lunes. 26.07.2021

EN BASE A TRES CRITERIOS

El Gobierno publica el reparto definitivo de los fondos para que las CCAA ofrezcan ayudas directas a los autónomos

presidente-ccaa
El Gobierno ya ha hecho público el reparto definitivo de los fondos que le corresponderán a cada comunidad autónoma para pagar las ayudas directas a los negocios más afectados, en base a tres criterios.
El Gobierno publica el reparto definitivo de los fondos para que las CCAA ofrezcan ayudas directas a los autónomos

Las comunidades autónomas ya saben exactamente cuánto dispondrán para distribuir las nuevas ayudas directas entre los negocios más afectados por la crisis. Hacienda ha hecho público el reparto definitivo de los 7.000 millones de euros en subvenciones a las autonomías, que serán las encargadas de pagar a sus trabajadores por cuenta propia, en base a los requisitos fijados por el Ejecutivo.

Este medio digital pudo realizar un avance hace unos días este reparto porque la asignación de estos fondos se ha realizado en base a tres criterios, que son los mismos que utilizó Europa para pagar a los estados miembro y, a su vez, también los que siguió el Gobierno para abonar a las autonomías los fondos regionales REACT-EU: impacto de la pandemia, desempleo y PIB. Como era de esperar y ya pronosticó este medio digital, los territorios más beneficiados por las transferencias serán los que mayor número de autónomos y empresas concentran, pero también los que más dependen del turismo nacional e internacional.

A pesar de ello, para la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), el reparto de los fondos para ayudas directas del Real Decreto Ley 5/2021 genera una gran distorsión entre los autónomos de diferentes comunidades autónomas. Según afirmó Lorenzo Amor, presidente de ATA, la asignación "no es equitativa". Y, aunque  “los autónomos van a poder acceder en las mismas condiciones y por igual en las comunidades, es posible que con este reparto en algunas escaseen los recursos y en otras ‘sobren”.

De hecho, sólo entre cuatro comunidades,  Andalucía (alrededor del 21%); Cataluña ( entorno al 19%), Comunidad de Madrid (14,2%) y Comunidad Valenciana (13,8%), se  concentrarán casi el 70% de los 5.000 millones de euros destinados al primer compartimento -que incluye a todas las comunidades, excepto los archipiélagos-.

Cabe recordar que, como novedad, a la hora de considerar las necesidades de las distintas empresas y territorios para asignar los fondos, el Gobierno decidió otorgar una mayor cantidad de recursos a las Islas Baleares y Canarias, ya que "resulta evidente el impacto diferencial de la pandemia sobre ellas, debido al alto peso del sector turismo en los archipiélagos", según apuntó la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, tras la rueda de prensa posterior a la aprobación de las ayudas.

Por ello, la nueva línea de 7.000 millones de euros a las empresas y autónomos de sectores más afectados tiene dos compartimentos: "un primer compartimento de 5.000 millones de euros para todas las comunidades y ciudades autónomas, salvo Canarias y Baleares, a repartir con los mismos criterios que se estableció en los fondos de REACT-EU - impacto de la pandemia, desempleo y PIB". Y, por otro lado, " un segundo compartimento con 2.000 millones de euros para empresas de Canarias y Baleares, atendiendo así al mayor peso en su economía de los sectores más afectados por la pandemia", añadió Calviño.

Lo que recibirá cada CCAA para repartir a sus autónomos

Más allá de la excepción en el reparto que se ha llevado a cabo con Canarias y Baleares, por lo demás, los criterios de concesión han sido los mismos que marcó Europa. Según explican desde Moncloa, la asignación se ha hecho "atendiendo a los mismos indicadores y con la misma ponderación que tienen en la asignación del fondo REACT EU, solo que actualizados a la fecha de publicación del Real Decreto-ley".

Así pues, se han tenido en cuenta los siguientes criterios: 

  • Dos terceras partes de su importe se distribuyen según el peso relativo del indicador de renta de cada comunidad autónoma y Ciudad, que mide la caída del PIB en 2020 moderado en función de la prosperidad relativa de cada una de ellas. El indicador de renta de cada comunidad y ciudad es la cifra resultante de dividir el peso relativo de cada entidad territorial en la caída del PIB de 2020 en relación con 2019 entre su respectiva prosperidad relativa, medida a través de su renta per cápita respecto de la renta per cápita nacional.
  • Dos novenas partes del importe se distribuyen según el indicador de desempleo, que considera la media ponderada entre el peso de la comunidad autónoma y Ciudad en el total de parados registrados en enero de 2020 y su contribución al incremento del paro registrado nacional desde el 31 de enero y hasta final de ese ejercicio.
  • Una novena parte de su importe se distribuye conforme al indicador de desempleo juvenil (16-25 años) que, análogamente al criterio anterior, considera la media ponderada entre el peso de la comunidad autónoma o Ciudad en el total de jóvenes parados registrados en enero de 2020 y su aportación al incremento del paro juvenil registrado a lo largo del año pasado en todo el país.

En función a estos criterios, así ha quedado definitivamente el reparto de los fondos:

  • Primer compartimento: 5.000 millones de euros a todas las CCAA, excepto los archipiélagos

260321-tabla1

  • Segundo compartimento: 2.000 millones de euros sólo a Canarias y Baleares

260321-tabla2
Las ayudas podrían llegar a los autónomos en verano

Así, según informan desde el Gobierno, el Ministerio de Hacienda efectuará la transferencia de estos recursos a cada comunidad autónoma y a las Ciudades de Ceuta y Melilla dentro de los diez días siguientes en que adquiera eficacia el convenio que se celebre con cada uno de estos territorios.

Así mismo, el Gobierno ya avanzó el plazo en el que prevé que los autónomos empiecen a cobrar las nuevas ayudas directas. Si bien las transferencias a las comunidades, que son las encargadas de repartir estas subvenciones, se harán a lo largo del mes de abril, las autonomías tendrán todavía que abrir las convocatorias, fijar los plazos de solicitud y pagar a cada beneficiario la cuantía que le corresponda, entre los 3.000 y los 200.000 euros fijados por ley.

Es probable que la intermediación de las autonomías, como es lógico, retrase un tiempo más de lo que cabía esperar el proceso. No obstante, según apuntó la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero en una entrevista a la Cadena Ser, se espera que los autónomos "ya estén cobrando durante el verano".

A partir de abril, que es cuando se realizará la transferencia de los 7.000 millones de euros, la pelota estará en el tejado de cada autonomía, y dependerá de la gestión de los Ejecutivos regionales que estas ayudas lleguen con mayor o menor celeridad a sus autónomos. Tampoco hay que olvidar que el número de empresas afectadas y potenciales beneficiarios no será el mismo en las islas o la costa, que en otras comunidades como, por ejemplo, País Vasco o Aragón, por lo que esto también podría afectar a la rapidez con la que las autonomías paguen las ayudas a sus negocios.

La apertura de convocatorias empezará probablemente en mayo. Y a partir de ese momento, "la perspectiva de poder recibir las ayudas, y conocer las cantidades que les corresponden, ya será un balón de oxigeno para las empresas de cara a acudir a las entidades financieras u otros entornos con ese compromiso de los diferentes gobiernos", aseguró la ministra de Hacienda.  

El Gobierno publica el reparto definitivo de los fondos para que las CCAA ofrezcan ayudas directas a los autónomos