Ya no sería universal

El Gobierno propone subir la tarifa plana a 70 euros y excluir a los autónomos que ganen más de 1.126 euros al mes

La propuesta del Gobierno para reformar las cotizaciones de los autónomos incluye un cambio en la bonificación de la cuota al inicio de la actividad, la llamada tarifa plana. Subiría a 70 euros mensuales. Además, sólo podrían disfrutarla los emprendedores con rendimientos netos menores o iguales a 1.125,9 euros.

 

La tarifa plana aumenta a 70 euros en la propuesta de cotización del Gobierno.
Muchos autónomos podrían quedar fuera de la tarifa plana.
El Gobierno propone subir la tarifa plana a 70 euros y excluir a los autónomos que ganen más de 1.126 euros al mes

Con la propuesta de cotización por ingresos reales del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones la bonificación durante dos años de la cuota por inicio de la actividad, o tarifa plana, puede verse modificada sustancialmente. Según el planteamiento que el ministerio hizo llegar a las distintas organizaciones de autónomos, sólo los trabajadores por cuenta propia con rendimientos netos inferiores1.125,90 euros podrán acogerse a esta ayuda que bonifica el 80% de la cotización durante los dos primeros años de actividad y que, en la base mínima, supone un abono de 60 euros al mes. En estos momentos, la tarifa plana acoge a todo los autónomos independientemente de sus beneficios, De aprobarse esta propuesta, dicha cuota mínima además se incrementaría hasta los 70 euros mensuales y dejaría fuera a todos aquellos emprendedores que superen los ingresos anteriormente mencionados. 

La tarifa plana que puso en marcha el Gobierno en 2013 es una bonificación en la cuota de los autónomos cuyo fin es impulsar el trabajo por cuenta propia, ayudar a los que comienzan una actividad y tardan en obtener unos ingresos. En el escenario que plantea la nueva propuesta de cotización por ingresos reales propuesta por el Gobierno, aquellos trabajadores por cuenta propia que superen la barrera de los 1.125,90 euros al mes en sus dos primeros años de actividad, deberán pagar a la Seguridad Social una cuota de 351,90 euros a partir de 2023, y no disfrutarían de la tarifa plana. Por ejemplo, si un emprendedor decide darse de alta bajo el marco definido en el borrador del ministerio en 2026, y sus ingresos superan los 1.125,90 euros, no tendría tarifa plana como hasta ahora y pagaría de cuota entre 351,90 euros y 535,50 euros al mes lo que le supondría tener una nómina real para su familia de entre 600 y 800 euros mensuales.

“Falta por leer la letra pequeña, actualmente sólo tenemos las tablas de cotización y no sabemos que se va a modificar respecto a esta bonificación. Si es tal y cómo refleja la proposición actual del ministerio, los tramos superiores al SMI excluirían de la tarifa plana a miles de autónomos al iniciar su actividad”, valoró Alberto Ara, abogado laboralista. No obstante, el experto aseguró que aún es demasiado pronto para conocer cómo se ejecutará la cotización por ingresos reales. “Hasta que no se consoliden las reuniones seguiremos con incertidumbre. Además, tendremos que ver las modificaciones y leyes que surjan con respecto a las mismas. De ser de este modo, no beneficiará a los autónomos ni al emprendimiento”, explicó el abogado.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) explican que, al no estar esta propuesta cerrada, negociarán para que esta situación excluyente de la tarifa plana no afecte a los autónomos. No obstante, una de las cuestiones que más preocupa al colectivo es el tiempo y forma de aplicación de la cotización por ingresos reales. “El problema surge en el primer año de actividad. No todos los autónomos se dan de alta en enero ¿Y si lo hace en julio?¿Qué año fiscal comprobarán para saber si puede o no acogerse a la base de cotización en la que se incluye la tarifa plana?¿En los primeros 5 meses o el segundo completo?, se plantean desde ATA. Además, el colectivo cree que, de ser así, la nueva cotización “desincentivará el emprendimiento”. Además, “si se observa la tabla, estos autónomos van a estar sobrecotizando. Porque hasta que pasen realmente nueve años y empiecen a cotizar por sus rendimientos netos, van a verse obligados a pagar más cuota. De hecho, la cuota en 2023 sólo baja un 4% para los autónomos en tramos inferiores al SMI", añadieron desde ATA. 

Algunas comunidades autónomas ya se plantean ayudar al margen a todos sus emprendedores

A pesar de que muchos autónomos piensen que la tarifa plana supone pagar 60 euros al mes, o 70 si se aplica el borrador de cotización por ingresos reales, en realidad, esa cuantía es el resultado de aplicar una reducción de su base de cotización mínima durante dos años. A nivel estatal, esta bonificación sería del 80% el primer año en todos los tramos de cotización, del 50% el primer semestre del segundo año, y del 30% los seis meses restantes. Sin embargo, algunas autonomías han decidido ampliar este periodo e incluso reducir la cuota mínima a 30 euros para algunos colectivos como jóvenes o municipios despoblados.

Este es el caso de Andalucía, donde ya se han planteado que la noticia del posible aumento de la tarifa plana no afecte a sus autónomos. La directora general del Trabajo Autónomo y Economía Social de la Junta de Andalucía, Susana Romero, aseguró que el territorio andaluz asumirá los costes del incremento definido por parte del Estado. “Tendremos que reajustar nuestros cálculos para que los autónomos que inicien su actividad en Andalucía sigan pagando lo mismo por la tarifa plana. En cualquiera de los casos, nosotros asumiremos la diferencia de este incremento a pesar de que para la Junta de Andalucía sea más caro . Queremos defender a los trabajadores por cuenta propia que apuesten por emprender y que estos aumento no repercuta en ellos en un momento clave como es el inicio de su actividad”, explicó Romero.

Aunque aún es pronto y la propuesta de cotización por ingresos reales sigue pendiente de negociaciones, varias autonomías como Andalucía también extienden en un año la bonificación por tarifa plana. Lo que aún no se sabe es si dicho incrementó también repercutirá o será asumido por la comunidad como en el caso andaluz. Actualmente, los trabajadores que decidan darse de alta en el RETA en Madrid, La Rioja, Castilla y León, Canarias, Asturias o Murcia podrán ampliar este periodo. No obstante, cabe destacar que cada uno de estos territorios aplica dicha ampliación ya sea reduciendo la cuota, con ayudas de inicio de actividad o ampliando los meses de disfrute de esta prestación.

Esta no es la primera vez que se intenta excluir a algunos colectivos de autónomos de la tarifa plana

La presunta exclusión o segmentación de aquellos emprendedores que coticen por encima del SMI, independientemente de su actividad, no es el primer caso donde la tarifa plana dejó fuera a algunos colectivos de autónomos. Ya hace más de un año que los autónomos societarios tienen reconocido el derecho a acogerse a esta bonificación, pero esto no fue siempre así. Tras la creación en 2013 de esta ayuda al inicio de actividad, sólo los autónomos que se hubiesen dado de alta como persona física podían acceder a la tarifa plana. Sin embargo, la Tesorería General emitió en septiembre de 2020 un cambio de criterio que vino a dar la razón a miles autónomos miembros de sociedades mercantiles que se había dado de alta en los últimos años y a los que la Administración les denegaba sistemáticamente el acceso a esta bonificación en su cotización a la Seguridad Social. Por ello, es importante destacar que todos los nuevos autónomos que se den de alta como miembros de una sociedad mercantil, ya tienen reconocido de oficio el derecho a acogerse a la tarifa plana.

El Gobierno propone subir la tarifa plana a 70 euros y excluir a los autónomos que ganen más de 1.126 euros al mes
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad