lunes. 24.02.2020

HASTA FIJAR EL SALARIO EN 1.000 EUROS

El Gobierno insiste en que seguirá subiendo el SMI pero "progresivamente"

El Gobierno insiste en que seguirá subiendo el SMI pero "progresivamente"

El Gobierno "cumplirá con la palabra dada" y subirá el Salario Mínimo hasta los 1.000 euros. Sin embargo, el mensaje ha cambiado desde que PSOE y Unidas Podemos sellaron su acuerdo de coalición. Ahora, el Ejecutivo asegura que la subida será progresiva, "para no poner en riesgo a autónomos y pymes". 

El Gobierno insiste en que seguirá subiendo el SMI pero "progresivamente"

Contención y dialogo. Así se podría resumir ahora el pensamiento del Gobierno respecto al incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Su intención no ha cambiado, sigue siendo subirlo de los 900 euros recientemente aprobados a 1.000 euros. Pero ahora asegura que no lo hará en un año como recogía el programa electoral de Unidas Podemos, sino espaciado en el tiempo.

Recordemos que para que los asalariados cobren 1.000 euros mensuales por 14 pagas, el SMI alcanzaría los 1.150 euros mensuales por 12 pagas. Y, eso, parece que el Gobierno se ha dado cuenta de que es inasumible para los empleadores de este país si quiere realizarlo de la noche a la mañana. Mucho menos sin dar un vuelco a las cuentas de miles de trabajadores por cuenta propia y pequeños empresarios, que verían sus costes laborales dispararse hasta los 1.548,75 euros por mes y empleado bajo el paraguas del SMI. 

De momento, el aumento ha sido algo menor de lo que se temía. Gobierno, patronal y sindicatos pactaron a mediados del pasado mes fijar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2020 en 950 euros mensuales por 14 pagas o, lo que es lo mismo, 13.300 euros al año. Esto es un 5,5% de incremento respecto al SMI de 2019.

La subida tendrá consecuencias tanto para los empresarios como para el 41% de los autónomos con asalariados que tienen contratados a sus empleados según el SMI. Todos ellos verán aumentar sus costes laborales. En concreto, pasarán a pagar a la Seguridad Social 362,98 euros más por empleado y mes en esta franja salarial. A ello hay que sumar los 50 euros más de salario. 

Esto da un total de 1.471,31 euros de coste real, a partir de este mes de febrero, para los trabajadores por cuenta propia que tengan asalariados contratados con el SMI y supone un incremento del 29,09% respecto a lo que pagaban en 2018. Subida que ha generado preocupaciones en el colectivo de trabajadores por cuenta propia, especialmente los del sector de hostelería y comercio, donde un gran porcentaje de empleadores pagan a sus trabajadores según el Salario Mínimo.

La encuesta que elaboró la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) que trataba, entre otras cuestiones, las repercusiones que tendría el aumento del SMI en la actividad de los autónomos, reflejó un descontento generalizado por parte del colectivo. La mayoría (64,7%) estaba en contra de esta medida, que "no supone sólo un problema para los empresarios. También afecta a familias, pensionistas y trabajadores" explicó Lorenzo Amor, presidente ATA.  

El Ejecutivo ha ido virando poco a poco sus intenciones iniciales a la vista de lo que se le venía encima. El objetivo último no ha cambiado y sigue siendo el mismo que en el acuerdo Psoe-Unidas Podemos: alcanzar el 60% del salario medio, esto es, unos 1.500 euros brutos en 14 pagas. Lo que parece que van a cambiar serán los tiempos y la forma -progresiva y en el marco del diálogo con todos los actores involucrados-, para evitar daños colaterales que están vislumbrando.

Contención para no poner en riesgo a autónomos y pymes

A pesar de que la intención de subir el SMI por parte del Gobierno hasta los 1.150 euros brutos "es firme y viene recogida en el acuerdo de coalición, se hará siempre en el marco del diálogo. Sindicatos y representantes de los empresarios tienen que opinar" explicó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el primer consejo de ministros de la legislatura. Eso sí, "cumpliremos con la palabra dada" añadió, refiriéndose a la subida prevista en el acuerdo de coalición con Unidas Podemos. 

El mensaje ha cambiado en menos de un mes: se hará, pero se hará poco a poco. Según el Gobierno, para evitar que esto afecte de forma negativa al eslabón más frágil de la economía, a autónomos y pequeños negocios. En declaraciones a la Cadena Ser, la vicepresidente primera del Gobierno, Carmen Calvo, ratificó las palabras del presidente: la intención del Gobierno es incrementar el salario, “pero será de manera progresiva y asumible para no poner en riesgo a autónomos y pequeños negocios. El deseo del Gobierno es subir el SMI, que es una obligación recogida en la Carta Social europea, pero siempre con equilibrio y corresponsabilidad para que pueda ser asumida sin riesgos".

A lo largo de la legislatura

El compromiso adquirido por PSOE y Unidas Podemos en su acuerdo de coalición es llegar al final de la legislatura con un mínimo legal que sea del 60% del salario medio en España, lo que lo situaría, en principio, entorno a los 1.150 euros mensuales y 14 pagas al año.

Aunque, según declaró el presidente del Gobierno, no hay prisa. "La hoja de ruta es la que tenemos firmada,  pero los objetivos se llevarán a cabo paso a paso. El horizonte está fijado pero tenemos 1.400 días para ponerlo en marcha”.

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, celebró en este sentido que “no vaya a haber 'decretazo'" y que la subida sea progresiva. "Es muy positivo que se escuche a quien paga las nóminas y a quien las cobra, y que la decisión se haya tomado por la vía del diálogo social”. Algo que se espera que “vaya ocurriendo a lo largo de toda la legislatura”. En su opinión, la subida a 950 euros "es el daño menos malo" para los autónomos, teniendo en cuenta que los sindicatos y el Gobierno pretendían un incremento mayor.

Amor explicó que, tras los daños colaterales que se han producido por el aumento del 22,3% del pasado año sin consultar con los agentes sociales, “cualquier otra subida no nos gusta. No obstante, defendemos que el SMI tiene que aumentar y la decisión que se ha adoptado es el daño menos malo”.

El Gobierno y los sindicatos reiteran que el empleo no se verá afectado

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, incidió también la pasada semana en lo que ya venía diciendo el Ejecutivo - y, más concretamente, el Ministerio de Trabajo- en el último mes: la subida del Salario Mínimo "no afecta a la creación de empleo", conviene a la economía y consumo del país y se hará sin causar daños colaterales a los negocios. 

Las opiniones están encontradas. Por una parte, algunos organismos como el Banco de España han señalado que la subida del SMI producirá un efecto negativo sobre la creación de puestos de trabajo. Por otro, los sindicatos y el Gobierno han descartado esta tesis: Según vaticinó Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, sucederá todo lo contrario: "será un elemento positivo” que redundará tanto en el consumo como en la recaudación de la Seguridad Social.  

Sin embargo, de producirse el incremento y llegar al objetivo fijado a lo largo de la legislatura, el Salario Mínimo Interprofesional se habrá incrementado un 35,89%, desde los 735,90 de 2018 hasta los 1.000 euros. Ambas cantidades en términos de nómina neta percibida por el trabajador, ya que el coste que asumen los autónomos y empresarios es bastante superior.

El Gobierno insiste en que seguirá subiendo el SMI pero "progresivamente"