lunes. 18.01.2021

ES UN LOGRO HISTÓRICO PARA LOS AUTÓNOMOS DEL CAMPO

El Gobierno facilitará a las pequeñas granjas la venta directa de sus productos

Foto cedida por UPA.
Foto cedida por UPA.

El Gobierno ya permite que los autónomos del campo, como ganaderos o productores avícolas, puedan vender directamente sus productos al cliente. Ahora se facilita aún más este proceso pues no tendrán que pasar por intermediarios. Se trata de un logro "histórico" para el sector.

El Gobierno facilitará a las pequeñas granjas la venta directa de sus productos

El Gobierno aprobó este miércoles en Consejo de Ministros un Real Decreto que regula y flexibiliza la aplicación de determinadas disposiciones de la Unión Europea (UE) en materia de higiene alimentaria y que cambia la comercialización de productos alimenticios

La nueva norma afecta a los autónomos del campo, que llevan años solicitando producir y vender sus propios productos, sin tener que pasar por ningún intermediario, incluso si acudir al matadero municipal. El sector ganadero, compuesto mayoritariamente por trabajadores por cuenta propia y pequeños empresarios, pedía controlar todos y cada uno de los procesos que hay desde su pequeña granja artesanal hasta la venta de su chorizo, su queso de cabra o su foie de pato. Ahora, y después de más de diez años de negociación, lo han conseguido

El Real decreto contempla una serie de modificaciones de la actual legislación que van a generar un impacto “muy positivo” tanto en las pequeñas granjas, que podrán dar más valor y calidad a sus productos, como en las zonas rurales donde se fomentará el emprendimiento.

Para la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), junto con Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR), las novedades introducidas en la regulación del sector son una “conquista histórica”. Para Diego Juste, director de comunicación de UPA, “llevamos más de diez años luchando para que el Gobierno autorice la venta directa a los pequeños ganaderos. De hecho, España era uno de los pocos estados europeos que no lo permitía".. Juste explicó que, “a partir de ahora, las pequeñas ganaderías podrán habilitar en sus instalaciones mataderos para crear sus propios productos y poder venderlos al cliente final”.  Además, los ganaderos podrán vender directamente sus productos en comercios, mercados o mercadillos que no estén a más de 100 kilómetros de la explotación. 

La industria se adapta a lo pequeño

La posibilidad de que los pequeños ganaderos puedan vender sus productos (carne, embutidos, quesos y demás) a sus clientes es una medida que el mundo rural siempre había reclamado. Sin embargo, y hasta ahora, tenía muchas restricciones . “Lo que ocurría es que la normativa no se adaptaba a la realidad, porque las diferentes normativas de producción, distribución y venta de productos alimentarios están muy adaptadas a la gran industria, pero no estaban pensadas para las pequeñas y medianas explotaciones ganaderas” señaló el portavoz de UPA.

Juste matizó que se trata, sobre todo, de una “cuestión de dimensiones. Para poder tener un matadero, por ejemplo, tenías que acreditar un espacio y un volumen de producción muy alto, que una pequeña granja no puede alcanzar. Por no hablar de todo el proceso burocrático, que hacía que hubiese muy pocos mataderos autorizados”. Esta situación aparte de impedir a los ganaderos vender sus propios productos, les obligaba a depender de una serie de intermediarios, como los mataderos o cadenas de distribución, que incrementaban el coste de sus productos. “Se impedía que los ganaderos y a los pequeños productores del sector avícola o cunícola, comercializar directamente sus productos” afirmó Juste.

La mujeres emprendedoras y rurales, las más beneficiadas

Sin embargo, y a partir de la aprobación del Real Decreto 1086/2020, de 9 de diciembre, la balanza se equilibra un poco más en favor del mundo rural. Ya que el Gobierno “establece ciertas medidas de flexibilidad específicas, permitiendo excepciones y adaptaciones estructurales y de funcionamiento adecuadas a su pequeño tamaño. Se permite el sacrificio de aves de corral y caza de granja fuera del matadero, estableciendo los requisitos para ello” detalla la norma.

Se trata de una modificación que “afecta principalmente a las actividades tradicionales, que se encuentran en las zonas rurales y que hasta ahora no tenían posibilidad de explotar esta línea de su negocio. Incluso, cuando muchas veces éstos eran demandados por los turistas que visitaban el pueblo” relató el portavoz de UPA. Lo que les obligaba a tener que ir a un gran matadero o meterse en la cadena agroalimentaria y comercial, y asumir las imposiciones del mercado.

Precisamente, por esta razón la modificación introducida por el Ejecutivo es tan importante para el autónomo rural: “porque le va a permitir generar una nueva línea de negocio en su actividad. Además de proporcionarle un valor añadido a su producto", aseguraron desde UPA.

La medida será beneficiosa para todos aquellos autónomos del campo que querían vender sus productos, pero tendrá una especial incidencia entre las mujeres rurales. “Las estadísticas nos dicen que son ellas las que mayor iniciativa muestran a la hora de llevar este tipo de actividades de emprendimiento en el medio rural” comentó Diego Juste. El portavoz de UPA puso de ejemplo el caso de varias autónomos que conocía que querían comercializar los productos con los que trabajan: “son criadoras de pato, que quieren vender su propio foie y que hasta ahora no podían”.

Se autoriza también la venta de leche cruda

Hasta el pasado miércoles la venta de leche cruda en España estaba prohibida. Situación que cambió con la entrada el vigor de dicho Real Decreto. “Es una novedad muy importante para los ganaderos, concretamente para las queserías, que demandaban poder vender leche cruda, porque era algo que sus clientes pedía cada vez más” apuntó Juste.

El portavoz de UPA explicó que con la venta de leche cruda, pasa lo mismo que con el pescado crudo: el problema no está en venderlo, sino en que hace falta concienciar a la gente sobre cómo debe comerse: “Se vende el pescado crudo para hacer sushi sin problema, y  a nadie se le ocurre no congelarlo antes” detalló.

No ha sido fácil de conseguir

La posibilidad de que los autónomos del campo puedan vender sus productos directamente a los consumidores no ha sido una medida fácil de conseguir. Según explicaron desde la la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha habido una cierta reticencia dentro del mundo de la industria alimentaria para permitirlo. Sin embargo, creen que “la cadena de comercialización tradicional alimentaria es muy grande y diversa. Hay grandes plataformas online, grandes cadenas de distribución y creemos que hay hueco para la venta de los pequeños productos que generen los ganaderos por cuenta propia” dijo Juste.

A su modo de ver, “hay que apoyar a los sectores que quieren emprender. Además estamos hablando de la venta de productos que están siendo demandados por los consumidores y, lo que tienen que hacer las administraciones es sentar las bases de la regulación y permitir las ventas”. Por último, Juste cree que la habilitación de este “nuevo canal de comercialización de productos ganaderos no va a perjudicar a la industria. Hay quien ha puesto la venda, antes de la herida, pero los agricultores, independientemente de si venden de forma directa o no, seguirán siendo proveedores”.

El Gobierno facilitará a las pequeñas granjas la venta directa de sus productos