Domingo. 16.06.2019

EN EL FUTURO SE FINANCIARÁ VÍA IMPUESTOS

El Gobierno mantendrá la tarifa plana de 50 euros a los autónomos

El Gobierno mantendrá la tarifa plana de 50 euros a los autónomos

El Gobierno va a mantener la tarifa plana de cotización de 50 euros vigente para los autónomos, así como las bonificaciones existentes para los doce meses siguientes a su duración de un año. Así lo ha adelantado la ministra de Trabajo y Seguridad Social Magdalena Valerio a los agentes sociales a la espera de hacérselo saber a las organizaciones de autónomos. Sin embargo, el Ejecutivo va a estudiar cambiar su fuente de financiación ya que ahora son bonificaciones que paga la Seguridad Social. En un futuro estas ayudas se cubrirán a través de los impuestos y serán los Presupuestos Generales del Estado de cada año los que financien esta reducción en las cuotas. Desde la implantación de la tarifa plana en 2013 se han beneficiado de la misma un total de 1.302.854 trabajadores hasta abril.

El Gobierno mantendrá la tarifa plana de 50 euros a los autónomos

El Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez va dando sus primeros pasos en una de sus promesas estrella, el saneamiento de las finanzas de la Seguridad Social para lograr la sostenibilidad del sistema público de pensiones. A tal fin, primero desde la oposición y ahora en el Gobierno, el PSOE siempre ha defendido que hay que repasar en profundidad la política de bonificaciones e incentivos del organismo. Uno de estos incentivos es, sin lugar a dudas, la tarifa plana de 50 euros de la que disfrutan los autónomos en su primer año de actividad. Ésta se va a mantener, según el Ministerio de Trabajo, habida cuenta del éxito de la medida, con lo que los autónomos que la disfrutan y los futuros emprendedores pueden estar tranquilos.

Lo que sí pretende el Gobierno, y así se lo transmitió Magdalena Valerio a los líderes de los sindicatos y de las organizaciones empresariales en la reunión que mantuvieron en La Moncloa hace unos días con el presidente Pedro Sánchez, es analizar un  posible cambio en su financiación. En la actualidad, la reducción de las cuotas al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) es un ingreso que deja de percibir la Seguridad Social. Con el objetivo de que este organismo no pierda ingresos, sería el Estado, a través de los Presupuestos Generales de cada año, quien sufragaría la tarifa plana a la Seguridad Social. Pasarían a ser entonces bonificaciones en las cuotas más que reducciones, pero este cambio de nombre no afectaría en nada a quienes se ven beneficiados. 

Desde el 1 de enero de este año, fecha de entrada en vigor plena de la Ley del Trabajo Autónomo, los autónomos personas físicas que se den de alta en 2018 y que coticen por la base mínima, tienen derecho a una cuota al RETA de 50 euros durante un año. Pasados los 12 meses, los siguientes seis meses la bonificación es del 50% de la cuota, con lo ésta queda en 137,97 euros mensuales, y en los otros seis siguientes se bonifica el 30% y la cuota queda en 192,79 euros mensuales. 

Coste y beneficio

La introducción de la tarifa plana en las cuotas de los trabajadores autónomos ha tenido y tiene un coste para la Seguridad Social, por un lado, y unos beneficios para los trabajadores autónomos por otro. También para aquellos que retoman su actividad después de un tiempo pues la actual Ley de Autónomos permite que se beneficien de la tarifa plana de 50 euros si han transcurrido tres años desde que disfrutaron de la reducción o, si no lo hicieron, al cabo de dos años desde que dejaron la actividad por cuenta propia, aspecto éste que los socialistas también quieren mejorar según se puso de manifiesto en el III Foro de Emprendedores y Autónomos, celebrado recientemente.

El pasado mes de abril, el Gobierno de Mariano Rajoy contestó a una pregunta del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados sobre el coste para la Seguridad Social de la tarifa plana y la respuesta fue que, desde que su puso en marcha en el año 2013, éste ha sido de algo más de 2.000 millones de euros. Los últimos datos de un ejercicio cerrado, el de 2017, arrojan un coste de 485 millones de euros.

Sin embargo, el efecto de la tarifa plana en cuanto a creación de empleo es enorme. En la misma respuesta, se informó que el total de beneficiados desde 2013 y hasta abril pasado es de 1.302.854, incluyendo en esta cantidad a los jóvenes incluidos en el Sistema de Garantía Juvenil. En diciembre de 2017 había 185.841 más trabajadores autónomos que en diciembre de 2012, con lo que el aumento de las afiliaciones al RETA ha sido del 6,58%.

En cuanto a los cinco primeros meses de 2018, la evolución del número de autónomos no ha podido ir mejor. Hasta el 31 de mayo se habían producido 57.022 nuevas afiliaciones al RETA, lo que resulta una media de 380 trabajadores por cuenta propia cada día. Se ha marcado todo un récord pues es el mejor registro en los cinco primeros meses del año, que ha situado el total de autónomos en España en 3.257.336. Es evidente que la tarifa plana de 50 euros ha tenido mucho que ver en estos aumentos y así lo han reconocido tanto las autoridades como las propias asociaciones de autónomos. La reducción en la cuota al RETA también es vista como una ayuda en la lucha contra la economía sumergida. El presidente de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) Lorenzo Amor ha manifestado en varias ocasiones que la ampliación a un año de la tarifa plana fijada en la actual Ley hará aflorar un total de 250.000 empleos por cuenta propia.

El Gobierno mantendrá la tarifa plana de 50 euros a los autónomos