jueves. 26.11.2020

PARA QUE COMPLEMENTEN SU JUBILACIÓN

El Gobierno quiere que los autónomos se integren en el fondo de pensiones público que se creará en 2021

Uno de los objetivos para el 2021 del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones es la creación de un fondo de pensiones público al que podrán acogerse los trabajadores autónomos para complementar su jubilación.

El Gobierno quiere que los autónomos se integren en el fondo de pensiones público que se creará en 2021

Entre los planes que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quiere iniciar una vez se aprueben los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE), se encuentra una idea novedosa: la creación de fondo público, gestionado por una o varias empresas privadas, que serviría para mejorar la cobertura de las pensiones en España. Se trata de la puesta en marcha de sistema complementario a la prestación por jubilación que ofrece la Seguridad Social que permitiría a todos los trabajadores, incluidos muy especialmente los autónomos, tener un plan de pensiones respaldado y con garantía del Estado.

Aunque por el momento son muy pocos los aspectos que se conocen de este este nuevo modelo de previsión pública -rentabilidad, deducciones, etc-, la creación de este fondo es uno de los tres objetivos que recoge en el Plan Presupuestario del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y que presentó Escrivá el pasado viernes. Con él busca potenciar la utilización de sistemas complementarios de pensiones en el país.

Según explicó el ministro, su creación viene a raíz de las recomendaciones realizadas tanto por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF), como de la Comisión del Pacto de Toledo -ésta es la número 16 -. “Tenemos una doble recomendación y por eso nos estamos moviendo en esa dirección. Estamos dando pasos importantes con su inclusión en estos presupuestos” apuntó Escrivá. 

Las principales características del fondo: flexibilidad

En concreto, el Gobierno planea crear un fondo de pensiones público, pero que será gestionado y custodiado por una entidad independiente. “Para crearlo abriremos un proceso de concurrencia competitiva para poder elegir aquella entidad gestora y depositaria que nos ofrezca las mejores condiciones, en función de las políticas que queremos conseguir” dijo Escrivá.

En este sentido, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones adelantó que los planes de pensiones a través de este fondo público tendrán “comisiones muy bajas, puesto que en el mercado ya existen productos con comisiones muy altas”.

Asimismo, también aludió a que el fondo gozará de "simplicidad, seguridad y rentabilidad. Son tres elementos que forman parte del diseño del fondo y que tienen que asegurarse para llegar al mayor número posible de personas. Y hace que realmente sea un instrumento poderoso de la previsión social complementaria” insistió Escrivá.

Otro de los aspectos importantes que destacó del fondo fue la “flexibilidad entrada y salida en el plan. Sobre todo porque queremos que permita entrar a todos aquellos agentes económicos que realmente en estos momentos no tienen cobertura directa, ya sean autónomos, pymes o funcionarios públicos de distinta naturaleza”. Se trata de una característica importante, dado que normalmente este tipo de productos de ahorro a largo plazo sólo se pueden rescatar si suceden circunstancias muy específicas como paro, invalidez,...y suelen ser bastante rígidos. 

En principio, sería para todos los trabajadores

Según explican fuentes cercanas a la Comisión del Pacto de Toledo – quien encomendó al Ejecutivo su creación-, el fondo estaría en un principio pensado para ser utilizado por todos trabajadores pero especialmente por los autónomos.  

Escrivá detalló que “España tiene un déficit desde el punto de vista de porcentaje de la población cubierta por sistemas complementarios de pensiones”. Y expuso que suelen ser las rentas altas quiénes, por norma general, hacen uso de estos planes de pensión complementarios. Su objetivo es, a través la creación de una versión pública del producto, incentivar el número de contribuyentes que acuden a ellos.

Para ello propuso, junto a la creación del fondo, tres ejes de actuación. El primero, está enfocado a la reducción sustancial de los costes de gestión. “Pensamos que para que estos productos sean utilizados tiene que haber una sustancial reducción de los costes de gestión” dijo Escrivá. A su juicio, las comisiones que tienen este tipo de productos de ahorro en el ámbito privado suelen ser “altas”, haciendo que los planes de pensión sean “un producto caro”.

Impulsar los planes colectivos

El segundo objetivo del ministro es aumentar la utilización de los planes complementarios de pensiones entre la población. Todas estas nuevas líneas de actuación del Ministerio tienen un objetivo primordial y es “conseguir que (estos productos de previsión social) cubran a un mayor número de personas. Hay colectivos y agentes económicos a los que no le están llegando estos planes de pensión complementarios” señaló el ministro.

En este sentido, hay que destacar que la normativa actual permite a las empresas ofrecer a sus trabajadores planes de pensiones colectivos. No obstante, se trata de un mecanismo complementario al que muy pocos empleados y menos autónomos individuales tienen acceso por muchas razones, entre ellas los costes de gestión mencionados anteriormente y el poco conocimiento que se tiene de sus ventajas en las pequeñas empresas. Razones por las que el Ministerio quiere, además de reducir los costes de gestión (primer eje) potenciar su creación en los pequeños negocios y de manera colectiva en los sectores, gremios y conjuntamente en actividades donde tradicionalmente se agrupan autónomos. De tal forma, que una misma actividad, como por ejemplo los talleres, puedan acogerse a un plan de pensión complementario específico de su actividad.

Precisamente, y unido ello se encuentra el tercer eje, que está enfocado al diseño de un nuevo incentivo fiscal dirigido a impulsar este tipo de instrumentos de manera colectiva en detrimento de los individuales. De hecho, entre los planes presupuestarios del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se encuentra también una reducción de las exenciones de los planes privados. 

De tal forma, que los 8.000 euros de desgravación de los planes individuales pasan a ser 2.000 euros. En este punto, el Partido Popular presentó un voto particular a esta propuesta, pues consideran que debería implementarse una vez se hayan desarrollado del resto de ejes, al considerar que reducir en un 75% las desgravaciones puede ser muy negativo.

Tendrían 12 meses para ponerlo en marcha

La disposición adicional número 40 de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que presentó el Gobierno hace menos de una semana, establece que una vez aprobados los PGE, el Ejecutivo tendrá 12 meses para “presentar un proyecto de ley sobre fondos de pensiones públicos de empleo en el que se tribuya a la Administración General del Estado capacidad legal para su promoción” como establece la norma,

En este sentido, Escrivá aseguró durante su presentación que “tendremos que legislar. No solamente tendremos que hacer una norma para desarrollar el fondo como exigen los PGE, sino que tendremos que modificar la ley de regulación de los planes y fondos de pensiones. Asunto para el que estamos trabajando conjuntamente y estrechamente con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital”.

El Gobierno quiere que los autónomos se integren en el fondo de pensiones público que se creará en 2021