domingo. 22.09.2019

TAMBIÉN IMPULSARÁ EL ACESO AL CRÉDITO

El Gobierno destinará 900 millones al comercio, turismo y pymes

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, y Ana Pastor, presidenta del Congreso
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, y Ana Pastor, presidenta del Congreso

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado presentado ayer por el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, destina una partida de 900 millones de euros al comercio, el turismo y las pymes, el 2,8% más respecto a 2017. El programa de ordenación y modernización de las estructuras comerciales cuenta con una dotación de nueve millones de euros. El presupuesto para avales se duplica y alcanza los 36 millones de euros.

El Gobierno destinará 900 millones al comercio, turismo y pymes

Tras el 11% de recorte de 2017, el Gobierno ha abierto el arca presupuestaria y ha aumentado un 2,8% la dotación de la partida destinada a la política de Comercio, turismo y pyme, hasta los 900 millones de euros -25 más que en el anterior ejercicio-. Pese a esta inyección, la partida consignada en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 queda todavía 83 millones de euros por debajo de la de hace dos años.

Parte de este incremento irá destinado a “facilitar el acceso al crédito al pequeño comercio”. Así se recoge en la página 140 del libro amarillo en el que se detalla que este es el “principal problema detectado por el Gobierno para mantener y expandir el tejido empresarial”. Las actuaciones, todavía por concretar, se enmarcarán bajo el programa de Ordenación y modernización de estructuras comerciales que contará con una dotación de nueve millones de euros para el ejercicio, lo que supone un aumento de cuatro millones de euros con respecto a la partida de 2017.

De conseguir los apoyos necesarios para sacar adelante la cuentas de este año el Ejecutivo dará, además, un espaldarazo a las iniciativas para favorecer la unidad de mercado así como a la articulación de mecanismos que permitan simplificar la maraña normativa que existe en las distintas comunidades autónomas y evitar así duplicidades que lastran tanto la puesta en marcha como el crecimiento de autónomos y pequeños negocios.

El comercio minorista no es el único sector que se beneficiará de la expansión presupuestaria. El programa de Apoyo a la Pequeña y mediana empresa contará con unos recursos de 145 millones de euros frente a los 140 del pasado año. Al abrigo de la Dirección General de Industria y de Pequeña y Mediana Empresa (DGPyme) se llevarán a cabo actuaciones orientadas a la incentivar creación de empresas mediante sistemas telemáticos, al crecimiento empresarial y la digitalización industrial, así como a potenciar los clusters con capacidad innovadora y proyección internacional.

Reactivar el comercio interior resultará decisivo para lograr el objetivo de crecimiento económico del 2,7% previsto para 2018 así como para que se creen en torno a medio millón de nuevos puestos de trabajo -de los que los autónomos generarán 135.000- y la tasa de paro caiga al 15,5%. Una lid en la que el turismo, que representa más del 11% del PIB  y sostiene el 13% del empleo, tendrá especial protagonismo.

España es el tercer país en ingresos por turismo internacional y el primer destino vacacional del mundo. Para consolidar este liderazgo el Gobierno destinará 336 millones del euros al programa de Coordinación y promoción del turismo, lo que supone un incremento del 5,1% con respecto a 2017. El objetivo es mejorar la competitividad de los destinos y las empresas del sector turístico de España y desarrollar actuaciones orientadas a la captación de turistas con un mayor nivel de ingresos que serán gestionadas por TURESPAÑA (Instituto de Turismo de España). Aunque, dado la actual estructura del turismo español, se beneficiarán tanto directamente como indirectamente un buen número de autónomos. Apoyar y promover los destinos turísticos sostenibles, la construcción de nuevos Paradores de turismo y la mejora de los ya existentes, o el establecimiento de alianzas con entidades como la Asociación Ciudades del Vino o Saborea España, son algunas de las iniciativas que se pondrán en marcha una vez aprobadas las cuentas. Asimismo, la dotación de las líneas de financiación a empresas del sector se dotan con 216 millones de euros que se centrarán especialmente en proyectos de emprendedores, escuelas de hostelería, innovación e internacionalización.

Avales y préstamos participativos

Conseguir que la financiación llegue tanto a los emprendedores como a los negocios más pequeños requiere un cambio de modelo en el que las fuentes de financiación alternativa ganen peso frente a la banca tradicional. Entre estas fórmulas están las garantías o avales. Tal y como adelantó Autónomos y Emprendedor, la Compañía Española de Reafianzamiento, SA (CERSA) contará con un presupuesto de 36 millones de euros, el doble del consignado en las cuentas de 2017.

Esta inyección llega después del tijeretazo del 50% que la sociedad estatal sufrió el pasado ejercicio. Según las estimaciones del Ministerio de Economía y Competitividad serán 16.000 los nuevos avales que se formalizarán a favor de autónomos y pymes de aquí a 2020.  Asimismo, se contribuirá a la sostenibilidad y creación de 185.000 empleos.

En un entorno en el que todo está interconectado, la digitalización y la innovación es un elemento clave de competitividad. A este respecto ENISA (Empresa Nacional de Innovación) contará con un presupuesto de 111 millones de euros (un millón menos que el pasado año) para apoyar con préstamos participativos a emprendedores y pymes de base tecnológica.

El sector exterior es otro de los motores de la recuperación económica y competitividad de la empresa. Pero internacionalizarse no es sencillo y requiere de apoyo financiero. A este respecto el Estado cuenta con instrumentos como el FIEM (Fondo para la Internacionalización de la Empresa), el FIEX (Fondo para Inversiones en el Exterior) y el FONPYME  (Fondo para Operaciones de Inversión en el Exterior de la Pequeña y Mediana Empresa) así como con el Seguro de Crédito a la Exportación gestionado por CESCE (Compañía Española de Seguro de Crédito a la Exportación) que garantiza las ventas de las empresas y pymes españolas en los mercados internacionales. La dotación destinada a todas estas actuaciones se fija en 230 millones de euros para 2018, a los que se suman los 81 millones con los que contará ICEX España, exportación e inversiones, que tendrán como objetivo impulsar la internacionalización de las empresas españolas, especialmente la de pymes y los autónomos.

El Gobierno destinará 900 millones al comercio, turismo y pymes