miércoles. 02.12.2020

EL PLAN CUENTA CON 140.000 MILLONES DE EUROS

El Gobierno quiere destinar el 17% de los fondos europeos que consiga al emprendimiento

El Gobierno pretende destinar un 17% de los 140,000 millones de euros que ha solicitado a Bruselas para la recuperación económica de España al emprendimiento y la digitalización. Serían alrededor de 23.800 millones. 

El Gobierno quiere destinar el 17% de los fondos europeos que consiga al emprendimiento

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia es la hoja de ruta que ha elaborado el Gobierno para salir de la crisis económica generada por la Covid-19. Un proyecto a largo plazo que, en principio, contaría con un presupuesto de 140.000 millones de euros que podría recibir España de los fondos del Plan Next Generation EU (el Fondo de Recuperación que ha creado la Comisión Europea para ayudar a los Estados miembros) en los próximos años. De estos fondos, alrededor de 72.000 millones de euros serán desembolsados en forma de transferencias y el resto a través de préstamos.

Un apoyo europeo que irá destinado en un 17% al emprendimiento y a la digitalización de los pequeños negocios. Así lo anunció el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española, este jueves en Valencia.

23,8 millones de euros para emprendimiento y digitalización

Sánchez explicó que el Plan de Recuperación cuenta con diez políticas tractoras -u objetivos-, a las que se destinarán estos fondos europeos, en función de su prioridad. Uno de ellos es la modernización y digitalización del tejido industrial, junto con el impulso de la Estrategia España Nación Emprendedora. Aparte de la digitalización del tejido productivo, Sánchez hizo especial mención a la importancia de fomentar el emprendimiento para salir de la crisis: “tenemos una Estrategia que hemos llamado ‘España Región Emprendedoray es un objetivo, a mi juicio, de la máxima urgencia, para mejorar nuestra competitividad internacional”, aseguró.

“La quinta política tractora es la modernización de todo nuestro sistema productivo desde los parámetros de digitalización”, detalló Sánchez. Que indicó que el futuro proyecto se centraría “en especial en nuestras pequeñas y medianas empresas, que son muy pequeñas, están muy atomizadas y tenemos que escalarlas para que puedan seguir exportando y ganando en competitividad”. Una digitalización que en un principio no sólo estaría dirigida a los sectores más tecnológicos o industriales, sino también al turismo.

Ambos objetivos forman parte del quinto punto de los diez que tiene el Pan de Recuperación y al que tienen previsto dedicar “ni más, ni menos que el 17% del conjunto de fondos”, comentó Sánchez, que serían aproximadamente unos 23.800 millones de euros. Se trata de uno de los porcentajes de destino de los fondos euros más altos, junto con la formación (un 18% de los fondos) y el pacto por la ciencia y la innovación (un 17%).

Modernizar la Administración y cambios en el régimen fiscal

A pesar de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no dio más detalles sobre cómo se iba a desarrollar el punto número cinco del Plan de Recuperación y cómo iba afectar a los trabajadores autónomos, emprendedores y pequeños negocios, sí que comentó otros aspectos de la hoja de ruta que tendrían un impacto directo en el colectivo.

Entre ellos, se encuentra la digitalización de la Administración pública. El objetivo de Moncloa es conseguir que todas las administraciones regionales se modernicen para “adecuarlas a los criterios y a los parámetros del siglo XXI, para que actúe la justicia en tiempo y forma y también como motor de los cambios tecnológicos”, comentó el presidente. Además de potenciar la innovación "acompañando en consecuencia al sector privado y creando nuevos modelos de negocio”.

La modernización de la Administración es clave para los pequeños negocios, muy especialmente para los emprendedores, que se ven envueltos en una burocracia que les frena durante sus primeros años de actividad. Un objetivo del plan al que destinará el 5% de los fondos.

Otra de las políticas tractoras, la décima concretamente, es la modernización del sistema fiscal para un crecimiento inclusivo y sostenible. Según explicó Sánchez, es necesario “renovar nuestro sistema fiscal tras la pandemia, incorporando algunos de los mecanismos que ya se están poniendo en marcha en la Unión Europea”. Aunque el presidente no dio más información sobre cómo se llevaría a cabo esta actualización, sí que adelantó que dentro de poco se va a poner en marcha “una comisión de expertos para crear un sistema fiscal nuevo que nos permita enfrentarnos al mundo que vendrá tras la pandemia”. 

Asimismo, también destinará el 1,1% de los fondos al impulso de la industria de la cultura y el deporte. Dentro del Plan también se encuentra: la agenda urbana y rural y lucha contra la despoblación (16% de los fondos), la creación de infraestructuras y ecosistemas resilientes (12%); la transición energética justa e inclusiva (9%), para posicionar a España como líder de la renovación energética a escala global y la economía de los cuidados y políticas de empleo (6%).

El Gobierno quiere destinar el 17% de los fondos europeos que consiga al emprendimiento