viernes. 30.10.2020

LA MEDIDA IRÍA EN LOS PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO

El Gobierno podría bajar los impuestos a los pequeños negocios antes de fin de año

El Gobierno podría bajar los impuestos a los pequeños negocios antes de fin de año

El Gobierno prevé aprobar antes de que finalice el año 2020 la bajada de impuestos a autónomos y pymes que prometió en su acuerdo de coalición.

 

El Gobierno podría bajar los impuestos a los pequeños negocios antes de fin de año

El Gobierno tiene cerrado ya el 80% de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y prevé aprobarlos antes de que finalice el año 2020. A falta de ese 20% que queda por consensuar, la ministra de Hacienda y portavoz del Estado, María Jesús Montero, confirmó el pasado martes que los presupuestos se presentarán al Congreso para su aprobación a lo largo del mes de octubre.

Esto supondría que la rebaja de un 25% a un 23% en el Impuesto de Sociedades (IS) para los autónomos y pymes, que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos (UP) incluyeron en su pacto de coalición, podría aplicarse antes de que finalice el año. Fuentes del Ministerio de Hacienda confirmaron a este medio que dicha bajada impositiva es una de las medidas que, con casi total probabilidad, ya estén incluidas en el 80% de los presupuestos que están cerrados. 

Es más, las mismas fuentes explicaron que la rebaja de impuestos  "ya iba incluida en la presentación de los presupuestos de 2019. Pero, como no salió adelante, no se pudo aplicar dicha bajada". Tal y como adelantó Montero, en una entrevista concedida a este medio, “no tiene sentido que las pymes paguen un tipo efectivo del Impuesto de Sociedades superior al de las grandes empresas”, explicó la ministra de Hacienda.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también incidió en varias ocasiones en la necesidad de “equilibrar los tipos soportados entre las grandes corporaciones y los pequeños negocios”. Y, al parecer, a día de hoy el Ejecutivo mantiene la misma idea. “Los impuestos deben subirse para las grandes corporaciones, que siguen teniendo tipos en el Impuesto de Sociedades inferiores al 10%. Mientras que los autónomos societarios y los negocios más pequeños -con menos beneficios- pagan más”.

Rebaja del 25% al 23% en el Impuesto de Sociedades

El acuerdo de coalición progresista entre PSOE y Unidas Podemos se firmó el pasado 30 de diciembre de 2019 en el Congreso de los Diputados. Tanto el Partido Socialista como Unidas Podemos, realizaron una serie de promesas en las últimas elecciones que fueron después recogidas en ese pacto de coalición. Una de las más importantes para autónomos -societarios- y pymes es la bajada del Impuesto de Sociedades, acompañada de otras reformas fiscales.

El acuerdo prevé, por un lado, subir el IRPF a las rentas altas -hasta un gravamen máximo del 47% para los contribuyentes con ingresos por encima de los 130.000 euros y del 49% para los que ingresen más de 300.000 euros-; y gravar el impuesto de patrimonio y endurecer la llamada fiscalidad verde -cuestión que ya se ha empezado a poner en marcha a través del impuesto al plástico, que entrará en vigor de aquí a un año-.

Por otro lado, ambas formaciones prometieron una rebaja sobre el Impuesto de Sociedades del 25 al 23% para las pymes, que todavía está pendiente. También estaba previsto bajar los impuestos de los productos de primera necesidad a la gente trabajadora y a los autónomos. "Ofreciéndoles, a estos últimos, cuotas proporcionales a lo que facturan, y persiguiendo el fraude fiscal", según recogía el programa de Unidas Podemos y se trasladó al acuerdo de coalición.

Punto 10.2. Acuerdo de coalición PSOE-UP: Aumento de la progresividad del sistema fiscal

Impuesto de sociedades

1. Se reformará garantizando una tributación mínima del 15% de las grandes corporaciones, que se ampliaría hasta el 18% para las entidades financieras y empresas de hidrocarburos.

2. Se limitarán las exenciones de dividendos/plusvalías de sociedades por su participación en otras sociedades, reduciendo en un 5% las referidas exenciones, en concepto de gastos no deducibles en el impuesto, de gestión de la participación que mantiene la matriz en la filial, como prevé y permite la Directiva matriz-filial.

3. Estableceremos mejoras en la fiscalidad para las PYMES, de modo que aquellas sociedades que facturen menos de un millón de euros pasen de tributar de un tipo de gravamen del 25% al 23%.

Previo a los presupuestos, el techo de gasto

Como es habitual, antes de la presentación en el Congreso de los PGE, el Gobierno tiene que aprobar el techo de gasto para 2021 -límite del gasto de las Administraciones Públicas-, junto con los objetivos presupuestarios de déficit y deuda pública hasta 2022. La ministra de Hacienda incidió también sobre esto en su ultima aparición pública, y explicó que “la idea es presentar el techo de gasto a finales de septiembre o a principios de octubre, como tarde”.

No obstante, el hecho de que aún no se haya presentado el techo de gasto a 23 de septiembre, puede constituir un retraso no sólo para comenzar a recabar el apoyo de otros grupos parlamentarios, sino también para poner en marcha las primeras fases de la tramitación de los presupuestos. El techo de gasto se negocia de forma paralela a los Presupuestos, por lo que es preciso cerrar primero el borrador que preparan la titular de Hacienda y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, para poder volver a sentarse con los grupos. Esto complica el objetivo del Ejecutivo, que sigue siendo poder aprobar los objetivos de déficit antes de que acabe el mes.

¿Es cierto que las grandes empresas pagan menos?

El tipo nominal del Impuesto de Sociedades (IS) es el mismo para todos los negocios. Sin embargo, el tipo efectivo - el porcentaje que acaba pagando la empresa después de deducciones- varía mucho según el tamaño del negocio. Según el sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), "los grupos consolidados tributaron entre 2007 y 2016 con un tipo del 6,37%, frente al 16% de las pymes". En 2018 -últimos datos que maneja la entidad-, las grandes empresas tributaron por un tipo medio de un 5,69% de sus beneficios mientras que las pymes lo hicieron al 15,14%.

“Y es aquí donde está la clave de la cuestión, en las deducciones”, explicó Joan Torres, presidente de la Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales (FETTAF)- Aunque la ley es clara y "todas las empresas, sean grandes, medianas o pequeñas están sujetas al mismo Impuesto de Sociedades- cosa diferente es el IRPF, que va por tramos y aumenta porcentualmente para las rentas más altas- no todas pagan lo mismo debido a las deducciones”, añadió el presidente de la FETTAF.

El problema es que dichas herramientas de deducción están, casi siempre, "sólo al alcance de unas pocas empresas con la envergadura suficiente como para llevar a cabo determinadas acciones de internacionalización o de investigación que dan derecho a deducciones en el Impuesto de Sociedades", aclaró el presidente de FETTAF. A lo que se refiere Torres es a incentivos como el de I+D+I (Investigación Desarrollo e Innovación), que es "la deducción más habitual a la que suelen acceder los grandes conglomerados”.

Los expertos proponen un IS progresivo

Precisamente por esa diferencia Torres propone que “el impuesto sea progresivo, como pasa con la renta. Si se quiere ayudar a los pequeños negocios, debería imponerse un tipo progresivo en el Impuesto de Sociedades, de manera que si sus beneficios son de 10.000 euros, tributasen al menor tipo, y a partir de 150.000 o 200.000 euros ya tributen al 25%”, explicó el experto fiscalista.

Para el presidente de la FETTAF, esta rebaja que propone el Gobierno “se queda corta. Al final, son dos puntos menos, que donde se va a notar de verdad es en grandes empresas, porque mueven mucho dinero. Pero, para los pequeños negocios, será sólo un pequeño alivio”.

Torres comentó que el Estado “debe tener más empatía con los más pequeños. Hay muchas pequeñas sociedades que tributan únicamente 20.000 euros y tienen que pagar el mismo tipo que aquellas más grandes que quintuplican sus beneficios. Si quieren que haya justicia tributaria no necesitan rebajar el Impuesto de Sociedades, sino regular que se paguen tipos distintos en función de lo que se genere”, concluyó el presidente de la FETTAF.

El Gobierno podría bajar los impuestos a los pequeños negocios antes de fin de año