miércoles. 02.12.2020

BONIFICACIONES ESPECIALES

El Gobierno está dispuesto a dar mayores incentivos a la contratación si el empleador es un autónomo

El Gobierno está negociando con los agentes sociales el borrador de una medida de fomento del empleo que incluiría nuevas ayudas a la contratación de hasta un máximo de 9.000 euros. Los incentivos serán mayores si el empleador es autónomo.
El Gobierno está dispuesto a dar mayores incentivos a la contratación si el empleador es un autónomo

El Gobierno está estudiando nuevos incentivos de hasta 9.000 euros para empleadores que contraten a personas desempleadas o transformen contratos temporales en indefinidos. Además, su intención es ofrecer mayores incentivos para los autónomos que contraten a su primer empleado.

Según avanzaron El País y Cinco días y confirmaron a Autónomos y Emprendedores fuentes que están negociando esta reforma, el Ministerio de Trabajo ya habría planteado a los agentes sociales y a las comunidades autónomas un borrador para poner en marcha un Real Decreto Ley que recogería, entre otras cosas, nuevos incentivos para la contratación y que, además, contempla bonificaciones especiales si el empleador está afilado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

La propuesta que trasladó el pasado martes el Gobierno a los agentes sociales establecería las bases para la reorganización de las políticas activas de empleo en España, que buscan la inserción laboral de la población desempleada, con especial atención a los colectivos más vulnerables y que, "con total seguridad, ofrecerá mayores ayudas a los autónomos que todavía no hayan contratado", confirmaron a este digital fuentes del diálogo social.

Así, el texto fija los contenidos esenciales de los programas comunes de políticas activas de empleo que diseña el Estado, a través de diferentes medidas e importes de referencia que todavía se están negociando, y que luego tendrán que aplicar cada una de las comunidades autónomas.

Entre otras cosas, se crearía un nuevo marco de incentivos a nivel estatal de hasta 5.500 euros anuales por la transformación de contratos temporales en indefinidos. En el caso de que se formalice un nuevo contrato indefinido, los incentivos serán de un mínimo de 4.000 euros -6.000 euros si el empleador es autónomo y contrata a su primer trabajador- y de hasta un máximo de 9.000 euros anuales.

Ayudas de hasta 9.000 euros por contratos indefinidos 

De base, el texto establece la cuantía de las subvenciones para los empleadores en 4.000 euros anuales, por cada nuevo contrato indefinido a jornada completa, que se pueden ampliar en diferentes tramos si el trabajador, además de ser demandante de empleo, forma parte de algún colectivo vulnerable.

Además, en cualquiera de los siguientes  supuestos que establece el borrador, el importe de la subvención se elevará en 2.000 euros más - hasta un máximo de 9.000 euros-  si el empleador que formaliza la contratación indefinida es autónomo, cooperativa o sociedad laboral y contrata a su primer empleado. 

Si bien las cuantías que recoge el texto funcionan como una referencia, con la posibilidad de irse actualizando cada año, para 2021 el texto ya precisa varias cantidades que podrían aprobarse y entrar en vigor próximamente.

4.000 euros de base, ampliables para algunos supuestos

El importe mínimo fijado para estos incentivos, con carácter general, es por tanto, de 4.000 euros anuales por contratar a una persona inscrita como demandante de empleo. Sin embargo, estas cuantías se podrán incrementar en 500 euros más, hasta los 4.500 euros por año, si la persona contratada es, además, mujer, mayor de 45 años o perteneciente a cualquier otro colectivo vulnerable que determine el Servicio Público de Empleo.

Como se ha dicho, el importe de la subvención se elevará en 2.000 euros si el empleador es autónomo y se trata de su primer trabajador. 

Además, estas subvenciones podrán elevarse hasta los 6.000 euros en el caso de que la persona contratada sea mayor de 45 años con discapacidad, o que sea una mujer contratada en un puesto con presencia mayoritariamente masculina. También se podrá alcanzar esta cuantía en el caso de contratar a un mujer que lleve más de 24 meses desempleada después del nacimiento o adopción de un hijo.

Por otro lado, la subvención podría aumentar hasta los 7.500 euros para otra serie de colectivos especialmente vulnerables como mujeres con discapacidad; víctimas de violencia de género o mujeres mayores de 45 años que sean desempleadas de larga duración.

En el caso de que cualquiera de estas contrataciones se haga a tiempo parcial,  la cuantía de la subvención se reducirá proporcionalmente en función de la jornada, con una reducción máxima del 50%.

El borrador también contempla subvenciones de 2.250 euros al año para el empleador por cada persona trabajadora de su plantilla que se beneficie de medidas de conciliación, hasta un máximo de 9.000 euros por negocio y año.  

Ayudas de hasta 5.500 euros por transformar contratos en indefinidos

Asimismo, la transformación  de contratos temporales en indefinidos, incluidos los contratos formativos, se subvencionará con un importe de referencia de hasta 4.000 euros, excepto en supuestos en los que el contrato que se convierta a indefinido sea el de un empleado con discapacidad.

De este modo,  por norma general, se incentivará con 4.000 euros "la transformación en indefinidos de contratos temporales, incluidos los contratos formativos", salvo que la transformación se realice con personas trabajadoras con discapacidad, en cuyo caso la subvención será de 5.500 euros. 

El Gobierno está dispuesto a dar mayores incentivos a la contratación si el empleador es un autónomo