domingo. 09.05.2021

LOS EXPERTOS DICEN QUE ES "IMPOSIBLE" RESTRINGIRLO MÁS

El Gobierno introduciría "ajustes" en el cese de actividad si lo prolonga en enero

escriva-ministro
El Gobierno baraja mantener el cese de actividad para los autónomos más allá de enero pero "con ajustes".
El Gobierno introduciría "ajustes" en el cese de actividad si lo prolonga en enero

El Gobierno quiere reunirse a mediados del mes que viene con las organizaciones representativas de autónomos para retomar las negociaciones y, previsiblemente, extender las ayudas más allá del 30 de enero. Aunque, en principio, se pretende mantener la prestación por cese de actividad hasta verano, "habrá algunos ajustes seguro", confirmó recientemente el propio ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. 

Al parecer, el Gobierno no quiere dejar caer las medidas económicas, especialmente los ERTE y el cese de actividad, que están manteniendo a flote a miles de empresas y autónomos. Pero quiere adecuarlas a la situación de la pandemia y a los efectos que pueda tener la vacuna en la economía. Eso podría significar circunscribir el cese a lo que el Gobierno entienda como sectores más afectados.

En todo caso, según explicó el ministro Escrivá, en su última intervención en la sesión de control al Senado, habrá que esperar al diálogo con los agentes sociales en el que se evaluarán estas medidas, se verá cómo está el colectivo de trabajadores por cuenta propia, y se decidirá si se tienen que reajustar algunas de las ayudas.

A la espera de estas reuniones, aún queda por ver qué tipo de cambios se está planteando el Gobierno para esta posible prórroga del cese de actividad. Lo único que se sabe es que, "como se ha hecho hasta ahora con los ERTE -y las demás medidas-, se van a ir ajustando a la situación epidemiológica. De ahí el hecho de que se estén renovando siempre cada tres o cuatro meses", confirmaron fuentes de la Seguridad Social a este digital. 

Sin embargo, según apuntan los expertos, si ajustar las ayudas a la situación epidemiológica significa endurecer más los requisitos de acceso, habrá miles de autónomos que necesitan esta prestación para sobrevivir que quedarán automáticamente excluidos de ella, "porque las condiciones actuales ya son, de por sí, muy duras".

¿Qué ajustes se introducirán en las ayudas a partir de enero?

 A pesar de que el Gobierno espera que la llegada de la vacuna venga seguida de una recuperación económica, algunos expertos como Antonio Pedraza, presidente de la Comisión Financiera del Consejo General de Economistas (CGE) advirtieron que "la vacuna sólo será el principio del final de esta crisis", y que todavía hará falta tiempo para que los autónomos empiecen a notar la recuperación de la economía, especialmente aquellos que están al frente de actividades turísticas. 

Restringir por sectores o endurecer los requisitos de facturación

Precisamente por eso, una de las posibilidades que barajan los expertos en la materia es que los nuevos ajustes a los que se refirió el ministro vayan encaminados a limitar el cese de actividad tan sólo a algunos sectores que se prevea que van a tardar más en recuperarse, como ya se hizo con los ERTE por fuerza mayor, en los que el Gobierno publicó una lista de epígrafes de actividades especialmente afectadas. 

Cuestión a la que, en anteriores ocasiones, ya se opusieron las asociaciones representativas del colectivo, como la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA. Según explicó su presidente, Lorenzo Amor, sería un error focalizar la extensión de la prestación en función del sector y no de las necesidades de cada negocio, ya que en un mismo sector hay decenas de subsectores que están pasando la crisis de forma muy diferente y con necesidades muy dispares. "Hay estancos a los que les ha ido muy bien y otros a los que no les ha ido tan bien; habrá farmacias a las que les ha ido muy bien y otras a los que no les ha ido tan bien. Y cuando hablamos de ampliar la prestación por sectores tenemos un problema, y es que no todos están en la misma situación".

Otra de las opciones sería que se vuelvan a limitar todas las ayudas por cese de actividad al volumen de facturación, subiendo el límite de caída de ingresos. "Habrá que ver cómo se articulan estos ajustes, porque pedir más de un 75% de caída de facturación a los autónomos para que puedan acogerse significaría pedir directamente que cierren la persiana. Es muy difícil endurecer las condiciones porque ya son de por si muy duras", explicó Jaume Barcons, abogado laboralista de la gestoría Barcons.

Para los expertos, a estas alturas, ya es "imposible" restringir más de lo que está la prestación por cese de actividad. "No sé si el Gobierno se refiere a limitar más las ayudas pero lo que es seguro es que, si se endurecen los requisitos, habrá muchos autónomos que necesitan de verdad la prestación y que se van a quedar fuera de ella", advirtió  Barcons.

Posibles ajustes para mejorar la prestación

Actualmente, hay tres modalidades principales de ayudas por cese de actividad: para autónomos de temporada, con grandes caídas de ingresos u obligados a cerrar por las restricciones. "Quiero pensar bien e imaginar que los reajustes a los que se refirió el Gobierno irán encaminados precisamente a lo contrario, es decir, a matizar algunos puntos que generan confusión y a recuperar otros que se quedaron en el tintero en la anterior extensión. Sinceramente, veo imposible restringir más el acceso a las ayudas", explicó José Carlos Piñero, director del Área jurídica de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

De hecho, para el experto, "en todo caso debería ser al revés: creo que habría que cambiar algunas condiciones que están impidiendo el acceso a muchos autónomos que lo necesitan. No se puede denegar una prestación a autónomos de hostelería porque se les permita vender a domicilio, como ocurrió hace unos meses; o prohibir, como todavía sucede, la prestación a autónomos por el simple hecho de no haberla percibido antes de junio", explicó Piñero.

Por ello, el director jurídico de ATA cree que "el Gobierno tendrá una oportunidad de oro en enero para aprender de los errores y hacer una prestación más justa que, por ejemplo, redefiniendo lo que es un autónomo de temporada, ampliando los marcos temporales que ahora mismo son muy estrictos y que dejan fuera a la mayoría de los autónomos con negocios marcados por la estacionalidad. O para corregir el requisito de haber percibido la prestación durante el estado de alarma, para que no se deje fuera a trabajadores por cuenta propia a los que les iba bien en esa temporada o estaban cobrando otra prestación,  y que ahora sí necesitan acceder al cese de actividad".

Las ayudas se podrían extender hasta verano

El comienzo del verano sería el horizonte que se ha marcado el Gobierno como punto de inflexión, en el que habría una parte suficiente de la población vacunada y ya se podría empezar a plantear una cierta reactivación económica. Según Escrivá, "el sistema de hibernación" se va a seguir manteniendo "en el primer semestre del año" y  hasta principios de verano, cuando "se tenga una inmunidad de la mitad del rebaño" para volver a una situación de normalidad suficiente. 

Al ser preguntado, en el Foro Nueva Economía, por la extensión de los ERTE más allá del próximo 31 de enero, que es cuando finalizan, Escrivá respondió que “la medida durará lo que tenga que durar, porque es una política que creemos que ha funcionado bien y la vamos a mantener hasta el final”.  En este sentido, explicó que, aunque se dialoga semanalmente con los agentes sociales, será a mediados de enero cuando se intensifiquen las negociaciones para abordar su extensión. 

Sin embargo, algunas asociaciones de autónomos llevan semanas advirtiendo sobre la "asfixia" que sufre el colectivo y la necesidad de poner en marcha medidas adaptadas a esta segunda ola de la pandemia.. Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA,  reconoció  en las últimas valoraciones de los datos de empleo del mes de noviembre que los mecanismos de protección están funcionando y que si no fuera por los ERTE y ayudas de cese de actividad "hubiéramos tenido una hecatombe en los datos de afiliación y empleo".

Por ello, instó al Gobierno a reunirse cuanto antes, sin esperar al último minuto como sucedió otras veces, para "poner en marcha nuevas prórrogas en ERTE y ayudas por cese".

El Gobierno introduciría "ajustes" en el cese de actividad si lo prolonga en enero