13.

Palabras que ya se han trasladado al Ministerio a través del correspondiente escrito de alegaciones a la Orden, a las que también ha tenido acceso AyE. En ellas muestran la “disconformidad” con el incremento y solicitan su “desvinculación del aumento del SMI (Salario Mínimo Interprofesional).

Subida razonable

En relación a la subida que se prevé se aplique en los Presupuestos Generales en mano, fuentes del Ministerio de Empleo, afirmaron a AyE que “será una subida razonable”. Y que no se aplicará a los meses precedentes. “Pocas cosas en Seguridad Social se aplican con efecto retroactivo”.

A este respecto para ATA un incremento de entre el 2% y 3% sería lo razonable. De hecho así se recoge, también, en el documento de alegaciones “desde nuestra organización estaríamos dispuestos a evaluar un aumento moderado similar a la producida en los últimos 10 años. En cualquier caso, este no debería nunca superar el 3% establecido para las bases máximas”. Cuantía que si se aplica durante un periodo de cinco años, tal y como se recoge en una de las propuestas realizadas por Lorenzo Amor durante su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados, apenas supondría entre ocho y 32 euros según la base elegida pero que, sin embargo, generaría unos ingresos de 2.600 millones de euros en las arcas de la Seguridad Social.

Por otra parte, desde ATA también han solicitado que se establezca “una cotización adicional por formación al mismo nivel que el resto de colectivos cotizantes”, en la línea de la de los Trabajadores del Mar.

Interés por cotizar

Históricamente los autónomos han considerado las cotizaciones como un impuesto más. Sin embargo la cultura de cotización y los beneficios que, a la larga, supone se extiende cada vez más entre el colectivo. Prueba de ello es que según el Barómetro del Autónomo de ATA de enero de 2017, la rebaja de las cotizaciones sociales ocupa el tercer lugar entre las preferencias, elegida sólo por el 36%, tres puntos por debajo de quienes optaron por el IRPF y frente al más del 54% que se decantan por una reducción del IVA.

Por otra parte, de Barómetro se extrae otro dato relevante. Y es la división sobre si las bases de cotización deben ajustarse a los rendimientos netos de la actividad, poco más de un tercio de ellos contestó sí mientras el otro lo hizo con un no. El otro 33% restante no sabe o no contesta.

El Gobierno congela la subida de las bases mínimas de cotización de los autónomos